Inicio  >  Blog  >  Actualidad
¿Cuántas veces al día debe comer un perro?
10 Feb

¿Cuántas veces al día debe comer un perro?

Los perros dependiendo de varios factores comen un determinado número de veces. Puede deberse a la edad, raza, tamamaño, etc.♥ Aquí te dejamos una pequeña guia

Índice

Si eres dueño de un perro o vas a serlo muy pronto y te haces esta pregunta, lo que te podemos decir es que no hay una respuesta única, ya que esto puede variar dependiendo de distintos factores. El principal es, por supuesto, la edad. Luego está la raza, el tamaño y el peso, así como el estilo de vida de tu mascota.

Mucha gente piensa que lo mejor es darle 3 comidas completas al día de la misma manera que lo haríamos nosotros mismos, pero la verdad es que eso no es necesario.

Es por esto que hoy te explicaremos cuántas veces debes alimentarlo, las proporciones y todo lo necesario para que tu perro lleve una vida saludable.

Cuántas veces alimentar a mi perro según varios factores

La alimentación de cada perro puede variar según sea el caso, y no hay una medida fija que sea determinante.

El perro ha evolucionado y es muy adaptable en términos de su ingesta de alimentos. De hecho, algunos profesionales de animales solo los alimentan 6 veces a la semana en lugar de 7, tienen un día de ayuno, y consideran que esta es una forma mucho más saludable de tratar al perro.

Como puedes ver, es algo subjetivo. No obstante, te vamos a hablar de lo recomendado según distintos factores:

La edad

Los cachorros en desarrollo necesitan ser alimentados con el doble de frecuencia que los adultos, principalmente debido a su rápida tasa de crecimiento durante el primer año. Todo ese proceso, juegos y aprendizajes demandan muchas calorías. Esto quiere decir, que el promedio es de 4 a 5 comidas al día durante esta etapa.

Cuando son recién nacidos, deben permanecer con su madre tanto como sea posible durante las primeras 8 semanas de vida. Esto les permitirá amamantar según sea necesario. La lactancia, al igual que con los humanos, los ayuda a desarrollar anticuerpos críticos que preparan el escenario para el crecimiento de por vida.

Podrás empezar a destetarlo entre las 7 u 8 semanas de edad. Puedes mezclarle alimentos de alta calidad con un sustituto de leche para hacer una papilla o mezcla fina, dándole de comer en promedio 4 veces al día.

Cuando entre en la adultez, aproximadamente entre los 10 y 24 meses y según la raza, puedes disminuir su alimentación. Tu mascota debe pasar de 4 porciones de comida por día a solo 2 o 3 (dependiendo nuevamente de la raza y el nivel de actividad).

Comienza aumentando la primera y la última comida mientras disminuyes las dos intermedias. Continúa reduciendo los extras hasta que puedas omitirlos por completo. La porción de comida no cambia, pero es más fácil para él adaptarse a esta forma.

comida-perro.jpg

La raza y el tamaño

Estos 2 factores están muy relacionados debido a que, dependiendo de la raza, va a variar el tamaño del perro.

Las razas toy, pequeñas y medianas, pueden alimentarse una o dos veces al día. En el caso de los de menor estatura, se deben dar cantidades reducidas conforme a sus necesidades nutricionales y a la capacidad de su estómago.

En el caso de razas grandes, puede ser 2 veces al día, sirviendo porciones generosas, o 3 veces al día, con porciones más moderadas. Una recomendación que hacen algunos expertos es que se pueden dividir las comidas en varias, pero en cantidades pequeñas.

Por ejemplo, si tu mascota necesita 1 taza de comida al día, debes dividir el alimento en 4 porciones de ¼ de taza cada una. Distribuye estas porciones más pequeñas a lo largo del día en lugar de dar solo una porción de 1 taza o 2 de 1/2 taza.

El peso y el estilo de vida

Se estima que un perro en edad adulta puede comer entre un 2 y un 3? su peso corporal en promedio. Sin embargo, esto va a variar dependiendo del peso y la actividad física, ya que tienen necesidades calóricas específicas.

El perro promedio necesita aproximadamente 30 calorías por medio kilo de peso corporal por día. Los más pequeños o más activos a veces necesitan más, con un rango de hasta 40 calorías por medio kilo.

