Inicio  >  Blog  >  Actualidad
¿Qué es la Leishmania y cómo tratarla en perros?
15 Jul

¿Qué es la Leishmania y cómo tratarla en perros?

¿Te estás preguntando qué es la Leishmania? En nuestro post te contamos todo lo que necesitas saber sobre esta enfermedad.

Índice

¿Tú perro ha padecido esta enfermedad? ¿Tienes miedo de que pueda ser contagioso? En este POST te contamos todo para que sepas qué es la Leishmania y cómo tratarla en caso de que tu amigo can la haya contraído.

Qué es la leishmania

La Leishmania es una enfermedad infecciosa muy común en España, la cual se produce por un protozoo que se transmite a través de un tipo de mosquito del género Phlebotomus, llamado flebótomo. Esta enfermedad puede afectar tanto a roedores, como cánidos y humanos, aunque el principal huésped son los cánidos.

Es muy común en España debido a la gran cantidad y gran proliferación del insecto que lo transmite, debido en gran parte al clima mediterráneo, el cual es ideal para que esté viva y se reproduzca.

Qué perros son más propensos a padecerla

La Leishmaniosis canina afecta a todas las razas de perro, pero se diagnostica con mayor frecuencia en razas grandes, ya que al permanecer mucho tiempo en el exterior es más probable que acabe siendo infectado por la picadura del insecto.

Pero esto no quiere decir que todos los perros que presenten Leishmania vayan a enfermar, cualquier perro puede tener Leishmania y no desarrollar la enfermedad.

El parásito puede aparecer tanto en machos como en hembras.

La edad es un factor importante a tener en cuenta, ya que hay ciertos períodos de la vida de un perro en la que son más propensos a desarrollar la enfermedad. El primer periodo sería hasta los 3 años y el segundo a partir de los 7 u 8 años de edad, por lo que los perros suelen desarrollar más la enfermedad cuando son menos inmunocompetentes, es decir, en las dos etapas anteriormente mencionadas. Entre los 3 y los 7 años son más inmunocompetentes, por lo que en esa etapa de su vida son más resistentes a la enfermedad.

¿Cómo se transmite la enfermedad?

El protozoo de la Leishmaniosis suele presentar dos estados morfológicos dependiendo del huésped:

  • Promastigote: de forma alargada, con flagelo y móvil que vive dentro del tracto digestivo del mosquito.
  • Amastigote: de forma redondeada e inmóvil, que vive dentro de algunas células de los seres vertebrados, como los perros.

Los mosquitos al chupar la sangre de un perro con Leishmania se infectan porque ingieren los macrófagos llenos de amastigotes y una vez que llegan a su intestino se transforman en promastigotes y se multiplican. Si al cabo de unos días este mosquito infectado pica a otro perro, le transmite el parásito pudiendo causarle la enfermedad.

Síntomas

Los síntomas que puede producir esta enfermedad son muy diversos. Normalmente produce lesiones de piel y problemas hepáticos y renales. Algunos de los síntomas que con mayor frecuencia suelen aparecer son:

Síntomas generales

  • Anorexia (pérdida de apetito)
  • Pérdida de peso no justificada
  • Decaimiento
  • Crecimiento exagerado de las uñas
  • Hiperqueratosis (engrosamiento de la capa externa de la piel)
  • Epistaxis (sangrado nasal)
  • Cojeras
  • Infartación (aumento de tamaño) de los ganglios linfáticos
  • Polidipsia (bebe más agua)
  • Poliuria (orina más cantidad)

Síntomas en la piel

  • Caída del pelo
  • Descamación
  • Úlceras
  • Caída de pelo alrededor de los ojos
  • Lesiones costrosas en las orejas
  • Mal aspecto del pelo. Sin brillo y se cae más de lo normal

Síntomas oculares

  • Conjuntivitis
  • Queratitis (inflamación de la córnea)
  • Uveítis (inflamación de parte interna del ojo)

Síntomas digestivos

  • Vómitos
  • Diarreas

Diagnóstico y pronóstico

Si ves en tu perro alguno de estos síntomas es fundamental que lo lleves al veterinario lo antes posible para que le hagan las pruebas pertinentes y haga una correcta interpretación del diagnóstico según los resultados obtenidos.

