Inicio  >  Blog  >  Actualidad
¿Cuándo separar a un gato de su madre?
23 Dec

¿Cuándo separar a un gato de su madre?

Hay que tener muy en cuenta cuando separa a un gato de su madre. ▷ Ese periodo es muy importante para los gatos y su correcto funcionamiento.

Índice

Si tu gata ha tenido gatitos, debes estar disfrutando de uno de los espectáculos más tiernos y emocionantes que podemos presenciar. Pero los gatitos crecen, la camada es numerosa y tienes que ir pensando en conseguirles un nuevo hogar a los cachorros.

Pero separar a la madre y los gatitos, aunque es necesario, es una acción que debe realizarse con sumo cuidado ya que puede comprometerse el desarrollo psicológico y físico de los felinos. Una separación abrupta entre la madre y las crías puede generar desde deficiencias en la nutrición hasta graves problemas de comportamiento

¿Cuándo debemos hacer efectiva la separación?

El momento exacto para separar a la camada de su madre no existe. Generalmente, esta acción la deberías llevar a cabo entre la semana 8 y la 12 desde su nacimiento. Este tiempo es relativo ya que debe tenerse en cuenta ciertos factores que hablan del grado de madurez de los cachorros para enfrentarlos a su nueva realidad.

Y aunque todo es muy subjetivo, es necesario que se cumplan estos tiempos de espera para que puedas detectar cuando están preparados y llevar a cabo la separación de la manera apropiada. Es ideal que te documentes, como lo estas haciendo en este momento, para realizar esta separación sin contratiempos.

Conociendo a los felinos

Para poder entender cuán importante es esta etapa de separación en la vida de un cachorro, es fundamental conocer aspectos esenciales de su desarrollo y cómo se conectan con este momento en particular.

Primer aspecto, la lactancia

Este primer elemento es crucial y de él depende en buena parte la buena salud de la camada, ya que a los primeros días del nacimiento la gata empezará a producir leche materna y es imprescindible que todos los cachorros puedan ser amamantados con la primera leche.

La primera producción de leche se denomina calostro y su aporte va más allá de la alimentación. El calostro, entre otros componentes, contiene defensas inmunitarias denominadas inmunoglobulinas, las cuales ayudan a los cachorros a resistir infecciones y gran variedad de ataques patógenos. 

Los componentes del calostro también ayudan a la maduración del sistema digestivo de los cachorros, preparándolos para la ingesta de alimentos.

La cantidad y calidad de los componentes del calostro decae drásticamente, aproximadamente en un 50% en apenas 24 horas después del nacimiento. En esto radica la importancia de que todos los recién nacidos puedan tener acceso a la madre en esta etapa.

Una vez pasado un tiempo aproximado de 36 a 48 horas, la madre empezará a producir leche de lactancia, con toda una serie de nutrientes que ayudará a alimentar a los cachorros. La lactancia también ayuda a inmunizar y proteger contra infecciones gracias al aporte de enzimas y hormonas, sustancias esenciales para un pleno desarrollo de los gatitos.

La camada debería, de manera ideal, alimentarse exclusivamente con la leche materna. Solo en casos especiales, como alguna enfermedad severa que impida la lactancia, un posible rechazo a la camada por parte de la madre o la muerte de ella, son las situaciones en las que se debería intervenir y realizar por nuestra cuenta la alimentación de los pequeños. 

Todo con una buena información, las herramientas adecuadas y la supervisión de un veterinario de confianza.

gato-bebe2.jpg

Segundo aspecto, la socialización

A partir de las 2 semanas desde su nacimiento se abre una “ventana de exploración” donde el gatito tiene ya la fuerza suficiente para recorrer el mundo que lo rodea y empezar a explorar las relaciones sociales, tanto con sus iguales como con el resto de los seres cercanos a él.

Es una etapa de aproximadamente 4 semanas donde todo es nuevo y debe aprender cómo relacionarse con todo, tanto con su madre y el resto de la camada como también con otros animales, con los humanos que lo cuidan, así como la rutina diaria que lo envuelve. Estas experiencias desarrollan su sentido social, lo hacen sentir seguro y confiado de cómo debe comportarse.

