Inicio  >  Blog  >  Actualidad
¿Cuántas veces debe salir un perro a la calle?
30 Sep

¿Cuántas veces debe salir un perro a la calle?

Índice

Si te preguntas con qué frecuencia debes sacar a pasear a tu perro, no hay una respuesta exacta, ya que depende de muchos factores.

La edad, la raza, el tamaño, el nivel de actividad y la salud son factores que determinan la frecuencia con la que debes pasearlo.

Lo que sí es un hecho, es que necesitan ejercitarse para mantenerse saludables.

Es por esto que si quieres empezar a pasear a tu mascota todos los días, es muy importante que te motives y lo conviertas en un hábito.

Hoy traemos una serie de recomendaciones y consejos sobre qué es lo mejor para tu mascota, cuándo pasearlos, durante cuánto tiempo, el nivel de actividad física según su raza y tamaño, entre otros aspectos.

Quédate con nosotros y aprende más sobre este interesante tema.

Lo que debes tener en cuenta para saber cuantas veces debe salir a la calle

Es importante que antes de empezar a sacar de paseo a tu perro, tengas en cuenta ciertas variables que te ayudarán a determinar qué tanta actividad física necesita:

Edad

Generalmente los cachorros necesitan mucho más ejercicio para gastar su casi ilimitada energía, que un perro anciano con limitaciones, que puede necesitar solo un paseo.

Probablemente notes que según envejecen, la duración de sus paseos disminuirá a medida que se reduce su deseo de ejercicio.

La raza

Algunas razas son hiperactivas, por lo que requieren mucho ejercicio todos los días para evitar comportamientos descontrolados o destructivos.

Otros en cambio no necesitan tanto ejercicio. Si tienes un perro con mucha energía, tendrás que pasearlo con mayor frecuencia.

perro-donde-un-paseo.jpg

Personalidad

Los mascotas tienden a adoptar la personalidad de sus dueños. Si eres de los que suele acostarse en el sofá, tu compañero podría convertirse en un perro poco activo. Si por el contrario, te gusta el ejercicio y eres muy activo,  tu mascota también va a ser igualmente enérgica.

El tamaño

Por lo general, un animal más pequeño tendrá suficiente con paseos breves. Esto puede significar que realice caminatas más frecuentes durante períodos más cortos. A menudo, las razas pequeñas harán mucho ejercicio en tu jardín trasero o jugarán en casa.

Salud

¿Goza de buena salud? Un perro con buena salud podrá dar más paseos cada día que uno que padezca una enfermedad o problemas crónicos.

Si el animal tiene una enfermedad cardiaca, es posible que no pueda caminar con tanta frecuencia.

El clima

A veces no importa cuántos paseos necesite cada día, el clima siempre va a ser un factor determinante que no podemos controlar. A menudo, solo es posible llevarlo a pasear cuando el clima lo permite.

Por ejemplo, evita caminar bajo temperaturas extremas. Si se está experimentando un período de calor, paséalo temprano en la mañana o espera hasta que el sol se haya puesto para sacarlo y evitar el golpe de calor.

En caso de lluvia, y más aun si es fuerte, es posible que tu mascota no quiera salir a caminar, preferirá jugar adentro hasta que deje de llover.

La casa en la que vives

Si vives en un apartamento, probablemente necesitarás llevarlo a pasear en más ocasiones a que si vive en una casa con jardín.

La mayoría de los perros necesitan satisfacer sus necesidades fisiológicas varias veces al día, y si no tienen acceso para salir a un jardín que les permita hacer una rápida pausa para esto, tendrás entonces que sacarlos a caminar.

Tu propio horario

La frecuencia a la que sacas a pasear cada día a tu perro depende de ti y de cuánto tiempo tengas.

Afortunadamente, puedes contratar a un paseador de perros profesional, que puede ir a tu casa a una hora y días predeterminados y llevar a tu mascota a pasear mientras estás en el trabajo o fuera de casa.

Este profesional garantiza que se realicen los paseos necesarios y le ofrece la oportunidad de socializar y salir al aire libre todos los días.

¿Cuántas veces debe salir a caminar?

