Inicio  >  Blog  >  Actualidad
¿Cuántas veces se le da comida a un gato?
01 Oct

¿Cuántas veces se le da comida a un gato?

Índice

¿Existe una forma correcta o incorrecta de establecer la cantidad de comidas diarias para tu amigo felino? ¿Existe un número mágico que deba usarse en todas las circunstancias?

Realmente no hay una respuesta concreta, solo ventajas y desventajas de alimentarlo un número específico de veces, que puedes querer o no aprovechar personalmente.

Es por esto que en este artículo ahondaremos en el tema de la alimentación para los felinos, desde cuántas veces al día debe hacerse, hasta qué dieta deben seguir para tener una alimentación equilibrada.

Quédate con nosotros y sigue leyendo.

Determina primero la edad para saber cuantas veces le puedes dar comida a un gato 

Si compraste a tu gatito a un criador, lo más probable es que te haya dicho su edad. Los gatitos menores de un mes necesitan atención especializada y, si no hay una mamá cerca, requerirán de fórmulas de leche especial.

Algunos criadores no los venden hasta que tienen aproximadamente 3 meses de edad. Para entonces, habrán sido destetados y estarán razonablemente felices con su rutina de alimentación.

Si son adoptados, puedes determinar su edad llevándolo al veterinario.

Conocer esta información es esencial cuando se piensa en el régimen de dieta, ya que las necesidades dietéticas evolucionan con el tiempo.

A medida que el gato pasa por la etapa de cachorro, la edad adulta y más allá, sus necesidades nutricionales cambiarán en el tiempo. Cumplir con estos requisitos en cada etapa de la vida sienta las bases para una buena salud.

¿Cuántas veces al día se debe alimentar un gato?

El comportamiento de los gatos salvajes normalmente está orientado hacia comidas pequeñas y frecuentes, por lo que pasan gran parte de su tiempo cazando activamente. Según los requisitos de nutrientes, pueden comer de 8 a 12 comidas en un período de 24 horas.

En el caso de los domesticados, no es recomendable que coman esa cantidad de veces, Puedes optar por 4 o 5 comidas pequeñas al día, si así lo consideras.

Al fin y al cabo, no hay una respuesta precisa para esto, ya que la rutina que establezcas para tu felino depende de lo que sea más cómodo para ti y para él.

En general, debe hacerse un mínimo de 3 veces al día para los adultos, y al menos 4 veces para los gatitos.

Es fácil hacerlo 3 veces si lo alimentas poco después de levantarte por la mañana, inmediatamente después de llegar a casa del trabajo y lo último antes de acostarte por la noche.

Si tu horario no permite esto, puedes comprar uno de los muchos comederos cronometrados disponibles en el mercado hoy en día, varios de los cuales son capaces de dispensar alimentos enlatados o crudos.

Es recomendable establecer una rutina, ya que te ayudará a controlar los niveles de estrés de tu felino, así como mantener su buena digestión. Lo mejor es rotar la alimentación y suministrarle enlatados o crudos bajos en carbohidratos que complementen el alimento seco.

cuantas-veces-le-das-de-comer-a-un-gato.jpg

Cuánto alimentar a un gatito: de 4 a 8 semanas

En esta etapa, los gatitos aún dependen de su madre y se alimentan de esta cuando lo necesitan, no obstante, debe iniciarse el destete de forma gradual.

Para esto, puedes darles una mezcla de alimento seco para gatitos (una parte) junto con el reemplazo de leche o alimento húmedo para gatitos. Lo importante es reducir líquido.

No hay un número de veces exacto en este período, va a depender de las necesidades de ellos.

De 2 meses a 3 meses

Durante esta periodo adquieren las preferencias alimentarias que se mantendrán por el resto de su vida.

La comida húmeda o seca depende de ti. Solamente en casos particulares que sean debidamente decididos por el veterinario, puedes suministrarle suplementos a tu mascota.

Por general, en esta etapa debes darle comida por lo menos unas 4 veces al día, ya que la capacidad de sus estómagos es muy pequeña, por lo que no pueden contener la cantidad que necesitan de alimentos para sus necesidades nutricionales.

La comida húmeda debe refrigerarse y después calentarse antes de servir. En el caso de la seca, es posible dejarla fuera para que los felinos se alimenten libremente. Mézclasela con un poco de agua si ves que no se sienten muy atraídos por esta.

