Inicio  >  Blog  >  Actualidad
Los mejores consejos para viajar con tu perro este verano
19 Apr

Los mejores consejos para viajar con tu perro este verano

Descubre los mejores consejos para viajar con tu perro y disfruta de un verano increíble con tu peludo

Índice

El verano es la estación ideal para llevar a tu familia de viaje por carretera. Los días largos y las noches estrelladas incitan a jugar, explorar y crear recuerdos para toda la vida.

A muchas familias les preocupa si su compañero de cuatro patas favorito debe acompañarles en las vacaciones. Incluso se plantean muchísimas preguntas al viajar con perros. Al fin y al cabo, tu perro es un miembro importante de tu familia y preferiría estar contigo en lugar de en una perrera.

Viajar con tu perro puede ser muy divertido, pero también puede ser muy estresante para ellos. Con una planificación cuidadosa y sentido común, tú y tu perro podrán aprovechar todo lo que ofrecen tus vacaciones de verano.

A continuación, te dejamos los 9 mejores consejos para que la aventura sea lo más feliz, sana y segura posible.

Consulta a tu veterinario

Antes de salir, concierta una cita con tu veterinario, especialmente si vas a ir con una mascota mayor. Tu veterinario puede realizar un examen rápido para ver si hay algún problema de salud en tu perro que pueda empeorar durante el viaje. Cuando lleves a tu mascota de vacaciones, asegúrate de tener un seguro para mascotas en caso de accidentes o emergencias inesperadas.

Comprueba el número de identificación de tu mascota

Antes de salir de viaje, comprueba que la placa de identificación de tu mascota está bien sujeta a su collar y que los datos que figuran en ella están actualizados. Comprueba si tu mascota lleva microchip. Es una de las mejores maneras de encontrar a tu peludo si se separa de ti.

Introduce lentamente a tu perro a viajar

Asegúrate de que tu perro se siente cómodo en el coche antes de emprender un viaje largo, por ejemplo, introduciéndole poco a poco en el interior y realizando algunos viajes pequeños unos días antes del viaje largo.

Además, termina siempre con buena nota; puede ser que el coche viaje a un lugar agradable, como un parque para dar un paseo, o que reciba una sabrosa golosina cuando regrese después de una excursión en coche.

Ayuda a tu perro a estar tranquilo en el coche

Pon las toallas, la ropa de cama o las mantas que tu perro vaya a utilizar en el coche durante 15 minutos antes de presentárselas.

También puedes darle un relajante Calmex para perros, el cual es perfecto para que tu perro vaya tranquilo durante todo el trayecto.

No permitas que tu perro se asome por la ventana

Permitir que tu perro salga por la ventanilla es peligroso, a pesar de que a nuestras mascotas nada les guste más que sentir la brisa en la cara.

No sólo los escombros y las cosas pueden dañar a tu perro, sino que también se sabe que los caninos salen disparados por la ventana mientras conduces a alta velocidad. Abre la ventanilla sólo un poco, siempre y cuando tu perro esté sujeto con el cinturón de seguridad para proteger su seguridad.

Asegúrate de que tiene suficiente agua

Es fácil perder la noción del tiempo mientras conduces durante un viaje largo. Sin embargo, en un vehículo caluroso, tu perro necesitará muchas ocasiones para rehidratarse. Permítele saciar su sed con frecuencia llevando una botella grande de agua y un plato plegable o a prueba de derrames.

Haz descansos periódicos

A diferencia de lo que ocurre en casa, es posible que tu perro no pueda comunicarte cuándo necesita hacer sus necesidades. También es posible que necesiten descansos más frecuentes para ir al baño como consecuencia de su mayor hidratación.

Asegúrate de hacer una pausa para ir al baño cada una o dos horas. Necesitan estirar las patas y relajarse, no sólo hacer sus necesidades. Recuerda que debes limpiar los restos de tu perro como siempre.

Debe tener a su disposición juguetes y objetos para masticar

Para tu perro, los viajes en coche pueden ser tediosos. Seguramente lo habrás agotado con un largo paseo antes del viaje, pero es posible que no duerma todo el tiempo.

Para disuadirle de hacer travesuras, dale algunos juguetes y objetos para morder, como un hueso enorme que sea lo suficientemente grande para que tu perro pueda roerlo sin que suponga un peligro de asfixia. Esto les mantendrá entretenidos mientras tú descansas.

No dejes nunca al perro en el coche sin vigilancia

Nuestros vehículos pueden convertirse en una caja de calor en verano. Nunca es buena idea dejar al perro solo en el coche, aunque la ventanilla esté abierta. Las temperaturas pueden aumentar rápidamente hasta niveles peligrosos, poniendo en peligro a tu perro. Haz turnos y pide a un miembro de la familia que se quede con él mientras tú te refrescas si necesitas ir al baño.

Ahora que ya sabes cómo viajar con tu perro este verano, ¿a qué esperas? ¡Le encantará!



Deja un comentario

COMPARTIR