Inicio  >  Blog  >  Actualidad
¿Cuántas veces al día come un gato cachorro?
10 Feb

¿Cuántas veces al día come un gato cachorro?

Al ser nuevos en casa es difícil saber si tu mascota está comiendo mucho o poco. ▷ Te dejamos unos consejos para que te sea fácil este nueva situación

Índice

¿Sabías que la alimentación de tu gato va a depender mucho de la edad que tenga? Pues sí, no es lo mismo dar de comer a uno cachorro que a uno adulto ya que ambos comen diferentes veces al día. 

Pero no tienes por qué preocuparte. Aunque se trata de uno de los hábitos más importantes en tu pequeña mascota, no es algo complicado. Aquí te lo explicaremos de una forma sencilla para que puedas alimentarlo correctamente.

Un gato bebé, todo sobre su alimentación

La alimentación del gato siempre va de la mano de su edad y de las actividades que realice. En el caso de los cachorros, necesitan una mayor cantidad de proteínas y otros nutrientes. Y debe ser alimentado 5 veces al día con el equivalente de 25 a 30 gramos de comida cada una de las veces que se alimente.

Cuando tu pequeña mascota se acerca al año de edad, la cantidad de veces disminuye, pero aumentan los gramos de comida a consumir. No obstante, cuando es recién nacido, es importante que la alimentación durante sus 2 primeras semanas sea únicamente con leche de su madre o de una maternizada para gatos.

La frecuencia del consumo de esta leche debe ser cada 2 o 3 horas hasta alcanzar 8 tomas diarias. Pero, ¿cómo sabes la cantidad de leche que necesita ingerir? Pues, por cada 100 gramos que tu gatito pese tiene que consumir 13 ml de leche al día. Si ya supera las dos semanas, debe consumir 17 ml por cada 100 gramos que pese.

Ahora bien, si están bajo el cuidado de su madre, no tienes que preocuparte, pues su instinto natural los llevará hasta el lugar donde esta se encuentre para alimentarse cuando así lo necesite.

gato-comida1.jpg

Mi gato ya tiene más de dos semanas, pero aún es un cachorro

Aunque ya haya superado los 15 días de vida, tu gato todavía es muy pequeño y necesita de una alimentación correcta. 

Esto significa que cada 4 horas deberás alimentarlo con leche. Y la cantidad correcta al día es de 20 ml por cada 100 gramos de peso que tenga tu pequeño. Esto se debe a que ya está en capacidad de consumir cantidades más grandes de leche que cuando era más pequeño.

Ha llegado la hora de incluir solidos a la comida de mi gato

Entre la 4ª y la 6ª semana, el gatito va a dejar la leche poco a poco y necesitará de alimentos sólidos. Pero debes tener presente que, aunque se hable de sólido, deben ser suaves para que sean fáciles de digerir.

Un ejemplo de este tipo de comidas es pollo hervido y desmigado en su propio caldo para que esté blando. También puede ser pavo o pollo molido, huevos hervidos, yogurt griego, hígado y corazón de pollo, puré de zanahoria, de calabaza, pescados hervidos sin espinas y otros. En este período debe comer 4 veces al día y puedes completar con máximo 2 biberones de leche.

A partir de la 6ª semana, ya solo comerá 3 veces al día y la mayor parte de su comida será sólida y en ocasiones algo de leche de su madre. Al llegar a las 8 semanas ya dejará por completo la leche y solo comerá sólidos.

Si el gato no está con su madre ¿Cómo debe ser la leche?

Es importante que en sus primeras semanas de vida, tu gatito sea alimentado directamente con la leche de su madre. No obstante, si se trata de un pequeño adoptado, la leche debe ser maternizada para gatitos. La puedes conseguir en tiendas veterinarias y en lugares especiales para mascotas. Es de fabricación humana y tiene virtudes que asemejan a la leche materna de los gatos.

