Inicio  >  Blog  >  Actualidad
¿Cuándo le salen los dientes a los perros?
05 Feb

¿Cuándo le salen los dientes a los perros?

¿Cuándo le salen los dientes a los perros? ▷ ¿Cuándo le salen los primeros y la dentadura definitiva? ♥ Entra en este post

Índice

Los cachorros, al igual que los bebés humanos, nacen sin dientes, pero tienen un juego completo de dientes de leche que sale a medida que van creciendo.

Estos se caen y son reemplazados por la dentadura adulta unos meses después. Al igual que como sucede con los humanos, este proceso puede ser un tanto molesto y doloroso, por lo que es necesario tener los cuidados adecuados.

Si te interesa el tema de la dentición de los perros y cómo mantener una buena higiene, quédate con nosotros. En este artículo te explicaremos todo lo relacionado con este tema.

Los dientes de leche

Al nacer sin dientes, a los cachorros se les alimenta con leche hasta que alcanzan cierta edad. Cuando ya tienen alrededor de 2 semanas, la dentadura de leche comienza a erupcionar progresivamente. Lo normal es ver emerger alrededor de 28 piezas pequeñas y afiladas entre las 8 y 10 semanas de vida.

A medida que le van saliendo, tu mascota experimentará algunas molestias. Hay que señalar que durante este tiempo es probable que tenga un aliento no tan agradable. Es un olor al que te acostumbrarás y es normal durante este proceso.

Si se vuelve insoportable, puedes frotar una pequeña cantidad de aceite de coco alrededor de sus encías, lo que de paso les encantará. También es recomendable darles juguetes de goma que puedan morder y masticar. De esta forma, alivian el dolor en las encías y se divierten un poco.

Una leve molestia es normal, y eso lo vas a notar cuando tu mascota actúe de manera un poco diferente durante este tiempo. Sin embargo, esto no debería impedirle hacer actividades cotidianas normales, como acicalarse, comer, beber y jugar.

salir-dientes-perro.jpg

Si tu perro no está haciendo estas cosas y su calidad de vida se ve afectada por su malestar, es posible que debas llevarlo al veterinario.

¿Cuándo se caen los dientes de leche?

Esta dentadura es temporal, lo que vas a agradecer porque es particularmente afilada, así que debes tener cuidado con los dedos.

Se cree que los dientes de cachorro son afilados para ayudarlos a aprender lo difícil que es morder. Es fundamental que evites los juegos bruscos o emitas un pequeño grito cuando te muerdan, para que comprendan que duele y aprenda a jugar con suavidad.

Los irán mudando gradualmente y sus dientes de adulto empezarán a emerger por completo cuando tenga 4 meses de edad.

Cuando empieza el proceso de mudanza, puede ser un momento estresante. La mayoría de los veterinarios recomienda que dejes que se caigan de forma natural. 

Incluso, si notas un diente flojo, es importante no tirar de él, ya que podría causar una infección. La dentadura está incrustada profundamente en sus encías, con largas raíces que la mantienen en su lugar. Estas raíces son frágiles y pueden romperse si se tira con demasiada fuerza, quedando atrás para pudrirse en sus encías.

La única excepción a esta regla se produce si un diente permanente comienza a salir antes de que tu cachorro haya perdido el de leche. Si ese es el caso, debes concertar una cita con el veterinario para que le extraiga el de leche.

¿Se vuelven mordedores cuando están en dentición?

Los cachorros tienden a morder mucho cuando les están saliendo las piezas dentales. Pero la dentición en sí no es la única causa. Como comentamos, la irritación y el dolor influyen y es posible que mastiquen y muerdan más durante esta etapa para intentar aliviar la irritación.

Sin embargo, morder (y gruñir) es una parte importante del juego del cachorro, que a menudo se confunde con agresión.

