Inicio  >  Blog  >  Actualidad
Mi perro se mea en casa por la noche
02 Feb

Mi perro se mea en casa por la noche

Tienes problemas porque tu perro no aguanta toda la noche sin hacer pis.▷ Estas situaciones son frecuentres.♥ Con pequeños cambios se consiguen grandes logros

Índice

Mi perro se mea en casa por la noche 

Todos saben que las mascotas hacen parte de la familia. En especial, los perros traen incontables beneficios para la salud psicológica, son buenos para los niños y en algunos casos son un elemento de protección en el hogar. 

Algunos días seguro que te has encontrado con una sorpresa en casa notando que tu perro se ha orinado en casa por la noche, lo que en efecto provoca malestar en la convivencia cuando es una conducta frecuente o si el animal tiene una rutina de ir al baño definida.

Crear un sistema de hábitos en los perros es una de las principales razones por las que las mascotas cumplen ciegamente las normas de coexistencia en una casa, desde la alimentación y los paseos hasta los turnos para ir al baño.

Todas y cada una de las órdenes que se le dan al perro están orientadas a que aprenda su lugar en el núcleo familiar, aunque en ocasiones puede que esa línea se aleje un poco y por ejemplo amanezca el suelo con orina de tu perro sin causa aparente.

El hecho de que el perro haga sus necesidades en casa por las noches sugiere que pueden presentarse problemas y que deben atenderse lo más pronto posible para detectar cualquier malestar en su mascota. 

Quédate con nosotros. Aquí te vamos a explicar las principales causas que pueden explicar este pequeño problema y te daremos alternativas a solucionar estos contratiempos.

woman-petting-adorable-dog_(1).jpg

Principales causas de esta condición

Las causas que originan esta condición en los perros pueden ser muy diversas, por lo que será necesario descartar cualquier enfermedad o conducta intencionada por parte de tu mascota. 

Recuerda que el aprendizaje para los perros trasciende al tema del respeto hacia su amo. Los métodos más efectivos para los perros, sobre todo en su etapa de cachorro, se relaciona con las recompensas con que se les enseñe, sea una golosina o una caricia por su buen desempeño. 

Las siguientes son las causas más comunes por las que su mascota pueda estar originando esta conducta.

  • Falta de una rutina adecuada: Con los perros, todo es repetición y recompensa. Con estos 2 elementos garantizamos que se fije en la conducta del animal todas las dinámicas que queremos implementar con ellos. 

Por eso, cuando no le proporcionamos al perro en etapa de cachorro o cuando llega al hogar que le acoge una rutina clara, se confundirá y hará lo que le dicte su instinto, como ejemplo mearse al lado de una maceta o en cualquier otro lugar.

  • Los paseos duran poco: Los perros tienen necesidades muy específicas en relación a su forma de convivencia con los humanos. Si el dueño es una persona con muchas ocupaciones y no le dedica el tiempo suficiente para que su mascota se desenvuelva, olfatee, haga sus necesidades fuera de casa, el perro se verá obligado a hacerlo cuando vuelva.
  • Problemas relacionados con la vejez: otro factor decisivo en este tipo de conductas es que el animal tenga una edad de vida avanzada y se le haga difícil contener la orina o esperar a que sea su hora de paseo. También se puede evidenciar un problema orgánico de funcionamiento.
  • No tiene un espacio adecuado para descansar: está comprobado que los perros, cuando se estresan o tienen episodios de ansiedad se orinan, sean razones evidentes o no para el dueño. No es recomendable que se encierre al perro por las noches o cambiarle la rutina de forma abrupta porque es causante de este tipo de conductas indeseadas.

¿Cuánto afecta los cambios de hábitos?

Cuando te encuentres que tu mascota está saludable, que su condición de mearse no se debe a ninguna condición médica como se ha explicado y empieza de forma abrupta sin razón a marcar con su orina lugares del hogar que no son usuales o fuera de su horario, esto deberá tratarse como un problema de conducta.

Este tipo de desorientación suelen ser recurrentes en perros adultos con hábitos establecidos que se ven en una situación que les genera estrés y ansiedad en niveles que antes no habían experimentado, provocando un desorden en su conducta nada agradable. 

En el caso de los cachorros, deben pasar por la escuela de adiestramiento con su familia humana. Por eso, es más probable y previsible que se meen cuando acaban de llegar al hogar.

Ante esta situación, deben revisarse las alteraciones significativas en la dinámica de la mascota que se puedan pasar por alto, por lo que se debe determinar que es lo que ocasiona la sensación de inseguridad o estrés en el animal. Estos pueden ser desde un cambio en los horarios de paseo, disminución de ellos o falta de atención en los horarios de alimentación.

Estos cambios en los hábitos siempre afectan a la mascota, de manera que para los humanos pasan desapercibidas. Debes recordar que el perro es un animal que ha evolucionado siempre al lado del humano, sus costumbres, hábitos y comportamientos están estrechamente vinculados a las órdenes y rutina establecidas por sus dueños.

Sugerencias para evitarlo

Aunque parezca poco creíble, este tipo de conducta se debe a problemas con el proceso de aprendizaje de su mascota. 

De cualquier forma, como principal recurso para solucionar esta situación es llevar a la mascota a revisión médica para descartar cualquier enfermedad desde un fallo renal, de la próstata, incontinencia o diabetes. En caso de que no sea nada patológico, se recomiendan las siguientes acciones para corregir la desagradable sorpresa nocturna.

