Inicio  >  Blog  >  Actualidad
Mi perro hace ruidos como si no pudiera respirar
14 Dec

Mi perro hace ruidos como si no pudiera respirar

Para todo aquel que tenga un perro y lo escuche hacer ruidos como si no pudiera respirar, es una situación preocupante. La primera impresión que cualquiera sentiría es percibir

Índice

Para todo aquel que tenga un perro y lo escuche hacer ruidos como si no pudiera respirar, es una situación preocupante. La primera impresión que cualquiera sentiría es percibir como si su mascota se estuviera ahogando.

Es cierto que cualquier manifestación respiratoria que tenga un cánido puede significar una alarma y una visita inmediata al veterinario, pero también es verdad que hay algunas que son completamente normales y que duran apenas unos segundos, como por ejemplo el estornudo inverso.

Podría tratarse de un estornudo inverso

Y, la pregunta es ¿qué es el estornudo inverso?

El estornudo inverso es una manifestación respiratoria que combina varios sonidos al mismo tiempo: tos seca, graznidos, náuseas y resoplidos. De ahí que, escuchar a un perro haciendo todos estos sonidos simultáneamente sea tan alarmarte para su dueño, especialmente si se trata de alguien que se estrena como amo de una mascota.

Por lo general, los estornudos inversos son absolutamente normales y no representan ningún peligro para el animal. Cuando un perro tiene un episodio de estornudo inverso se recomienda dejar que el animal lo viva de lo más tranquilo, porque es un evento que apenas debe durar cuando máximo 2 minutos.

Sin_título7.png

Causas estornudo inverso

Son varias las causas que producen un estornudo inverso, pero principalmente, tienen su origen en los espasmos o contracciones provocadas por la irritación de la garganta

Los estudios han confirmado que cuando los perros sufren de una irritación del paladar blando pueden tener un episodio de estornudo inverso. Esa irritación provoca que los perros aspiren de forma violenta el aire hacia el interior, en lugar de salir hacia el exterior.

Además de los sonidos respiratorios que hacen los perros cuando tienen un episodio de estornudo inverso, se podrá observar en ellos algunos otros síntomas como, por ejemplo, la adopción de una postura y la búsqueda de un lugar cómodo para pasar este momento. 

Los veterinarios llaman a esa postura “ortopneica”, porque se ve al perro tratando de separar sus extremidades y haciendo movimientos para estirar el cuello.

Otras causas de ruidos extraños respiratorios en los perros

Además del estornudo inverso, existen otros sonidos respiratorios que emiten los perros y que por lo general pueden tener algún origen patológico o provocado por el entorno.

Por ejemplo, los ácaros pueden hacer que un can tenga un episodio de estornudos. Asimismo, cosas tan normales como beber agua o comer apresuradamente, tirar de su correa, la emoción por alguna situación en particular pueden ser desencadenantes de esta situación.

Hay que revisar siempre que el animal no tenga ningún objeto extraño en la garganta.

Por supuesto, los virus y algunos factores ambientales pueden hacer que los perros sufran de alergias e irritaciones de su aparato respiratorio, que también son causas para que tenga un evento de estornudo inverso.

Vigilar la frecuencia

Es importante observar la frecuencia con la que el animal tiene este tipo de afección porque si son recurrentes lo mejor será llevarlo al veterinario para descartar cualquier anormalidad.

Existen perros que son más propensos a padecer un estornudo inverso, o por lo menos, en ellos los síntomas son más dramáticos y evidentes. Hablamos de las razas que presentan defectos anatómicos en la nasofaringe como por ejemplo, los Sharpei, Carlino, Bulldog Inglés o el Bichón maltés, a los cuales se les conoce como perros braquicébalos.

Perros braquicéfalos ¿Qué son y cómo identificarlos?

El mundo de los animales es tan amplio como el de los humanos y, la ciencia se ha encargado de realizar estudios específicos que han llevado a los hombres a entender un poco más sobre cómo funciona la vida animal.

El término braquicéfalo se refiere a una característica anatómica que está presente, principalmente, en los perros de razas pequeñas

Esta característica se evidencia en el achatamiento del hocico que va acompañada de pliegues faciales. Fundamentalmente, se trata de perros que tienen un cráneo de proporciones acortadas. La palabra “braqui" quiere decir "acortado" y "céfalo" proviene del vocablo "cabeza".

Entre los de raza pequeña destacan los pequineses, mientras que las razas grandes están representadas por uno de los mejores perros guardianes que existe, el bóxer, ambos son razas braquicéfalas. En esta categoría también entran los Cavalier King, Charles Spaniel, Pug Chino (Carlino) Lhasa Apso y Shih Tzu.

La tos perruna ¿Cuándo se convierte en un problema?

La tos es un sonido respiratorio que surge de manera repentina, tanto en perros como en humanos y que busca librar aire estancado en las vías respiratorias. Es algo absolutamente normal que surja en determinados momentos. No obstante, cuando se vuelve persistente hay que consultar a los especialistas.

La tos en los perros suele ser seca y forzada. De ahí que provoque angustia en los dueños de estas mascotas. Por lo general, cuando un perro tose de forma repentina está tratando de liberar el aire de su garganta y despejar sus vías respiratorias.

Científicamente, a la tos perruna se le conoce como traqueobronquitis infecciosa o rinotraqueitis. Esta enfermedad afecta las vías respiratorias superiores de los perros y, aunque suele ser benigna, es muy contagiosa entre los animales, pero no de perros a humanos.  

