Inicio  >  Blog  >  Actualidad
¿Cuánto tiempo tarda en dar a luz un perro?
25 Sep

¿Cuánto tiempo tarda en dar a luz un perro?

Índice

Esperar el nacimiento de una camada de cachorros es un momento emocionante. Si es la primera vez que tu mascota está embarazada y tienes ciertas dudas sobre cómo es el proceso de gestación en los perros y qué es lo que debes tener en cuenta para estar preparado, este artículo es para ti.

Aquí explicaremos todo lo relacionado al embarazo canino: desde cuánto dura la gestación, hasta la labor de parto.

¿Cuánto dura el embarazo de un perro?

Este proceso de gestación es muy similar para todos los perros. Es natural que el tiempo de gestación varíe hasta 10 días, según la raza.

El embarazo dura de 61 a 63 días, aproximadamente, que son 9 semanas. Se cuenta a partir desde el día de la ovulación hasta el día del parto, y se divide en 3 períodos de alrededor de 21 días.

¿Por qué el embarazo puede durar más en unas razas que otras?

No se tiene claro por qué algunas perras dan a luz cachorros en el período promedio de 58 días y otras en uno más largo de 61 a 63 días.

Hay alguna evidencia testimonial de que en razas de menor tamaño se suele extender el período de gestación un poco más en comparación con las razas más grandes. Sin embargo, aún no ha sido comprobado por algún estudio o evidencia científica.

Es muy factible que se reduzca a variaciones particulares, al igual que algunas mujeres llevan a sus bebés durante más tiempo que otras.

dar-a-luz-un-perro.jpg

¿Cuáles son los signos de embarazo?

Durante las primeras etapas, puede ser un poco difícil saber si la perra está encinta, ya que las señas más evidentes comienzan a manifestarse al cabo de varias semanas. Te enumeramos algunos de los signos más comunes:

  • Los hábitos alimentarios cambian durante el inicio del embarazo. De hecho, puede haber una disminución significativa del apetito, hasta el punto de no querer comer del todo.
  • A la tercera semana es posible para un veterinario palpar el útero y saber si está en desarrollo la gestación.
  • Los pezones de la hembra empezarán a hincharse, especialmente si esta no es su primera camada. No obstante, esto varía y no siempre sucede.
  • Muchas hembras comienzan a manifestar una necesidad de atención. Pueden actuar un poco inseguras y es posible que notes que buscan más cariño de lo habitual.
  • Algunas perras presentan una secreción de color lechoso. No debe haber ningún olor en esa secreción y no hay motivo de alarma, es solo otra señal de que probablemente deberías prepararte para recibir una camada de cachorros.
  • Puede parecer menos enérgica de lo habitual, menos interesada en jugar o realizar otras actividades que normalmente disfrutaría.
  • Empezará a ganar peso y su embarazo se hará evidente físicamente a medida que se acerca la fecha de parto.

¿Cuánto tiempo tarda en dar a luz un perro?

En la labor de parto canino hay 3 etapas. Las contracciones en la primera etapa pueden durar de 6 a 12 horas.

Los cachorros por lo general nacen de 45 a 60 minutos de diferencia, pero la madre puede tomar un descanso de hasta 1 hora entre cachorros. Así que según el número de la camada, puede tardar hasta 12 horas.

Conoce lo que sucede en cada etapa:

Primera etapa en dar a luz un perro

Tu mascota puede sufrir pérdida de apetito el día del parto. Algunas regurgitan su comida anterior y pueden tener algo de letargo o incluso dormir profundamente más de lo habitual.

Después, va a experimentar contracciones menores durante varias horas antes de que tenga lugar el trabajo de parto activo con contracciones intensas.

Notarás que tu perra empieza a jadear rápidamente, se va a mover inquietamente, habrá lloriqueos e incluso vomitará durante esta primera etapa del parto.

Esta primera etapa puede tener una duración aproximada de 6 a 12 horas.

Segunda etapa de parir de un perro

En esta etapa, tu mascota comienza a jadear más fuertemente y parece muy alerta. Las contracciones se harán más evidentes cuando entre en esta segunda etapa.