De 3 a 6 meses

En este período ya los gatos comienzan a asimilar realmente la rutina alimenticia. Asegúrate de que la comida esté en un lugar tranquilo y seguro.

Entre los 3 y 5 meses puedes seguir dándole de comer 4 veces al día, pero hacia los 6 meses, puedes empezar a reducir la frecuencia a 3 veces al día.

Esta etapa es clave para su desarrollo físico, por lo que debes asegurarte de que el alimento que le proporcionas tiene todo lo necesario, incluido el mínimo de grasa y proteína y el máximo de fibra y humedad.

Los gatos pueden sufrir diversos problemas por el poco consumo de proteínas en su dieta. Debes mantener de manera constante el menú y no cambies de tipo de alimento, salvo que sea muy necesario.

Lo ideal es servir entre 1/3 a 1 taza en cada ración.

De 6 meses a 1 año

Aunque es posible que tu gatito siga creciendo después de un año, para entonces por lo general son considerados adultos.

Lo ideal es alimentarlo 2 veces al día, pero como ya hemos mencionado, eso va a depender completamente de ti. Si prefieres, puedes preparar pequeñas porciones al día o servir las 2 raciones necesarias.

En este periodo la alimentación debe abarcar proteínas primordialmente, en vista de que son muy digerible para los felinos. Busca que contenga aminoácidos esenciales como la taurina y arginina.

Como los felinos son carnívoros, no se recomienda proporcionarle una dieta vegetariana, ya que no va a aportar los nutrientes necesarios para ellos. Entonces ¿qué opciones hay?

En el caso de los adultos puedes optar por:

  • Pienso: esta opción es un buen complemento de la comida seca, lo mejor es que existe un amplia variedad de marcas en el mercado. Existen también productos especiales para problemas como la bola de pelo o infecciones del tracto urinario

  • Comida húmeda: según algunos estudios, se ha comprobado que no existe una gran diferencia nutricional entre los alimentos secos y húmedos. Es por ello que puedes basar la dieta de tu gato con este tipo de comida, o como un complemento de la seca

  • Alimentos crudos: si bien no es preferida por todos, algunos especialistas aseguran que es lo que más se acerca a su dieta natural. Es por ello que puedes optar por darle alimentos crudos y ver si a tu mascota le agrada. Lo importante es que reciba los nutrientes que necesita su cuerpo. Esto se puede complementar con probióticos y suplementos.
    La frecuencia con la que lo puedes alimentar

comer-gato.jpg

Tipos de frecuencias en la alimentación de los gatos

Te hablaremos acerca de los beneficios y desventajas de las distintas frecuencias en las que puedes alimentar a tu mascota, ya sea una vez, tres o más veces al día.

Alimentar una vez al día

Beneficios

  • Se reducen los lloriqueos: si bien no es tan fácil acostumbrar a un gato a comer una sola vez al día, una vez que se logra, verás que se reduce considerablemente la cantidad de tiempo que pasa maullando para exigir alimentos, ya que sólo lo hará en la hora correspondiente que hayas escogido.
  • Horario fácil de mantener: si eres de los que lleva una vida laboral agitada y tienes desordenado el horario para alimentar a tu mascota, no vas a tener más este inconveniente si lo alimentas una sola vez al día, ya que puedes hacerlo en la mañana temprano o en la tarde al regresar del trabajo. Es un horario más fácil de manejar.
  • Evitas la obesidad: con este método puedes hacer mejor seguimiento a las porciones y cantidades que come, lo que ayuda a que no se alimente en exceso.
  • Puedes complementar con bocadillos y golosinas: puedes complementar su alimentación con golosinas y bocadillos sin sentir preocupación de que lo estás sobrealimentando.

Desventajas

  • Tu mascota puede presentar problemas digestivos al tener el estómago vacío durante tantas horas. En estos casos, se recomienda dar bocadillos o alimentar 2 veces por día para evitar que esté muchas horas sin recibir ningún tipo de alimento.

Alimentar 2 veces  al día

Si no te sientes cómodo dándole una comida una vez al día, considera alimentar a tu gato 2 veces al día.