Todo lo que va integrando lo ayuda a construir su carácter y crea referencias para su comportamiento en el futuro. Será un gato tranquilo, llevadero, sin problemas de conducta, pasividad excesiva o agresividad hacia algo en particular.

La separación

Los primeros pasos para una separación bajo control y sin problemas debe empezarse a través de alimentación, ya que este proceso físico también es la base de un importante componente emocional y afectivo entre el gatito y su madre.

A partir de la 4ª semana de vida, se debe ir generando las condiciones ideales para producir el destete de la camada. Este proceso debes iniciarlo animando a los cachorros a consumir pequeñas porciones de alimento suave, ya sea comida húmeda preparada o algún tipo de alimento para cachorros en forma de puré o similar disponibles en las tiendas.

Este es un trabajo de paciencia, ya que todavía dependen en gran manera de los aportes nutricionales que hace la lactancia materna en su dieta. Aproximadamente hasta que no tengan unos dos meses de vida no podrán alimentarse regularmente con productos de este tipo.

Una vez alcanzada esta etapa de madurez y que acepta sin problemas el alimento blando, puedes empezar a combinar este tipo de preparaciones junto con alimento seco. Con respecto a esto último, es necesario estar pendiente de que el cachorro puede ingerir sin problemas el alimento seco. 

Si es necesario, es recomendable humedecer con caldo, bajo en sodio, o en su defecto con agua, hasta obtener una consistencia que le permita al gatito poder alimentarse sin problemas. El uso de caldos de pescado le aportará de forma adicional, además del sabor, buenos nutrientes al cachorro.

Los 3 meses de vida de los cachorros es una fecha a tener en cuenta, ya que se espera de ellos que tengan sus aspectos físicos, alimenticios y sociales ya desarrollados en gran manera. Aunque su madre todavía puede amamantarlos todos sus requerimientos nutricionales, ya deben estar preparados por la alimentación que le suministres.

En esta etapa debes ir pensando en el nuevo destino de la camada, si alguno se quedará en casa y en qué hogares recibirán a los cachorros.  

Para facilitar esta transición es bueno empezar el entrenamiento para el uso del arenero así como juguetes o el rascador. Cualquier actividad o juego que colabore a su estimulación positiva ayudará a sus cuidadores a hacerles una transición más tranquila y sin contratiempos.

Cuidados de la madre

Una vez destetados, los cachorros están fuertes y se comportan de manera independiente, pero sería contraproducente una separación abrupta y radical. Uno de los peligros inminentes para la madre es la aparición de mastitis, una infección que podría desarrollar por la acumulación de leche en sus mamas.

La separación de la camada debe ser progresiva. Un gatito a la vez, porque a los 3 meses de vida, la madre, gracias a su instinto, sabe que sus cachorros son independientes, pero una desaparición de toda la camada, de forma abrupta, puede generar en ella un estado de tristeza y ansiedad al buscarlos y no encontrarlos. Esto pudiera degenerar en ella en una depresión importante.

Una recomendación adicional. Si toda la camada es dada en adopción es aconsejable limpiar el espacio donde hicieron vida juntos madre y cachorros. Para ello, hay que lavar muy bien todos los utensilios y espacios para eliminar el olor de los mininos y así que no pueda la gata asociarlo a que todavía están presentes en casa.

Separar-gato-de-madre.jpg

Adaptación del cachorro a su nuevo hogar.

Ya que has dedicado unos 3 meses al cuidado de toda la camada, es recomendable también hacerle un seguimiento a la adaptación de los cachorros a sus nuevos espacios. Este periodo de adaptación también es importante para su crecimiento y desarrollo pleno

La nueva casa

Las primeras horas en el nuevo hogar son un choque emocional para el cachorro, ya que deja atrás todo lo conocido en su corta vida para enfrentarse a todo un mundo completamente distinto, con espacios, personas y rutinas nuevas .