El número de veces depende de los factores mencionados anteriormente. No obstante, con base en las recomendaciones de los especialistas, lo normal es que un perro haga 3 paseos diarios, y como mínimo uno.

En el caso de las razas pequeñas, es recomendable una duración de 20 a 30 minutos, las medianas de 30 minutos a 1 hora, y las razas grandes más de una hora.

Hay casos especiales, como las razas gigantes, necesitan un paseo de dos horas como mínimo, ya que tienen más energía que drenar, mientras que las razas “toy”, con dos carreras por el jardín, estarán lo suficientemente ejercitados.

Sin embargo, esto no es fijo y todo va a depender de tu mascota, su estado de salud, nivel de energía, etc. Así como también tus horarios y rutinas. Lo importante es que aunque sea una vez al día, tenga un paseo.

Además, si cuentas con un amplio jardín en tu casa, puedes jugar con tu mascota para que se ejercite y no tengas que pasearlo tantas veces cada día.

Recomendaciones para salir de paseo

Si quieres que los paseos con tu compañero sean más agradables y divertidos para ambos, puedes seguir estos consejos y recomendaciones:

Colócale un arnés para mayor comodidad

¿Tu perro tira constantemente de la correa? Intenta usar un arnés en el pecho con clip frontal.

Los collares tradicionales que se enganchan en la espalda en realidad promueven más tirones, mientras que los que tienen el clip en la parte frontal te permiten un mayor control durante la caminata.

Ten en cuenta que el arnés adecuado no resolverá todo. Aún necesitas dedicar tiempo a entrenarlo para que su comportamiento al caminar sea el adecuado, así que te dejamos algunos tips:

  • Usa golosinas de alto valor: recompénsalo cada vez que haga lo que se le enseña y exige.
  • Conviértete en una especie de árbol: la idea es detenerte cuando la correa se tensa y después no volver a moverte hasta que tu mascota la suelte un poco.
  • Dirección inversa: con esta técnica cambias de dirección mientras llamas a tu perro cuando este comience a tirar de la correa.
  • Camina más rápido, pero reduce la velocidad si tu mascota se adelanta: la idea con esta estrategia es que como a los perros les gusta caminar más rápido que a los humanos, entonces se les recompensa por permanecer más cerca.
  • Asegúrate de que camine detrás de ti: esto está relacionado con la teoría del dominio, manteniéndolo un poco detrás de ti para que te perciba como el líder.
  • Evita el uso de collares de estrangulamiento o puntas: pueden ser peligrosos para los perros que halan con fuerza.

Deja que husmee en busca de estimulación mental

¿Sabías que las caminatas son algo más que ejercicio físico? Los paseos representan el único momento en que pueden salir y explorar cada día. Así que puedes darle un poco más de tiempo para que olfatee tranquilamente. Tú decides qué áreas son apropiadas y seguras para que explore.

Cuando quieras darle un pequeño tiempo para que olfatee, simplemente afloja la correa durante unos minutos y así le das la oportunidad de captar todos los olores que desee.

Todos estos aromas le dan a tu mascota tanto estimulación como información, siendo una manera de hacer un seguimiento de lo que sucede a su alrededor.

Para ellos es mucho más agradable una caminata como "olfateador" que una rápida de 15 minutos por el vecindario sin pausas para olfatear.

A menudo nos enfocamos solo en el aspecto físico, pero ten en cuenta que la estimulación mental adicional que el animal obtiene al olfatear mientras pasea es realmente de gran importancia.

paseo-perro.jpg

Siempre recoge las heces

Es normal que durante las caminatas tu mascota aproveche de hacer sus necesidades.

Es por esto que es de mucha importancia que recojas las heces, ya que eso implica más que solo ser un buen vecino. Las heces que no se recogen pueden convertirse en un problema de salud público que afecta a todos en el vecindario, tanto a mascotas como a humanos.

Los desechos de las mascotas pueden contener organismos nocivos como giardia, E. coli, lombrices intestinales, anquilostomas y salmonela, que pueden propagarse a otros animales y humanos.

Y cuando se dejan en el suelo, esas enfermedades, patógenos y bacterias llegan a la tierra, contaminando el suministro de agua.