Los beneficios de alimentarlo a esta frecuencia son muy similares a los beneficios de alimentarlo una vez:

Beneficios

  • Lloriqueos reducidos: en este caso solo ocurren 2 veces al día. No ocupa todo el día, lo que puede ser el caso si lo alimentas muchas veces.
  • Horario fácil de mantener: tal vez no sea muy difícil cumplir estar en casa a una hora específica cada mañana y cada noche, por lo que es posible mantener 2 horarios de alimentación constantes por el bienestar de tu mascota.
  • Fácil de realizar el seguimiento de la cantidad que come: al alimentarlo 2 veces, puedes tener mayor control de las porciones y asegurarte de no excederte. Un gato con sobrepeso corre el riesgo de tener muchos problemas de salud, por lo que esto es muy importante.
  • Puedes dar bocadillos y golosinas sin perder las porciones: aún puedes consentirlo con estas golosinas sin preocuparte demasiado por eso, aunque asegúrate de no excederte.

Desventajas

  • No presenta ninguna desventaja, ya que esta es la cantidad de veces que se recomienda alimentar a un gato adulto.

 Alimentar 3 o más veces al día

Beneficios

  • Le permites comer cuando lo necesite: a veces nos encanta mimar a nuestros gatitos, y eso incluye alimentarlos muchas veces al día, ya que normalmente es lo que quieren. Está bien que consuman varias comidas, siempre que no haya inconvenientes y sean porciones pequeñas.
  • Las porciones pequeñas son más saludables: se dice que las raciones pequeñas a lo largo del día son más saludables para los gatos que unas pocas comidas grandes.
  • Puedes programar las comidas con un comedero temporizado: si necesitas estar fuera de casa todo el día, puedes utilizar uno de estos comederos que dispensan el alimento cada vez que el gato se encuentra frente a él.

Desventajas

  • Cuanto mayor sea el número, más difícil será repartir las porciones correctas, así como también estar siempre en casa en el momento adecuado para mantener un horario en el que tu mascota esté acostumbrada a comer.

Recomendaciones nutricionales

Asegurarse de que tu mascota tenga una dieta saludable hará que se mantenga sana y feliz. Es por esto que te dejamos una serie de recomendaciones a tener en cuenta al momento de alimentarla:

  • Es importante darle acceso a agua potable limpia y fresca.
  • Los gatos necesitan una dieta equilibrada a base de carne para mantenerse en forma y saludables. No pueden ser vegetarianos.
  • Asegúrale a tu mascota una dieta equilibrada según su estilo de vida y edad, así como el estado de salud.
  • La mayoría de los alimentos para humanos no satisfacen las necesidades nutricionales de los felinos y algunos pueden incluso ser tóxicos o hasta venenosos para ellos, como las cebollas.
  • La cantidad que necesita comer depende de su edad, estilo de vida y salud. Siempre lee y sigua las instrucciones de alimentación relacionadas con la comida para gatos que compras.
  • Controla las porciones de acuerdo con las necesidades de tu felino y evita el sobrepeso.
  • Si tu felino utiliza una bandeja de arena, asegúrate de que la comida y el agua estén bien lejos de esta. Generalmente no comerán si está demasiado cerca del sitio destinado a sus necesidades fisiológicas.
  • Habla con un veterinario si cambian los hábitos de comer y beber de tu gato, podría ser una señal de que está enfermo.

Escoge comida de calidad

Si quieres que tu compañero felino tenga la mejor calidad de vida, debes buscar la comida más nutritiva: ¡pero esa no tiene por qué ser la más cara! Es la que tiene los niveles adecuados de proteínas, ácidos grasos y vitaminas que necesita para crecer saludable.

El mejor tipo de alimento, sea seco o húmedo, es aquel que ha sido diseñado específicamente para la edad del animal. Una comida ideal debe contener al menos lo siguiente:

  • Calcio.
  • Grasa.
  • Ácidos grasos.
  • Fibra.
  • Altos niveles de proteína.
  • Hierro.
  • Magnesio.
  • Fosforoso.
  • Taurina.
  • Vitamina A, C, D, E.
  • Zinc.

En definitiva, es esencial saber la frecuencia a la que debes alimentar a tu mascota para asegurar que se convierta en un gato sano.

Debes tener cuidado con su peso, ya que un felino con sobrepeso tendrá el estómago colgando, costillas que no puedes sentir y, tal vez, papada. Y de igual manera,  observar su nivel de actividad.

Si priorizas desde un principio por una nutrición adecuada, seguro tendrás una mascota fuerte y saludable.



Deja un comentario

COMPARTIR