Generalmente, un cachorro nace dentro de los 15 minutos posteriores al esfuerzo activo. En este punto, un saco de aspecto viscoso azul grisáceo debería emerger del canal de parto de la madre. Este saco contiene al perrito y debe ser expulsado dentro de una segunda o tercera contracción. Seguidamente, la madre expulsará la placenta.

Ella puede comerse la placenta y arrancar el saco, arrancándolo de alrededor del recién nacido. Si este es el caso, puedes ayudar a arrancar el saco de la cabeza del perrito para permitirle respirar. Haz esto dentro de los 30 segundos posteriores al nacimiento, manteniendo al perrito siempre cerca de su madre.

Comerse la placenta es instintivo, ya que en un entorno natural o salvaje, eliminaría la evidencia del nacimiento para evitar atraer a depredadores. No obstante, también contiene nutrientes que son necesarios durante un período de esfuerzo arduo y laborioso. Entre los nutrientes, hay algunos que ayudan a mantener fuertes contracciones.

Después de esto, la madre va a lamer al recién nacido. Esto es una estimulación para que comience a respirar por sí solo, lo que va a hacer que emita chillidos y se mueva, estando a los pocos minutos listo para amamantar.

Posteriormente, ella intentará roer el cordón umbilical. Puede ser útil que intervengas y mantengas uno o dos dedos entre el abdomen del cachorro y la boca de la madre, para evitar que lo corte demasiado.

A menudo, los cachorros nacen con líquidos amnióticos en los pulmones, lo que les hace inhalarlos.

Para ayudarlos, sostenlos con la cabeza hacia abajo y, con una jeringa pediátrica, inserta el tubo en la boca del cachorro y extrae los líquidos para que pueda respirar. Puede que también sea necesario sacudirlo para despejar sus vías respiratorias.

Esta segunda fase puede durar de 1 a 12 horas, aunque varía según el número de perritos.

Tercera etapa de parir de un perro

Durante esta etapa, deben extraerse posibles placentas retenidas. Por eso, es importante que un veterinario realice radiografías o imágenes de ultrasonido para garantizar que no hayan quedado retenidos algún cachorro o placenta, ya puede generarse una grave infección, potencialmente mortal.

Los perritos deben ser amamantados lo antes posible después del parto. Necesitan el calostro, que es rico en estimulantes del sistema inmunológico materno y que solo se produce durante un corto período. Si uno de ellos no está amamantando, puedes ayudarlo y dirigirlo a la fuente de leche.

Es importante que reciban el calostro y se amamanten, para que puedan crecer y desarrollarse de forma adecuada.

perros-despues-de-dar-a-luz.jpg

Signos de alarma durante o después en dar a luz un perro

El proceso descrito anteriormente representa las etapas normales y sin incidentes de una labor de parto. No obstante, no siempre ese es el caso. Por lo que te indicamos algunas señales de advertencia que debes tener en cuenta para saber cuándo algo anda mal:

  • No da a luz dentro de las 24 horas posteriores a los signos de labor de parto.
  • Expulsa un líquido verdoso o marrón sin que haya nacido un cachorro en 15 minutos.
  • La perra se queda en la primera etapa del trabajo de parto durante 8 horas sin avanzar a la segunda etapa.
  • Está en trabajo de parto activo, pero no sale el cachorro en más de 2 horas.
  • La perra no se esfuerza entre cada salida de cachorros durante más de una hora y todavía hay más por nacer.
  • Aún no ha entrado en trabajo de parto, a pesar de que han pasado más de 63 días de embarazo.

Pero lo más importante, si consideras que algo anda mal, no dudes en llamar o ver a tu veterinario. Por mucho que la naturaleza siga su curso durante este proceso y se les diga a los dueños que minimicen sus intervenciones y se relajen, las cosas no siempre salen como se espera.

Problemas después del parto

Te mencionamos a continuación algunas situaciones que puedes esperar y en lo que se debe estar atento después del nacimiento de los cachorros.

Secreción vaginal

El flujo vaginal puede durar en pequeñas cantidades hasta 8 semanas después de dar a luz. La secreción normalmente aparecerá de color negro rojizo, ya que se compone principalmente de sangre vieja.

Si la secreción es demasiado sanguinolenta, tiene olor o parece pus, tu mascota debe ser examinada por su veterinario lo antes posible.