Estos organismos pueden vivir durante un buen tiempo allí. Las larvas de anquilostomas, por ejemplo, pueden vivir varias semanas en el suelo.

Por lo que si bien recoger las heces del animal no es algo muy glamoroso, es parte de ser un dueño de mascota responsable. No solo es de mala educación dejar los desechos de tu mascota en cualquier sitio, sino sobre todo un peligro potencial para la salud.

Puedes comprar bolsas en cualquier tienda de animales que además son muy fáciles de llevar. Solo introduce un par en tu bolsillo antes de salir y úsalas cuando sea necesario.

Lleva mucha agua

Si vas a caminar durante más de media hora o bajo un clima cálido, lleva suficiente agua, ya que a ellos les es más difícil regular su temperatura y es fácil que se sobrecalienten y deshidraten, sobre todo en climas cálidos.

Cuando beben agua durante el ejercicio se mantienen más frescos y pueden quemar glucosa de manera más eficaz.

Asegúrate de que porte  una identificación adecuada

Cada vez que salgan de la casa, cerciórate de que tenga puesta su placa de identificación. Desafortunadamente, no puedes controlar todo lo que sucede y, a veces, los animales se pierden.

Debes estar preparado, asegurándote que estén actualizadasTambién puedes consultar con tu veterinario y aplicar un microchip.

Si obtienes un microchip, procura registrar toda la información necesaria. Muy importante que estén al día, para que cualquier persona que escanee a tu mascota en busca de un chip pueda ponerse en contacto contigo.

Cuidado con el pavimento caliente en verano

¿Quieres saber si el pavimento está demasiado caliente? Coloca la mano o los pies descalzos sobre el pavimento durante 5 segundos. Si hace demasiado calor (o es incómodo) para tu piel, quiere decir que aun más lo será para las patas de tu perro.

El pavimento caliente no solo es incómodo, puede también causar lesiones graves en sus patas.

En esos días realmente calurosos puedes caminar sobre el césped, ir al parque o caminar por el bosque. También pueden caminar más temprano en la mañana o dar un paseo por al atardecer para evitar el sol.

Hay que ser muy cautelosos al acercarte a otros perros

El hecho de que tu mascota sea amistosa no significa que todas las reuniones entre perros sean agradables. Evita cualquier riesgo innecesario y pregunta antes de dejar que se acerquen entre sí dos perros.

No todos son amistosos y hay muchos a los que no les va bien con el saludo entre animales con correa. Entonces, si te encuentras con alguien más paseando a su mascota, solicita permiso antes de acercarte a ellos.

Seguridad en la calle por la noche

Si eres de los que prefieres hacer las caminatas durante la noche, debes saber que hay ciertas dificultades de visión que pueden impedir ver automóviles, paseadores de perros, ciclistas y otros animales por la noche.

Así que carga una linterna contigo que te permita iluminar la vía, no te desvíes de las rutas que ya conozcas, y lleva un silbato en caso de que tengas que ahuyentar algún tipo de animal nocturno.

También se sugiere comprar ropa y accesorios reflectantes para aumentar la visibilidad de tu perro para los conductores y evitar accidentes.

Alternativas para hacer ejercicios

Los paseos no son la única forma como tu compañero canino puede hacer ejercicios.

Si hace mal tiempo, ¿por qué no probar algunos juegos de interior para mantenerlo activo? Estos juegos pueden ser adiciones divertidas a la actividad física y pueden ayudar a mantenerlo mentalmente estimulado.

Algunos juegos que puedes probar:

  • Esconde juguetes, peluches o golosinas en tu casa o jardín y permite que él los encuentre y los disfrute.
  • Escóndete y llámalo para que te busque. Esto puede convertirse fácilmente en una excelente manera de enseñarle a que acuda cuando lo llamen.
  • Construye un hoyo en el jardín como refugio. Esto los mantiene frescos cuando se acuestan y cavar proporciona ejercicio y regocijo para ellos.
  • Utiliza una cuerda si a él le encanta el juego de tira y afloja. O puedes comprar un juguete llamado “Tether Tug” en el que la cuerda está ya sobre una base y tú no necesitas estar presente para que lo juegue.


Deja un comentario

COMPARTIR