Inicio  >  Blog  >  Actualidad
¿Cuándo se vacuna a un perro por primera vez?
28 Sep

¿Cuándo se vacuna a un perro por primera vez?

Índice

Los perros son animales encantadores y tener uno en casa trae felicidad a toda la familia. Pero con ellos vienen ciertas responsabilidades que deben ser tenidas muy en cuenta. Entre ellas, el plan de vacunación.

Las vacunas son parte esencial para su saludable crecimiento, tal y como sucede con los seres humanos. Estos animalitos deben ser muy bien cuidados, por eso debes estar muy pendiente de sus vacunas.

Las primeras defensas que ellos reciben, proceden de parte de sus madres a través de la lactancia. Por eso no es bueno destetarlos antes de tiempo, pero luego de haberse cumplido el ciclo, es el momento de iniciar la etapa de vacunación.

A continuación, te mostraré cómo es el proceso de vacunación y todo lo que necesitas saber para cumplirlo.

¿Por qué se deben vacunar a los cachorros?

Es posible que te estés preguntando cuál es el beneficio de que tu cachorro sea vacunado, sobre todo siendo tan pequeño.

En primer lugar, recuerda que es un ser vivo al igual que los humanos, y que, gracias a los avances científicos, se han desarrollado formas de prevenir enfermedades que podrían tener terribles consecuencias en el animal.

Existen muchas patologías de origen infeccioso que solo se han podido controlar gracias a las vacunas, con lo que reducir el riesgo de cualquier tipo de padecimiento potencialmente peligroso no solo para el perro, sino incluso para el entorno familiar, es de vital importancia.

Por este motivo, es posible que el veterinario de tu cachorro te recomiende realizar un plan de vacunación en el tiempo previsto y así evitarás el riesgo de enfermedades que le puedan causar hasta la muerte, como el moquillo o el parvovirus, dos de las principales causas de fallecimientos de los pequeños cachorritos.

Si sigues de manera adecuada el plan de vacunación propuesto por el veterinario, te aseguro que vas a contribuir a que tu pequeña mascota desarrolle su sistema inmunológico adecuadamente y genere defensas contra ciertos microorganismos patógenos.

Y ese es otro punto que debes considerar, ya que algunas de las enfermedades, al ser contagiosas, podrían ser transmitidas a otros animales en su entorno, y hasta al ser humano, como es el caso de la rabia.

vacuna-primera-vez-perro.jpg

Lo que debes saber antes de ponerle la vacuna

La primera vacuna se debe colocar entre la sexta y la octava semana de vida. Y hasta tanto llegue ese momento, sigue estas recomendaciones para evitar que se enferme.

Lo primero que debes hacer es cumplir un período de cuarentena. Esto significa que debes procurar que tu cachorro no esté en contacto con otros perros que no pertenezcan a su misma camada hasta que lo hayas vacunado. Y si por alguna razón debes sacarlo a la calle, procura no dejarlo en el suelo, llévalo siempre en brazos.

Cuando son tan pequeños, es inevitable que sean muy curiosos, les gusta caminar por donde no deben, oler todo y por supuesto meter su hocico en cuanto objeto les llame la atención. Eso significaría un potencial contagio de cualquier tipo de enfermedad que, sin las defensas adecuadas, podría tener consecuencias muy lamentables.

Así que ya sabes, en las semanas previas a la vacunación, debes cuidar mucho de tu cachorro.

Al mes y medio, aproximadamente, de su nacimiento, es que podrás ponerle su primera vacuna. Posteriormente, 2 o 3 semanas después le debes colocar el refuerzo.

La amenaza de los parásitos

Durante el período que debes esperar entre su nacimiento y la primera vacuna, es importante que desparasites a tu cachorro, tanto interna como externamente.

Los parásitos son altamente perjudiciales para la salud de tu cachorro, sean internos, es decir, que viven dentro de su organismo, generalmente en el aparato digestivo; o externos, como las pulgas o garrapatas, que atacan piel y pelaje. Por ese motivo, lo más recomendable es que a los 21 días de haber nacido le des la primera dosis de desparasitante y continuar periódicamente cada 15 días hasta que alcance los 3 o incluso hasta los 6 meses de vida. Eso dependerá de lo que indique su veterinario.

