Inicio  >  Blog  >  Actualidad
Mi perra sangra y no está en celo
15 Feb

Mi perra sangra y no está en celo

¿Qué pasa si tu perra sangra y no está en celo? ▷ ¿Tienes que llevarla al veterinario? Que tu perra sangre puede ser por diversos motivos. ♥Entra para saber más

Índice

Para las personas que tienen perritas saben lo adorable que es tener una mascota con sus características de compañera en el hogar. Al igual que los machos, son leales y cariñosos pero cuentan con el añadido de que el instinto protector que tienen está más desarrollado. Para fortuna de quienes tienen a hembras conocen de la capacidad de cuidado que ellas desarrollan hacia sus dueños.

Cuando tu perra sangra en condiciones no habituales, es decir cuando no está en celo, debes ocuparte en atender esta condición que en algunos casos puede resultar de riesgo para la vida de tu mascota. 

El sangrado normalmente se asocia a la llegada del celo. Esta es la única razón por la que pueden verse algunas manchas rojas en el suelo. De lo contrario, debes preocuparte por conocer las razones por las que se produce este sangrado atípico. 

Queremos saldar tus inquietudes si tienes de compañera una perra y quieras conocer todos los detalles para prestar atención a cualquier novedad. Por supuesto, debes apoyarte con tu veterinario de confianza a fin de recibir una orientación más completa

¿Cómo es el ciclo del celo?

El periodo de celo en las perras da comienzo a su ciclo reproductivo normal. Esta etapa forma parte fundamental del desarrollo de tu mascota, dado que a partir de ese momento tu mascota podrá mantener relaciones con otro perro y procrear tiernos cachorros de su propia estirpe. 

Haciendo un paréntesis, a pesar de que el celo sea un poco incómodo tanto para nosotros como para el animal, debe apreciarse lo interesante del instituto animal y de la alegría que traerá al hogar tener cachorritos más aún si tienes hijos pequeños.

Según cada raza de perra, el celo se manifestará en un ciclo u otro. Por ejemplo, en las razas pequeñas el primer celo se evidencia entre los 5 y 8 meses de edad. Por otra parte, las razas de tamaño mediano o grande es normal que empiecen su ciclo reproductivo y fértil a los 11 o 12 meses de edad de la hembra.

La duración de ambos ciclos fértiles en la perra comprende 23 días o de 2 a 4 semanas y ocurre solo 2 veces al año. Por otro lado, es importante que lleves control sobre cuando empieza el celo en tu mascota para prepararte ante su próximo ciclo reproductivo y además notar cualquier irregularidad o atraso que pueda vincularse con enfermedades crónicas o disfunciones en su sistema reproductivo.

perra-sangra.jpg

Síntomas del celo en las perras

El principal objetivo de la naturaleza y el instinto cuando una perra va a entrar en celo es aparearse, por lo que prestar atención a tu perra es la mejor forma de atender ese proceso físico y que comprendas su conducta. 

Cuando veas que orina más de lo usual, su órgano reproductor se inflama y se oscurece. Si además hay presencia de pequeñas gotas de sangre, tu perra está entrando en celo.

Además de estas manifestaciones hormonales, existen otras conductas muy particulares en las perras que, en caso de existir, podrían hacer que tu mascota quiera escaparse o aceptar a cualquier macho para cumplir los designios de la bioquímica y por descuidos termines con una camada de cachorros en tu sala o cochera sorpresivamente. Las conductas que lo indican son:

  • Si notas excesiva ansiedad en tu mascota por salir o se vuelve revoltosa.
  • Evidencias que tu perra intenta montar objetos o a personas con insistencia.
  • Tu mascota reclama más cariño y busca más caricias de lo habitual.
  • Notas que se lame con frecuencia su vulva y que además pierde el apetito o se niega a comer su alimento.
  • Los machos influenciados por las hormonas intentarán montarla.

Fases del celo en perros

El ciclo reproductivo en las perras se compone específicamente de 4 etapas simples, cada una de estas debe llevarse a cabo en un ciclo normal que conlleve a la reproducción. Te explicamos cada uno para que consigas identificar cualquier cambio en la conducta de tu mascota.