Fiebre

Es normal que las madres tengan fiebre en los 24 a 48 días posteriores al parto, pero no debe ir acompañada de signos de enfermedad.

Metritis (útero inflamado)

La inflamación del útero puede suceder cuando se retiene la placenta o se produce algún tipo de trauma durante el parto.

Si observas signos de fiebre, falta de apetito, flujo vaginal oloroso, falta de interés en los cachorros o falta de producción de leche, comunícate con tu veterinario de inmediato.

Eclampsia (disminución de los niveles de calcio en sangre)

La eclampsia puede ocurrir durante las primeras 3 semanas después del parto y es causada por la incapacidad de la madre para satisfacer la demanda de calcio en la lactancia. Esto generalmente se ve en las razas “toy” y la suplementación con calcio durante el embarazo predispone a una perra a esta condición.

Cuando tienen esta afección, experimentan inquietud, espasmos musculares, marcha rígida e incluso convulsiones. Consulta a tu veterinario lo antes posible si observas alguno de estos síntomas.

Mastitis (tejido mamario infectado)

Sucede cuando los senos se endurecen, enrojecen y duelen debido a una infección. Es probable que la madre sienta dolor mientras amamanta, pero es necesario que los cachorros se sigan amamantando para ayudar a reducir la hinchazón y promover la excreción del material infectado.

Agalactia (no produce leche)

Ocurre cuando la leche de la perra no se produce o no "baja". Si los cachorros están amamantando bien pero no están recibiendo leche, es importante buscar atención veterinaria.

La primera leche, o "calostro", proporciona los nutrientes y anticuerpos necesarios de la madre que ayudan a desarrollar la inmunidad natural a las infecciones. Si no obtienen estas sustancias esenciales durante los primeros días de vida, es posible que deban recibir atención veterinaria adicional.

Cuidados después de dar a luz en un perro

Después de asegurarte que el proceso de dar a luz haya culminado de forma exitosa, es importante que proporciones atención y cuidados a la madre después de que haya gastado su energía durante todo este proceso.

Sobre todo, cuando ha sido una camada numerosa, la perra consume energía extra para cuidarlos y amamantarlos, por lo que es necesario que le des alimentos nutritivos y mucha agua fresca. Esto asegura también una adecuada producción de leche.

Las otras atenciones postparto que puedes realizar, son:

Mantener a tu mascota con una dieta alta en calorías

Tu perra debe mantenerse con una dieta alta en calorías durante el tiempo que esté amamantando. Asegúrate de que tenga comida y agua fresca disponibles en todo momento.

Garantizar un espacio seguro para la perra  y los cachorros

Mantén a la perra y a los recién nacidos en un área limpia, tranquila y de poco tráfico. Si hay demasiada conmoción a su alrededor, puede estresarse y descuidar a sus bebés.

Monitorizar la lactancia

Los recién nacidos deben amamantarse cada una o dos horas, por lo que es probable que la madre esté con ellos constantemente durante las primeras dos semanas. Si crees que tu mascota no está produciendo leche o no deja que los cachorros mamen, comunícate con tu veterinario de inmediato.

Se deben evitar los medicamentos y las vacunas mientras está amamantando.

Mantener distancia de los recién nacidos

Aunque es posible que quieras acariciar y abrazar a los cachorros, es importante no intervenir mucho durante la primera o la segunda semana de vida, ya que son muy susceptibles a las enfermedades y puede resultar estresante para la madre y los bebés.

Ten cuidado al acercarte a los cachorros, ya que algunas perras pueden mostrar hostilidad a los humanos u otras mascotas domésticas si perciben una amenaza.

Garantizar temperaturas adecuadas para los recién nacidos

Como no regulan su temperatura corporal hasta que tienen entre 3 y 4 semanas de edad, se les debe proporcionar una caja o ropa de cama cálida y limpia para que la madre y los bebés compartan.

Contactar a tu veterinario justo después del nacimiento

Consulta con tu veterinario para pedirle recomendaciones sobre cuándo deben examinarse los cachorros por primera vez. Es posible que quiera verlos de inmediato para evaluar el paladar hendido, hernias umbilicales y otros problemas de salud, o puede recomendarte que esperes hasta que sean un poco mayores.



Deja un comentario

COMPARTIR