Se pueden conseguir en 2 presentaciones. La principal es la líquida y la otra, se consigue en polvo que se mezcla con agua templada para obtener el líquido correcto. Si no la consigues o no la puedes adquirir, en casa puedes optar por la opción de darle leche de cabra gracias a sus grandes virtudes digestivas para el pequeño.

Debes evitar darle leche de vaca ya que lo puede intoxicar, producirle diarrea y deshidratarlo de forma rápida.

Ya es un gato adulto mi gato

Al llegar a 4 años, se puede decir que es un gato joven. En este caso, su alimentación se reduce a 2 tomas de 200 a 450 gramos cada una durante el día. Su adultez la alcanza a los 7 años. En este caso, su dieta alimenticia debe estar basada en nutrientes que él necesite según sus condiciones.

Si se trata de un gato esterilizado, en muchas ocasiones su apetito aumenta y te pedirá más comida de la normal. Es este caso, evita darle alimentos ricos en grasa porque puedes estimular la obesidad en él.

Lo que debes evitar siempre

En la alimentación de tu gato, tenga la edad que sea, debes mantener totalmente alejado el chocolate, ya sea con leche o negro. Esta golosina contiene teobromina, una sustancia altamente tóxica para felinos y cánidos.

Nunca los alimentes con vísceras de pescado porque pueden resultar altamente peligrosas. Evita que las vísceras que comen estén crudas. De lo contrario, se producirán parásitos en él que destruyen su vitamina B1 y le pueden producir parálisis muscular.

Les gusta la carne de todo tipo. Esto incluye a los pescados, pero no deben comer espinas ya que se incrustan y perforan sus intestinos.

Si deseas que tu mascota felina tenga sano su sistema urinario, no le des a comer alimentos con mucha sal. Esto le produce cálculos en sus riñones y los daña.

La leche que ingiera debe ser maternizada o especial para gatos, ya que la lactosa les produce problemas estomacales que derivan en diarreas. Nunca le des cebolla, estas son ricas en tiosulfato, que destruyen sus glóbulos rojos. Lo mismo ocurre con el ajo.

Una de las comidas que más perforaciones ha producido en los intestinos de los gatos son los huesos de pollo. Así que si deseas un gato sano, nunca le des de estos huesos.

¿Por qué mi gato no engorda?

Su peso no siempre está relacionado con su alimentación. Puede que le des lo que necesita y en las cantidades que requiere y estar más delgado de lo normal. Esto se debe a diferentes factores. Uno de ellos es el estrés, algún cambio de hogar, sentir rivalidad con otro miembro de la casa le producen disminución del apetito, por lo que su peso baja.

Otra causante de su delgadez son los cambios bruscos que hayas realizado en su dieta ya que son animales de costumbres y un cambio de sabor no les resulta buena idea de entrada. Si se trata de una gata que amamanta a sus crías, necesita mayor cantidad de comida. Esta debe ser reforzada durante este período. lo mismo ocurre con los gatos muy activos.

Si no encuentras una causa clara, acude al veterinario para que haga una evaluación completa y descarte algún tipo de enfermedad.

Otros cuidados que necesita un gato bebé

No solo el cuidado de un felino cachorro está relacionado con su alimentación. Gran parte de su seguridad es la recibida mientras su madre lo cuida. Pero si ella no está presente, tu como su dueño deberás ayudarlo a desarrollarse correctamente.

Cuando son bebés, no son capaces de controlar su propia temperatura. En este caso, deberás ayudarlo a mantenerse caliente. Si se ensucia, no debes bañarlo, solo basta con pasar por su pelaje un paño húmedo para retirar la suciedad. Después, pasa un paño seco para eliminar la humedad de sus pelos.

Si tu gato ha sido separado de su madre y acaba de llegar a tu casa, debes tener paciencia y ganarte su confianza. Una manera rápida y sencilla de conseguirlo es dándole de comer o con algún juguete que lo motive a aceptarte como dueño.

Un arenero es importante para que haga sus deposiciones. Debe estar en un lugar tranquilo como una terraza. Además, es necesario limpiarlo por lo menos 2 veces a la semana. De lo contrario, el pequeño va a rechazar el lugar para hacer sus necesidades fisiológicas.