  • Proestro: En esta primera etapa que perdura durante entre 6 y 15 días se manifiesta el primer sangrado. La hembra estimula a los machos con sus feromonas y estos sentirán la necesidad de montarla pero la perra los rechazará por no estar preparada. Como consecuencia, tu perra gruñirá, intentará morder y escaparse de cualquier macho que se le acerque.
  • Estro: Es el celo propiamente dicho y se manifiesta durante 5 a 15 días aproximadamente, es cuando tu perra ovula y es más fértil. Esta etapa coloca la posibilidad de que tu perra se quede preñada si así lo deseas. En caso contrario, debes tomar las previsiones para que no se escape o pasearla en zonas donde no abunden los machos.
  • Diestro: En esta etapa, tu mascota no está receptiva de ninguna forma a los machos, ni ellos en ella. Tiene una duración de entre 2 a 5 meses y tu perra retoma su estado natural, no debe sangrar o presentar otro síntoma anormal.
  • Anestro: Esta fase es la última del ciclo. Dura 4 meses y es conocida como etapa de reposo dependiendo de cada animal y de su ciclo. En caso de que quieras esterilizar a tu mascota, este es el momento recomendado, pero antes consulta con tu veterinario.

Consideraciones que debes tomar 

En caso de que quieras que tu mascota tenga crías pronto debes considerar que no es recomendable en su primer celo. Las razones son sencillas: su organismo no está preparado aún para llevar la carga de un parto con las garantías necesarias.

Por otro lado, en su primer ciclo no han madurado suficiente los órganos reproductivos, lo que puede causarle traumas psicológicos, altos niveles de estrés y terminar por rechazar a sus cachorros. Las probabilidades de que tu perra sufra problemas en el parto si queda preñada en su primer ciclo son altos, por lo que te aconsejamos evitarlo a toda costa y esperar al ciclo siguiente.

En relación a las estaciones del año para la llegada del celo en tu perra, no son momentos específicos o que se puedan calcular con exactitud. pero por lo general se produce a finales de invierno e inicios de primavera. Presta mucha atención a toda muestra física o comportamiento poco habitual de tu perrita. Eso te ayudará a anticipar los cambios en el ciclo.

¿Qué cantidad de sangrado es normal? 

Lo habitual es que tu perra dé muestras de sangrado constante, con un sólido color rojo sin evidencia de pus u otras secreciones extrañas. Además, no debe presentar malestar o síntomas de enfermedad ni nada fuera de su comportamiento habitual. Sobre todo, hay que prestar especial atención en la etapa de ovulación que sangran de forma constante durante todo los 15 días. 

Por otra parte, existen productos de limpieza creados para eliminar eficazmente las manchas de sangre y mantener desinfectados los espacios. Hay otros con la finalidad de disimular las feromonas evitando que los machos molesten los paseos. Puedes adquirir a través de tiendas online unas braguitas muy coquetas con empapadores, diseñadas a medida de sus proporciones para que no ensucien.

Causas de sangrado anormal de una perra

Como ya se ha reiterado en este artículo, la única razón normal por la que tu perrita debería sangrar es por el celo. Si por contrario presenta un sangrado fuera de los ciclos de reproducción, es posible que estés en presencia de un problema médico que deba tratarse lo antes posible. Las causas de infección y anomalías más comunes te la contamos a continuación.

La Piómetra o hiperplasia endometrial quística o (HEQ) es una infección de útero que es grave y coloca la vida de tu mascota en riesgo de no atenderse. 

Es causada por presencia de bacterias en la vulva que durante el celo ascienden al útero. Los síntomas para detectarla son: sangrados con pus por la vulva de tu mascota, apatía, inapetencia, abdomen hinchado, fiebre, diarrea, deshidratación y pérdida de peso considerable.

A pesar de que existen 2 formas de piómetra, la de cuello abierto y cerrado, debe realizarse un diagnóstico rápido con el fin de confirmarla. Esta tiene una mayor prevalencia en perras adultas, que ya han presentado varios celos y han tenido cachorros.

La metrorragia es un tipo de sangrado anormal que se produce entre ciclos reproductivos y que como primer síntoma demuestra sangrado vaginal vulvar, producto de la acumulación de sangre estéril en el útero.