Hay que tener claro que, aunque su perro presente alguno de los síntomas anteriormente mencionados y se encuentre el parásito no quiere decir que este sea el causante de dichos síntomas.

Hay varias técnicas para su diagnóstico como son:

  • Visualización directa por punción en médula ósea (principalmente en la costilla) o en ganglio.
  • Biopsia de piel
  • Serología (medición del nivel de anticuerpos)
  • PCR (valoración de la existencia del parásito)

El pronóstico dependerá del grado en que estén afectados los órganos durante el diagnóstico. Los perros que son diagnosticados y tratados antes de que haya lesiones graves, tienen mayor esperanza de vida.

Es recomendable hacer un test anual, generalmente en otoño, que es la época en la que cesa la actividad del insecto y así hacer un diagnóstico temprano.

En caso de que su perro dé positivo en Leishmaniosis, el veterinario deberá de hacer un análisis y decidir si tratarlo o no, dependiendo de si hay síntomas o no. De todas maneras, se implementará un control al perro para mantenerlo vigilado y que la Leishmania no produzca graves problemas.

Tratamiento

Los fármacos que normalmente se usan para tratarlo se dividen en tres grupos:

  • Los que actúan directamente sobre el parásito como leishmanicidas, los cuales lo destruyen, o los leishmaniostáticos que impiden su multiplicación.
  • Los que no actúan directamente sobre la Leishmania , sino que modulan o regulan la respuesta inmunitaria alterada durante el curso de la enfermedad.
  • Los que actúan como apoyo para reducir y curar las lesiones orgánicas que haya podido provocar la leishmaniosis.

En los tratamientos se usan generalmente varios fármacos. Algunos de estos fármacos pueden ser los Antimoniales pentavalentes, el Alopurinol, la Aminosidina y la Pentadimina, la Anfotericina B y sus derivados liposomales, el Ketonazol y el Metronidazol y los inmunomoduladores .

¿Es posible que mi perro me contagie la Leishmania?

No, es prácticamente imposible que tu perro te contagie la Leishmania directamente, pero sí indirectamente, es decir, tiene que haber un vector que lo transmita como el flebótomo. Si un flebótomo pica a tu perro infectado o a otro perro que esté infectado, el insecto te puede picar a ti después y pasarte el parásito a tu organismo. Básicamente el insecto hace de puente entre tú y el parásito, lo mismo para los perros y demás animales.

Prevención y control

Es muy importante que en cuanto se tenga constancia o sospecha de que tu perro padezca Leishmaniosis se trate inmediatamente, ya que aparte de cuidar la salud de tu amigo perruno también puedes evitar que el parásito se expanda a otros perros o humanos.

Actualmente no hay ninguna vacuna efectiva contra la Leishmaniosis, por tanto, el método más efectivo será tratar de evitar que tu perro tenga el menor contacto posible con el vector.

Recomendaciones para prevenir la Leishmaniosis

  • Evitar que los perros duerman al aire libre
  • Evitar paseos en las horas punta de actividad del insecto (atardecer/amanecer)
  • Uso de mosquiteras
  • Uso de productos repelentes

Si te ha gustado este Post sobre qué es la Leishmania, no dudes en visitar otros POST de nuestra página web.

En Global Mascota disponemos de varios packs ahorro en oferta para prevenir posibles enfermedades como la Leishmania comentada en este Post u otros muchos tipos de enfermedades. Ahora que ya sabes qué es la Leishmania y cómo tratarla, anticípate evitando que el perro sea picado, por lo que estos productos repelentes son fantásticos para repeler a los insectos.



Deja un comentario

COMPARTIR