Dependiendo de la raza y el entorno del animal, algunos profesionales recomiendan que luego de haber finalizado el plan de vacunación, lo mejor es continuar con el proceso de desparasitado contra patógenos internos de manera periódica, cada 3 o 4 meses y antes de administrarle los refuerzos de las vacunas.

Una recomendación que te ofrezco, es que a la par de desparasitarlo y de las vacunas, complementes su alimentación con algunas vitaminas. Estos procesos suelen ser muy debilitantes para ellos y sus defensas pueden bajar. De todas maneras, siempre ante cualquier duda sobre la salud de tu mascota, lo mejor es que consultes con su veterinario.

El mejor momento para iniciar con las vacunas

Ya en párrafos anteriores te había comentado que el mejor momento para vacunar a tu mascota es que sea a partir de la 6tau 8va semana después de su nacimiento. Hacerlo antes de ese momento no tendría sentido.

Y es que cuando los cachorros nacen y son amamantados por su madre, sus defensas principales provienen de la leche. Solo es cuando llega el momento de destetarlos que se hace necesario tener que crearles sus propias defensas.

Si dejas que pase más tiempo de lo recomendado, no es que se verá afectado de manera inmediata, pero es probable que sus defensas no estén totalmente activas, lo que significaría quedar vulnerable ante cualquier enfermedad.

En cada país existe una serie de vacunas que se deben aplicar a los cachorros. En España, las más importantes son las de moquillo, hepatitis canina y parvovirus. A ellas se les debe añadirla antirrábica, que se les debe colocar anualmente. Esta última se debe cumplir en una gran parte del país, excepto en Galicia, País Vasco y Cataluña, comunidades donde esa vacuna es opcional.

Lo más adecuado es que dependiendo de donde vivas, te informes muy bien acerca de cuáles son las vacunas obligatorias para tu mascota, así te evitarás malos ratos con las autoridades.

cuando-vacunar-a-mi-perro-1-vez.jpg

¿Cómo debe ser el plan de vacunación?

A continuación te voy  a ofrecer un plan de vacunación para que te orientes. Pero lo mejor es que consultes con el veterinario de tu cachorro y así sabrás cómo seguir el plan que te proponga. No en todos los casos la aplicación de las vacunas es igual.

El veterinario es el especialista y solo él sabrá de acuerdo a un estudio previo a tu mascota, cómo se debe hacer en su caso. En líneas generales, un plan de vacunación debería ser de la siguiente manera:

A los 45 días de nacido

Entre la sexta y la octava semana después de su nacimiento, se le debe colocar la primera dosis contra el parvovirus.

Recuerda que ya en ese momento, tuvo que haber cumplido al menos el primer ciclo de desparasitación.

A las 9 semanas

Tras dos meses de nacido, el cachorro está preparado para recibir la segunda vacuna, que es la destinada para protegerlo del moquillo canino. También le deben colocar las dosis contra el adenovirus tipo 2, la hepatitis infecciosa C y la leptospirosis. Todas estas vienen en una sola vacuna llamada Polivalente.

De igual manera se le debe colocar la segunda dosis contra el parvovirus y aunque es opcional, te recomiendo que le apliques la vacuna contra el coronavirus.

A las 12 semanas

En este momento de su vida, los cachorros están más fuertes, con más de 3 meses son más traviesos y juguetones. Y es el momento de aplicarle una segunda dosis de la polivalente. También se le debe colocar la tercera dosis contra el parvovirus.

Al cumplir 4 meses

Cuando ya ha pasado un mes de la vacuna anterior, es momento de los refuerzos de polivalente y, en caso de ser obligatoria, también debe dárselela vacuna contra la rabia.

Pero como te comenté anteriormente, es recomendable que le preguntes al veterinario si es o no necesario aplicarle la antirrábica.

Al año

A partir de este momento, la recomendación en líneas generales es que cada año le apliques vacunas de refuerzo de la pentavalente, contra el parvovirus y contra la rabia.