Neoplasia o tumor en la zona vulvar. Esta es una condición que se presenta cuando la perra ha presentado infecciones en su útero generando formaciones tumorales en algunos casos visibles. 

Las neoplasias, aunque son poco frecuentes, se desarrollan con más facilidad en hembras mayores. Debes prestar atención si tu mascota orina constantemente, se lame la zona de la vulva o presenta la zona inflamada.

El sangrado por infección de orina se presenta cuando la mascota presenta infección urinaria. Su sintomatología empieza cuando tu perra se esfuerza por orinar, aumenta los intentos de ir al baño o cuando va solo hace unas pocas gotas acompañadas de sangre. Esto le causa ardor, malestar y fiebre.

sangra-mi-perra.jpg

¿Cómo prevenir que tu perra sangre? 

La prevención temprana de estas enfermedades es algo que debes considerar a la hora de atender a tu perrita. Debes Facilitarle una alimentación equilibrada, un control de vacunas sin falta y mucha agua

Otra recomendación que te podemos dar para tu tranquilidad y la salud de la mascota es la esterilización, siempre y cuando decidas que no tendrá cachorros. 

Este procedimiento en general es sencillo y absolutamente recomendable. En España, hay varios tipos de intervenciones. La principal es la ovariohisterectomía canina, un procedimiento en que le extraen los ovarios y el útero con una pequeña incisión en el abdomen. Aunque es una intervención considerada invasiva, es la más apropiada a nivel conductual y físico para la perra.

Después está la histerectomía, en la que se extirpa el útero y los cuernos uterinos, la celiotomía, laparotomía abierta y 3 de mínima invasión: la laparoscopia de un puerto (SP), la de dos puertos (TP) y la cirugía endoscópica transluminal muy recomendables por la técnica de cirugía que requiere una sola incisión y garantiza mayor precisión.

Otra forma de prevenirlas es evitar usar medicina hormonal, anticonceptiva o que este dirigida a inhibir el proceso de celo en tu mascota. Si no quieres esterilizarla, debes considerar sus implicaciones y llevar un control de los ciclos de sangrado que permite determinar si se produce un atraso o prevenir una enfermedad.

Por otro lado, el momento ideal para pensar en esterilizar a tu mascota es cuanto antes, sobre todo si no han presentado su primer celo. 

Sobre el coste de esta intervención, el precio exacto dependerá del criterio de tu veterinario y del tipo de intervención que escojas, pero oscilan entre 150 y 400 euros en las hembras, sin incluir algunos análisis de sangre pre-operatorios que están en promedio entre los 40 y 80 euros.

Otras situaciones de riesgo en los perros 

Existen otras situaciones que también pueden colocar en peligro la vida de tu mascota cuando se presenta sangrado en el area vulvar y sin causa que la justifique. 

Una de estas es si tu perra está embaraza indica que hay riesgo de aborto. En la mayoría de los casos si se atiende a tiempo no pasa de un susto, pero si tu perra no es atendida a tiempo, es muy probable que se ponga en riesgo la vida de tu mascota y la de los cachorros en gestación. 

En todo caso, las orientaciones de prevención y de cuidado que indique tu veterinario deben acatarse para evitar que tu mascota sufra de lesiones orgánicas. 

Llevarla periódicamente a sus citas médicas, tener un control de vacunas óptimo, cada cierto tiempo realizarle una ecografía abdominal para corroborar el estado interno de su útero, sobre todo darle una buena alimentación que fortalezca su sistema inmunológico y así evitar infecciones, sangrados anormales que pongan en riesgo su vida. 

Además debes proveerle todo el cariño necesario. A fin de cuentas, las hembras como los machos necesitan de mucho amor y atención de sus dueños también para gozar de buena salud.


OPINIONES

Sin Avatar
11 de Mayo del 2021
Mi perra le vino el periodo en diciembre, y ahora en 11 de Mayo se notan restos de sangre como cuando tiene el celo, que será, no se le está dando mucha cantidad de agua se le coloca un poco cada vez que pide, esto está bien? O debemos ponerle su agua y que ella tome llo que quiera


Deja un comentario

COMPARTIR