Su comedero debe estar totalmente separado de su arenero y del bebedero. Si tu mascota lo siente cerca de alguno de ellos, va a dejar a un lado su comida. También, debes tener su agua en un lugar donde él pueda llegar y cambiarla frecuentemente.

Consejos para que tus gatos sean felices desde pequeños

Los gatos aman limar sus uñas. Para eso, existen artículos especiales y evitar que rasguñen tus muebles. La mejor forma de fortalecer el vínculo entre tu y tu gato es cepillarlo. Con esto lo mantienes limpio, eliminas de él parásitos y lo relajas.

Para estimular su inteligencia, ayúdalo a realizar diferentes actividades físicas, en especial, aquellas que sean ideales para evitar obesidad. Otro punto muy importante es el cuidado médico. Al igual que los seres humanos, necesitan de algunas vacunas.

Características generales de los gatos y porque es importante para la comida

Según su raza, su peso ideal debería estar entre 2 y 8 kilos. Esto va a depender mucho de la alimentación que tenga y los ejercicios físicos que realice. A lo largo, por lo general miden 50 cm sin incluir su cola. Sus uñas están escondidas cuando duerme y cuando camina las deja salir.

Tienen un oído casi perfecto y sus orejas se mueven de forma independiente una de la otra. En sus patas delanteras hay 5 dedos en cada una, mientras que en las traseras hay 4. Sus dedos tienen garras muy afiladas que utilizan para defenderse.

Su olfato está muy desarrollado así que ningún olor pasará por alto ante él. Son muy ágiles y silenciosos al caminar, gracias a que caminan sobre sus dedos y esconden sus garras.

Por lo general, viven aproximadamente 15 años. Su periodo de gestación es de 65 días y en el momento de traer a sus crías al mundo, busca un lugar tranquilo y seguro.

gatito-comida.jpg

Algunos mitos sobre este felino y su alimentación

Muchas son las personas que dicen que los gatos beben leche. En realidad, como ya se ha explicado anteriormente, beben leche de su madre durante las primeras semanas de vida. Más adelante, consumirán sólidos suaves y por último sólidos duros.

No solo ronronean cuando están contentos o felices, también lo hacen cuando se sienten mal o amenazados por algo. El ronroneo es la forma de llamar la atención de su dueño para ponerlo atento ante su inquietud.

Seguro que has escuchado que los gatos tienen 7 vidas. Esta es una leyenda que se ha creado a raíz de forma de sobrevivir de los gatos de la calle. Eso gracias a su agilidad para mantenerse con vida y defenderse. Pero la realidad es que todos los gatos tienen una salud frágil al igual que cualquier otro animal.

Otros mitos que han subsistido

  • ¿Te han dicho que si hay un bebé en la casa tu gato puede ser peligro? Nada más alejado de la realidad. Se trata de un animalito muy curioso, se acercará al nuevo miembro del hogar, lo observará y olerá, pero tendrá el mayor cuidado para no hacerle daño.
  • Si está bien alimentado no va a cazar. Eso no es verdad. Un gato, por instinto, es un depredador y siempre va a cazar. La diferencia entre uno alimentado y otro es que el primero jugará con la presa mientras que el otro se la comerá.
  • Nunca dejará de arañar, pero si quieres que deje tus muebles tranquilos, deberás comprarle rascadores y enseñarle a hacerlo allí.
  • Si crees en el mito de siempre caen de pie, te contamos que no es verdad, lo que sucede es que son muy ágiles y cuando van a caer, giran de forma rápida y esto les permite caer de pie. Sin embargo, no es una garantía de que no se harán daño al caer.
  • Son de mala suerte los gatos negros, esta es una leyenda que viene desde la antigüedad y lo único que ha logrado es el maltrato a estos pequeños.
  • Hay quienes seguran que los gatos no pueden ser entrenados. Esto es un error. Al igual que los perros, los gatos son muy inteligentes y capaces de entender lo que les dices. 


Deja un comentario

COMPARTIR