Debes asegurarte al adoptar un perro, cachorro o adulto, que se establezca de forma sana y consecuente su lugar dentro del hogar. Definir sus lugares de alimentación y para dormir y proporcionarle un seguimiento adecuado de sus vacunas, sus citas con el veterinario y sobre todo atender las necesidades de esparcimiento tanto dentro como fuera del hogar.

El pedigree es otra razón de estudio cuando queremos entender a una mascota desorientada. Hay razas, como Border Collie o el Papillón, que se adaptan rápidamente a cualquier espacio y estilo de vida, hacen muchos más sencillo los procesos de enseñanza. Pero, existen perros como el Dóberman a los que se recomienda adiestrar desde cachorro para esculpir su carácter pacífico, cariñoso y obediente.

Determinar y cumplir rutinas de paseo

Debe ocuparse un tiempo que garantice la armonía en la relación perro – dueño. Se recomienda paseos de distancia media y 3 veces al día con una duración aproximada de 30 minutos como mínimo. Con esto, garantiza tener una mascota sana y con estabilidad que se sentirá atendida y no incurrirá en desórdenes de conducta, como mearse de noche en la casa.

Si por cuestiones de fuerza mayor, al dueño le es imposible cumplir con este régimen de paseo, recuerda no está solo en el mundo y puede pedir ayuda a un amigo o un vecino que complemente el tiempo de paseo mientras reorganiza sus actividades y consigue darle su paseo saludable a la mascota.

Otra buena iniciativa es destinar un par de días a la semana a una hora de juego o menos y de actividad física con su mascota. Para ello, se debe tener en cuenta la edad y estado anímico del perro. 

En función de estas 2 variables se pueden descifrar las necesidad de recreación de la mascota y saber si será más o menos tiempo. Introducir juguetes para perros también aportará calidad a las sesiones semanales y las hará más gratas para su mascota.

Evitar cambios bruscos en la rutina

Los perros son mascotas susceptibles a los cambios en sus costumbres. Les afecta tanto que ocasionan desordenes en su comportamiento normal. Es imprescindible cuando se toma la decisión de mudarse de casa, cambiarlo de lugar o mover sus horarios de ir al baño que se haga paulatinamente para no causarle estrés ni ansiedad que desemboque en conductas destructivas o rebeldes.

Un ejemplo muy preciso de un cambio en la rutina del perro se puede encontrar cuando se organiza una celebración en casa. Los ruidos altos y las reuniones de muchas personas a las que no está habituada su mascota pueden ocasionar malestar o ser interpretado como algo a lo que no sabe cómo responder el animal.

Lo mejor es anticiparte a esos cambios lo más que puedas y darle un tratamiento debido. Para ello, puedes colocar al animal en otro espacio de la casa que no sea cerrado y tener un volumen de música adecuado que no vulnere su tranquilidad. Debes permitirle a tu mascota adaptarse paulatinamente a los cambios.

closeup-of-hands-petting-cute-beagle.jpg

Cuidar su alimentación

Un perro con deficiencias en su alimentación presentará no solo desórdenes de conducta, sino desgano y mala salud. Será un perro con problemas, lo que influye en el presupuesto familiar y en la convivencia. Más vale prestar atención y ofrecer a tu mascota un buen alimento que cubra todas sus necesidades proteicas, de carbohidratos y de grasas animales y vegetales que tenerlo enfermo.

Es importante no olvidar que todos los pasos en relación a una adecuada alimentación deben seguirse de la mano de un veterinario con el que se consulten inquietudes y facilite una orientación clara de las necesidades de cada raza o pedigree.

Prescindir de regaños 

No es recomendable de ninguna manera tratar de corregir esta conducta con regaños hacia la mascota. Por supuesto, debes prescindir del maltrato físico también como herramienta de corrección

La psique del perro es muy vulnerable ante los maltratos físicos y regaños, por lo que se recomienda priorizar en una enseñanza positiva, paciente y con refuerzo de las rutinas u horarios que se quieran establecer para el canino en el hogar.

En el caso que convoca este artículo, se puede decir que el hecho de que el perro se orine en las noches en la casa no se soluciona con gritos a destiempo o castigos. Recuerda además, que seguramente haya hecho esta fechoría varias horas antes y cuando le regañes, además no sabrá el motivo.

Entiende que el perro responde efectivamente siempre ante los estímulos positivos. Esto ha sido comprobado y es sostenido por profesionales de adiestramiento de perros y veterinarios que coinciden en que los premios y el acompañamiento de los humanos en la enseñanza de la mascota traerán incontables beneficios para su estabilidad mental.

Reforzar el vínculo con la mascota es de las más importantes necesidades psicológicas a atender en este proceso. Los perros son animales afables, leales y que forman vínculos muy estrechos con los humanos. Eso debe tomarse como una ventaja muy positiva a la hora de tratar conductas como la de mearse por las noches en casa. 

Por eso, deben atenderse de forma amorosa y consciente estos vínculos, mediante la recompensa de los progresos y los comportamientos positivos colocando la relación en un peldaño más alto.


Aquí tienes nuestra mejor selección de Royal Canin Royal Canin Size Nutrition

ENVÍO GRATISOFERTA
OFERTA
OFERTA
Royal canin mini puppy 4kg
23,49€ 33,56€
OFERTA
Royal canin mini puppy 8kg
39,95€ 57,07€
OFERTA
Royal canin mini adult 2kg
11,95€ 17,07€

Deja un comentario

COMPARTIR