Esto significa que pueden comer una o dos veces al día para suplir estas necesidades calóricas, bien sea que se la des de forma fraccionada o de una vez según la cantidad que corresponda. Es importante conocer las necesidades calóricas, ya que es la única forma de asegurarse de que no coman en exceso.

En los envases de productos para perros vienen indicaciones en una tabla nutricional que indican las cantidades adecuadas de acuerdo con el peso.

Incluso, las golosinas cuentan, por lo que, si tienes una rutina regular que implica darle a tu mascota una galleta o dos antes de irte al trabajo, debes calcular esas calorías en el cuadro nutricional diario general. Por eso, debes ajustar las porciones regulares.

Porciones y cantidades

La cantidad de comida que le das cada vez que lo vas a alimentar se calcula de diferentes maneras.

Existe la forma más común, que es la que satisface a un perro con apetito normal: alimentarlo hasta la saciedad y que esa sea la cantidad de alimento que va a comer ese día. Esto tarda en promedio 20 minutos. Se alimenta y se marcha, quedando satisfecho.

Algunos animales, por supuesto, casi que aspiran la comida y solo tardan unos 3 segundos en consumirla, por lo que la regla de los 20 minutos no funciona tan bien con estos. Pero, siempre puedes ralentizar su alimentación, que es mucho más saludable.

Otra forma es la de darle pequeñas comidas a lo largo del día (siempre cumpliendo con los requerimientos calóricos y sin excederse).

A medida que tu mascota crece, es posible que consideres aumentar la cantidad de alimentos por día, especialmente para un perro mayor en el que tienden a perder masa muscular más rápido de lo que pueden volver a reponerla.

En esa etapa es muy importante que lo intentemos para obtener la mayor cantidad de nutrientes en el cuerpo para mantener la condición lo mejor posible dadas las circunstancias, y que puedan sobrellevar mucho mejor su vejez.

Finalmente, otra opción es que le sirvas comida de forma ilimitada. Es decir, que dejes el tazón lleno todo el día para que coma cuando quiera. Con esta última opción hay que ser cuidadosos, lo ideal es colocar la cantidad necesaria según sus requerimientos calóricos y una vez que la consuma en su totalidad, no volver a llenar el tazón.

Alimentos que debes evitar darle a tu perro

No importa con qué frecuencia le des comida. Siempre habrá productos o alimentos que debes evitar a toda costa, incluidas las sobras de la mesa.

La verdura cocida ocasionalmente es una delicia baja en calorías, al igual que las carnes simples sin condimentar, como la pechuga de pollo deshuesada y sin piel o la carne asada.

En cuanto a los alimentos grasos, las carnes crudas y los dulces son un gran no. Algunos causan malestar estomacal, mientras que otros pueden incluso ser tóxicos.

A continuación, te mostraremos una breve lista de lo que debes evitar:

  • Uvas y pasas (insuficiencia renal).
  • Chocolate (la teobromina puede ser tóxica).
  • Productos lácteos (intolerancia a la lactosa).
  • Frutas (ácidas y molestas para el estómago).
  • Patatas (demasiado almidón).
  • Cebollas y ajo (pueden causar anemia).
  • Productos de coco (a menos que tu veterinario recete específicamente aceite de coco).
  • Nueces de macadamia (pueden ser tóxicas o causar malestar estomacal).
  • Alimentos salados (pueden elevar la presión arterial y causar daño renal).
  • Masa de levadura cruda (puede subir en los intestinos y causar gases peligrosos).

Es importante recordar que esta es una lista corta y que hay muchos más alimentos a evitar. Si no estás seguro acerca de una comida, pregúntale a tu veterinario de confianza.

Como regla general, si está procesado o muy salado o azucarado, probablemente no sea una buena opción.

¿Es buena idea darle restos de comida, aunque sean saludables?

Siempre es mejor alimentarlo solo con comida para perros. En lugar de darle sobras de la mesa, concéntrate mejor en darle golosinas y snacks. Es la única forma de mantener una dieta equilibrada.

Si insistes en ofrecerle algunas sobras, asegúrate de evitar las que tengan grasa, porque pueden provocar un aumento de peso.