Su adaptación a este nuevo ambiente depende en gran manera de sus experiencias en sus primeras semanas de vida. Si hubo problemas o un gran apego a su lugar de nacimiento puede, obviamente, hacer más lento el proceso de adaptación.

Un crecimiento sin mayores problemas, con buena atención y la compañía de su familia deberían aportarle seguridad y confianza para que este reinicio de su vida lo pueda afrontar sin mayores complicaciones. Este tiempo de adaptación se estima de una semana (máximo dos) y pasado este periodo se sentirá parte plena de su nueva familia.

Un gato es un animal de rutinas y aunque tiene poco tiempo de vida, de cachorro ya tienen instintivamente esta condición, lo cual también es una ayuda para adaptarlo a su nuevo hogar.

El traslado

Al entregar al cachorro a su nuevo cuidador es recomendable hacerlo en una bolsa o caja adecuada para felinos que sea cómoda y que le permita estar aislado de la nueva persona, un total desconocido para él. No obstante, debe tener un hueco para que pueda asomarse si lo desea, para ver qué está sucediendo, aunque es normal que decida acurrucarse y permanecer en el interior.

Un recorrido tranquilo, sin mayores contratiempos hasta el nuevo hogar es un escenario ideal para darle un buen inicio de toda esta experiencia. En esta misma línea, su llegada a la casa y colocarlo en un espacio destinado principalmente para el cachorro colaboran a reducir el estrés y que esos primeros momentos pasen de la mejor manera posible.

La llegada

Debe destinarse un espacio exclusivo donde dejar al cachorro al llegar a la casa, un espacio tranquilo y seguro donde pueda sentirse a sus anchas. Salir de su guarida cuando lo considere y empezar con la exploración de los espacios que lo rodean. Mantener cerca algo con el olor de su casa materna puede ayudar a calmarlo y que asocie de manera positiva el nuevo lugar.

Es importante tener todos sus artículos listos a su llegada. Un arenero limpio, agua fresca, algo de comida y sus juguetes disponibles. Si es posible algún juguete favorito o que ya conozca su dinámica será muy bien recibido por él.

Los primeros encuentros

Una vez que el cachorro decide dejar la seguridad de la caja donde ha sido transportado, ese encuentro entre sus cuidadores y él debe darse de la manera más natural, sin presiones, sin forzar su comportamiento y sobre todo sin crear situaciones que puedan resultar estresantes.

Dejar que huela el entorno a su ritmo, que decida explorar y que sea el cachorro el que empiece el acercamiento. Cuando vayas a alimentarlo, si es posible, opta por comida que sea de su especial agrado puede ayudar a acelerar ese acercamiento y ayudarlo a asociar a los nuevos humanos con una experiencia positiva.

A partir de aquí, cada día será un nuevo aprendizaje y el reforzamiento de los lazos entre el cachorro y sus cuidadores. Es importante darle su lugar en la casa, un espacio que él pueda sentir como “su sitio”, donde se sienta seguro y pueda resguardarse cuando lo considere. 

También es preciso respetar sus hábitos de limpieza y mantener la comida y el agua lejos, pero de manera accesible, del sitio donde está el arenero.

Finalmente

Todo este proceso, desde su nacimiento hasta la entrega en adopción, llevado de esta manera y con los cuidados necesarios, te ayudará a tener un gato con todas sus necesidades físicas, sociales y afectivas cubiertas, regalándote así un animal de compañía saludable pleno y perfecto.

Podrías pensar en un primer momento que son demasiadas cosas a tener en cuenta y que solo se trata de un gato. 

Pero considera que incluir un animal de compañía en tu hogar es abrirle la puerta de tu familia a un nuevo miembro, alguien que se merece respeto y consideración y que si le dedicas el tiempo y los cuidados necesarios para su bienestar, él te recompensará con su compañía, fidelidad y un sinfín de momentos memorables junto con todos los miembros de tu círculo familiar.


Aquí tienes nuestra mejor selección de Perros

OFERTA
OFERTA

Deja un comentario

COMPARTIR