Desde una edad temprana, deben aprender a controlar las mordidas y a no usarlas cuando juegan o interactúan con otros perros y personas. Este es un proceso llamado inhibición de la mordida. Es una buena idea leer sobre esto, ya que debes trabajar con tu cachorro para ajustar su mordida y asegurarte de que nunca dañe a nadie.

Los más pequeños a menudo muerden demasiado, ya que el proceso de inhibición de la mordida no ha sido completado. Es por esto que debes ir trabajando para educarlo.

Cuidado dental para cachorros

Introducirlo a una buena rutina de cuidado dental es importante y te ahorrará a ti y a tu mascota mucho estrés a largo plazo. Incluso puede llegar a tener ganas de que le cepilles los dientes.

Lo que recomendamos es que además de invertir en juguetes naturales para masticar que los ayuden con la incomodidad de la dentición, debes meter los dedos en su boca con regularidad y frotar sus dientes y encías para que se acostumbre al proceso.

Si bien no es necesario que se cepillen hasta que tengan los dientes adultos, no estará de más presentarles la pasta dental y frotársela. Siempre usa una pasta que esté formulada para perros y comprueba que sea adecuada para cachorros.

La dentadura permanente

A partir de los 4 meses, la dentadura de leche empezará a caerse y ya a los 6 meses salen los dientes permanentes, proceso que se completa a los 8 meses aproximadamente.

La principal diferencia que vas a notar en su dentadura permanente, es que a diferencia de cuando era cachorro, ahora le van a salir muelas. Cuando son pequeños, como su dieta no consta de partículas grandes y duras, no necesitan tanto de masticar.

Otro cambio, le salen más piezas dentales, casi el doble, así como el tamaño de las mismas, siendo mucho más grandes y menos afiladas, además de perder ese color blanco brillante, haciendo que se vuelvan ligeramente amarillos. Es importante que le procures una buena higiene dental para evitar acumulación de sarro y residuos.

Una buena forma de hacerlo es cepillándolos. No obstante, si esto no es posible porque tu perro no está acostumbrado, puedes comprarle huesos de cuero de vaca, que les sirven para limpiárselos mientras mastica y juega con estos.

¿Puedes saber su edad observando sus dientes?

Hay algunas características que te pueden ayudar a determinar la edad de un perro. Algunas de estas son:

  • Los dientes permanecen blancos hasta que tienen alrededor de un año.
  • Cuando tienen menos de 8 meses no hay muelas y tienen 28 piezas dentales.
  • Sus muelas posteriores se vuelven ligeramente desafiladas de 1 a 3 años.
  • De 3 a 5 años, toda la dentadura se decolorará ligeramente.
  • Si notas que hay una acumulación de residuos y existe un desgaste notable, es probable que tenga más de 5 años.

¿Cuántos dientes tiene tu mascota?

Es muy complicado tratar de asegurarse de que los dientes de tu mascota estén en orden si no sabes cuántos se supone que debe tener en primer lugar.

Nuestros perros tienen más piezas dentales que nosotros. Los perros adultos, en promedio, tienen 42 piezas dentales. En cuanto a la disposición, 20 de ellas se encuentran en la parte superior de la boca y las 22 restantes en la parte inferior.

Si tu compañero canino está completamente desarrollado y no tiene 42 dientes, es posible que debas visitar al veterinario para asegurarte de que no haya ningún problema.

Por lo general, si le faltan uno o dos, se debe a que lleva objetos pesados o duros en la boca, como palos o piedras, lo que provoca que se le caigan.

Tipos de dientes

Al igual que nosotros, ellos tienen 4 tipos de dientes y todos realizan funciones diferentes.

Incisivos

Estos son los pequeños en la parte delantera de la boca. Los incisivos se utilizan principalmente para raspar, lo que lo ayuda a sacar hasta el último trozo de carne de su hueso.

Los incisivos también son útiles para el aseo. Si tu mascota parece morderse a sí misma con los incisivos, puede ser un signo de pulgas y garrapatas en su pelaje.