Ante enfermedades raras

En algunos casos, es posible que el veterinario te recomiende que cada cierto tiempo lo vacunes frente a la tos de las perreras, la enfermedad de Lyme, la parainfluenza, el coronavirus y la leishmaniosis. No son frecuentes, pero pueden ser recomendables.

¿Es obligatorio vacunar a tu cachorro?

No solo es cuestión de que sea obligatorio por ley, es por la salud de tu mascota que debe estar vacunada. Si bien es cierto que muchos reniegan de las vacunas, ya sea porque las consideran muy caras o por la cantidad de veces que hay que ponérselas, también es cierto que cumplen su función sanitaria en la población canina.

Por eso es que, de acuerdo con los reglamentos vigentes, en España son obligatorias las dosis contra parvovirus, la polivalente y, salvo en las comunidades autónomas mencionadas, la antirrábica.

Aunque muchas vacunas son opcionales, debes pensar que tu cachorro es un ser vivo indefenso y que, si asumiste el placer de disfrutar de su compañía, lo mínimo que debes hacer por él es proteger su salud.

A la hora de un viaje al exterior

Si estás pensando en viajar fuera de España en compañía de tu mascota, debes investigar muy bien qué tipo de vacuna puede ser obligatoria en el país destino. Los integrantes de la Unión Europea no son muy diferentes en cuanto a esta legislación, sin embargo, para América y Asia, especialmente en países tropicales, las exigencias pueden ser diferentes.

¿Puede haber efectos secundarios?

Efectivamente se pueden presentar algunos efectos secundarios, pero nada de qué preocuparse. Cada una de las vacunas han sido testeadas previamente por los laboratorios para evitar daños colaterales.

Algunos de los efectos que podrás observar en tu cachorro pueden ser los siguientes:

  • Apatía: Posterior a la colocación de las vacunas, puede sentirse decaído, es posible que no quiera salir a la calle ni jugar. Esto se debe a que se tuvo que haber alterado mucho por el estrés de ir al veterinario y luego de tanta adrenalina, quedará agotado.
  • Adormecimiento: Es posible que lo veas con más sueño de lo habitual, algo muy habitual, al menos durante el primer día después de haber sido vacunado.
  • Inflamación donde le inyectaron: Si notas que en el lugar donde le colocaron la vacuna hay un bulto o inflamación, es posible que el líquido no se haya absorbido debidamente. Con el paso de los días, debería bajar la inflamación, pero de no ser así, visita al veterinario.
  • Trastornos intestinales: En algunos casos, el cachorro puede presentar diarrea, vómitos, dolor de estómago o poco apetito.
  • Problemas para respirar: Es uno de los efectos menos comunes, pero es posible que tu perro presente mocos, tos o síntomas de resfriado.
  • Afalaxia: Es poco probable que suceda, pero es el más grave de todos. Si tu cachorro presenta dificultad para respirar, el hocico o la garganta hinchados, pulso débil, vómitos y diarrea, entonces es momento de llevarlo a emergencias.

Cuánto podría costar una vacuna

Los precios pueden variar dependiendo de la zona e incluso de la cantidad de vacunas que le debes poner. Aquí verás una aproximación de lo que puede gastar una persona que le coloque todas las vacunas a su cachorro.

Habitualmente el primer año de vida del perrito suele ser el más caro, esto es por la cantidad de vacunas, refuerzos y desparasitantes que se le deben administrar.

Los precios de cada una de las vacunas oscilan alrededor de los 20 o 30 euros, sin embargo, las tres primeras dosis, que son las principales, pueden tener un valor de hasta 150 euros.

En el caso de los refuerzos costarán unos 60 euros aproximadamente.

Su salud ante todo

Posiblemente en este punto estés analizando muy bien si es o no una buena idea tener una mascota. Obviamente es tu decisión, pero si optas por un perro como animal de compañía, tendrás el amor más fiel y sincero. Y ese animalito merece tener todas las condiciones de salud para disfrutar una vida plena.



Deja un comentario

COMPARTIR