Origen de la tos perrera

Las causas de la tos perruna son diversas, pero la mayoría de los casos de contagio tienen su origen en virus como la Parainfluenza, algunos  microorganismos como Bordetella bronchiseptica y el Adenovirus Canino-2. 

Todas estas enfermedades afectan los bronquios, la laringe, la tráquea, cuerdas vocales y cavidad nasal de los perros. En los casos graves puede desencadenar neumonía.

Este tipo de tos se contagia muy fácilmente cuando los perros están en las perreras. De ahí que se le conozca con ese nombre, pero igualmente los perros pueden sufrir tos perruna como consecuencia de un episodio grave de estrés o por exposición constante al frío y al humo del tabaco.

El calor

El calor es otro de los detonantes para que los perros tengan episodios de problemas respiratorios, especialmente tos. 

Los meses de verano influyen en la aparición de algunas enfermedades respiratorias de los canes, esto se debe, no solo a la alta temperatura del ambiente, sino también al hecho de los perros son expuestos a condiciones que muchas veces son desfavorables para ellos como por ejemplo, baños en el mar, el río o la piscina y exposición constante al aire condicionado. 

Aparte, que durante la época de calor los perros suelen tener un bajón en sus defensas

Síntomas

Cuando los perros hacen ruidos como si no pudieran respirar es normal que sus dueños se alarmen. Por eso, hay que documentarse un poco sobre cuáles son los problemas respiratorios más comunes en estos animales y estar alerta a los síntomas que acompañan esos “ruidos” del perro.

Por ejemplo, un perro afectado por la tos perruna tendrá síntomas evidentes de estornudos, secreción nasal y ocular. Por supuesto, tendrá una tos seca que en ocasiones le obligue a hacer un esfuerzo superior. El motivo de este síntoma es que la tos se origina en la garganta produciéndole una carraspera muy seca que le provoca al animal arcadas e incluso el vómito.

En este punto, el dueño de un animal que tenga una tos seca debe estar atento al estado de ánimo de su perro. Si actúa con normalidad después del episodio de tos no hay problema, pero si el dueño comienza a notar que su perro está triste y decaído significa que probablemente tenga fiebre. La apatía en los canes es un signo de que algo no está bien en ellos.

¿Cómo saber si tu perro tiene fiebre?

Los signos más evidentes de que un perro tiene fiebre son: nariz caliente y seca, apatía, sueño, pérdida de apetito, secreción nasal, temblores, diarrea y malestar general. Los perros adultos suelen tener una temperatura normal entre 38.5ºC y 38.9ºC, a partir de los 39ºC se considera que un perro tiene fiebre. Si la temperatura del animal se eleva a 41ºC debe ser motivo de alarma para su dueño.

woman-petting-adorable-dog.jpg

Prevención y vacunación

Si eres el dueño de un perro siempre querrás que esté sano, fuerte y alegre, para eso debes estar atento ante cualquier cambio en el temperamento de tu perro. 

Lo segundo más importante es ser prevenido ante cualquier situación. En este punto se destaca la obligación de vacunar a los perros. Es muy importante vacunarlos porque las vacunas son garantía para evitar enfermedades mortales.

Un perro que tenga una vida social muy activa como, por ejemplo, que participe constantemente en  concursos caninos o que deba quedarse en una guardería especial para perros, debe estar vacunado para evitar un posible contagio de tos de las perreras.

Hoy en día, hay muchas vacunas que protegen a las mascotas frente a diferentes infecciones respiratorias. La mayoría son vacunas con elevada eficacia por lo que los dueños de los perros deben sentirse tranquilos. Para esto, la consulta con el veterinario es el primer paso.

Por supuesto, también juegan un papel fundamental en la prevención de enfermedades caninas. Una alimentación de calidad, una higiene adecuada y todas las atenciones necesarias que necesita un perro para estar feliz y sano.

Otras enfermedades respiratorias que afectan a los perros

Los perros también se resfrían y, al igual que en los humanos, con apenas algunos cuidados en pocos días pasa el malestar. No obstante, existen otras enfermedades respiratorias que afectan a los canes y que pueden ocasionarle problemas en sus bronquios y en los pulmones.

La mayoría de estas enfermedades no son graves y son la causa de que un perro haga ruidos como si no pudiera respirar. Es decir, la mayoría de los ruidos raros que hacen los perros están ligados a su aparato respiratorio. De ahí, la importancia de observar bien los síntomas que presenta el animal.

Una enfermedad respiratoria grave que afecta a estos animales es el enema pulmonar, que es una de las patologías catalogada como crónica. En ocasiones, es muy difícil de diagnosticar. Esta enfermedad requiere de tratamientos largos y muchos cuidados.

Es importante saber que cuando un perro presenta una enfermedad respiratoria grave se mostrará con poca energía y se le verá con signos evidentes de desmejora como por ejemplo, Tos seca o productiva, respiración ruidosa, taquicardia, náuseas, intolerancia al ejercicio por más mínimo que este sea, anorexia, fiebre, entre otros.

Todas las razas de perros pueden sufrir de resfriados, gripes, bronquitis, neumonía, asma y edema pulmonar, que son las principales patologías respiratorias que afectan al mejor amigo del hombre. 

En cualquiera de los casos lo principal es permanecer alerta ante la aparición de cualquiera de los síntomas. Estas enfermedades pueden empezar por simples golpes de calor, de frío y humedad, por contagios de virus, exposición en ambientes poco saludables, cambios violentos de su entorno, gripes mal curadas, corrientes de aire, exposición a la lluvia y a temperaturas extremas y poco frecuentes para él. 


Aquí tienes nuestra mejor selección de Perros

OFERTA
OFERTA

Deja un comentario

COMPARTIR