Ciertos vegetales, como las zanahorias, el pepino o el brócoli, son excelentes para darle, ya que son bajos en grasa, tienen una buena fuente de vitaminas y fibra, además de que son una buena adición a la dieta.

Solo ten cuidado, porque no más del 10? la dieta completa debe ser vegetales o frutas frescas.

Recomendaciones generales de alimentación para tu perro 

Habla con tu veterinario sobre los mejores métodos de alimentación y cúmplelos. Solo con una nutrición adecuada, tu mascota puede vivir una vida más larga, feliz y saludable.

Es indispensable proporcionar agua fresca y ofrecerle golosinas cuando él tenga buenas conductas, como un premio.

A continuación, te dejamos una lista rápida de trucos sobre consejos efectivos que harán que tu vida esté libre de problemas y que tu mascota esté saludable y feliz.

  • Limítate a una variedad de comida que sea completamente equilibrada y de buena calidad.
  • Nunca agregues suplementos a la comida, a menos que el veterinario lo indique.
  • Ten cuidado de no sobrealimentarlo.
  • Si debes cambiar su dieta, hazlo gradualmente durante un período de 7 a 10 días y no de forma brusca.
  • No lo alimentes antes de viajar, porque esto puede provocarle mareos.
  • No lo alimentes al menos una hora después del ejercicio, para evitar la dilatación y torsión del estómago, también conocida como hinchazón, una afección potencialmente mortal.
  • Las razas de tamaño mediano a grande deben ser alimentadas en un recipiente elevado. De esta manera, evitarás que traguen aire mientras comen.
  • Nunca lo molestes mientras come de su plato.
  • Nunca lo alimentes de tu plato o de la mesa.
  • Nunca le quites el cuenco de agua.

cachorro-comida.jpg

Consejos adicionales sobre la frecuencia de alimentación

  • Un horario regular ayuda con el adiestramiento doméstico de los cachorros, así como de los perros adultos a los que no se les han enseñado los modales domésticos.
  • No es aconsejable alimentarlo con comida para gatos ya que, dado que está diseñado para felinos, no tiene el equilibrio adecuado de vitaminas y minerales para canes.
  • Los perros que tragan su comida demasiado rápido tienden a tomar grandes cantidades de aire mientras comen, lo que puede causar malestar estomacal y digestivo.
  • Elige alimentos de alta calidad, ya que los malos producen más desperdicio, pueden causar problemas digestivos y, a menudo, terminan siendo más costosos a largo plazo.
  • Aunque los cachorros crecen rápidamente, es importante mantener una ingesta calórica constante.
  • Si estás utilizando un producto comercial para perros, aliméntalo con la cantidad impresa en la bolsa que se ajuste a su peso, edad y estilo de vida ideales.

Horarios recomendados para dar de comer

Te recomendamos algunos horarios para que le des comida a tu mascota, y así establezcas una rutina que funcione tanto para ti como para él.

Por lo general, se recomienda darle de comer una vez por la mañana y otra por la noche (en el caso de los cachorros, debes darles comidas intermedias). Idealmente, la cena debe ocurrir entre 8 y 12 horas después del desayuno.

En otras palabras, si le das el desayuno a las 7:00, lo mejor es darle la cena entre las 15:00 y las 19:00 horas.

Además de esto, no existen reglas estrictas sobre los horarios de las comidas, salvo que quieras que sean constantes.

Esto no solo ayudará a evitar que tu mascota se vuelva hambrienta entre comidas, sino que le darás a su cuerpo una cantidad adecuada de tiempo para digerir su comida anterior, y también ayudar a establecer una rutina regular.

En la práctica, es útil considerar tu propio itinerario al establecer horarios regulares de alimentación.

Si, por ejemplo, sales a trabajar todos los días alrededor de las 8 de la mañana, es posible que a las 7:30 sea la hora normal de desayuno de tu perro. Y como llegas a casa del trabajo alrededor de las 18:30, es más viable darle la cena alrededor de las 19:00 todos los días.

Por supuesto, no todo el mundo tiene un horario constante para el día a día. Pero debes encontrar la manera de darle de comer a la misma hora todos los días.

Un alimentador automático puede ser útil si entras y sales en horas impares. También es conveniente configurar tu teléfono para que te avise cuándo es el momento del desayuno y la cena si tienes problemas para recordar.



Deja un comentario

COMPARTIR