Caninos

Quizá los más reconocibles en la boca son sus caninos. Son largos y puntiagudos, se encuentran a ambos lados de sus incisivos.

Tu perro usa estas piezas dentales para desgarrar la comida. También se utilizan para fijar elementos en la boca, como sus juguetes, lo que los hace aún mejores en un juego de tira y afloja.

Premolares

Se encuentran detrás de los caninos. Se utilizan para masticar alimentos duros y sujetar sus juguetes.

Con bordes más afilados que los molares, son la herramienta principal para triturar alimentos antes de convertirlos en trozos pequeños.

Molares

Como ocurre en la mayoría de los mamíferos, los molares se utilizan para descomponer los alimentos duros en trozos del tamaño de un bocado para que sea más fácil y seguro tragarlos.

La mayoría de los perros obtienen sus nutrientes a partir de una combinación de alimentos secos y húmedos.

Las galletas se pueden descomponer fácilmente con sus molares, y los premolares se encargan de las golosinas más difíciles. En total son 8 y se encuentran detrás de los premolares, justo en la parte posterior.

El carnassial

Si alguna vez ha mirado dentro de la boca o le has cepillado los dientes, es posible que te estés preguntando cuál es el diente grande en el medio de la mandíbula superior.

Esto se conoce como diente carnassial, que se empareja con otro igual en la parte inferior. Los dos tienen una forma especial para pasar uno junto al otro, lo que ayuda a los perros a aplastar, cortar y sujetar.

Es por eso que puedes verlo coger juguetes para masticar con el lado de la boca.

Cómo cuidar adecuadamente la dentadura

Mantener limpias las piezas dentales es tan importante como una alimentación saludable y las caminatas diarias. Sin el cuidado adecuado de la salud dental, pueden sufrir enfermedades y una mala calidad de vida.

Si un perro pierde un diente permanente, este no va a volver a crecer. Pero, ¿cómo puedes asegurarte de que esté lo más saludable posible?

Te hacemos un resumen con los consejos más importantes:

Realizarle cepillados

Así como no pasarías un día sin cepillarte, tu mascota tampoco debería hacerlo. Por supuesto, lleva un tiempo acostumbrarse. Pero con un cepillado persistente y el equipo adecuado, esta tarea debe convertirse en una característica habitual de la rutina diaria de tu mascota.

Estar al pendiente a los signos de enfermedad

La enfermedad de las encías puede desarrollarse con el tiempo y tomarte por sorpresa. Es importante estar atento a las señales claras para que puedas obtener ayuda más pronto que tarde.

El sangrado de las encías es una señal clara. Pero debes evitar que llegue tan lejos. Con el cepillado diario, es posible que notes que se acumulan depósitos de sarro en sus dientes. Si esto no desaparece fácilmente a los pocos días de una limpieza suave, podría ser un signo de enfermedad dental.

La enfermedad de las encías también hace que sea mucho más difícil comer. Por lo tanto, tu mascota puede evitar las comidas, parecer incómodo mientras come o incluso dejar manchas de sangre en su plato. Si notas alguno de estos signos, lo mejor es consultar con tu especialista de confianza.

dientes-perrp.jpg

El cáncer de boca es otra cosa que debes tener en cuenta. Cualquier hinchazón, bultos o comportamiento inusual de comer y jugar debe ser anotado y revisado.

Evitar caries

A diferencia de los humanos, los perros no son propensos a las caries, probablemente debido a su dieta baja en azúcar y la forma de sus dientes. Como todas las cosas, es mejor prevenir que curar.

Emplear una buena rutina de cuidado bucal y ceñirse a alimentos saludables y golosinas naturales evitan complicaciones adicionales como los azúcares, que producen caries. Si detectas una acumulación de residuos o una caries, debes llevarlo al veterinario.

Mantener una dieta saludable

La dieta es uno de los aspectos más importantes de la vida de tu perro: mantenerlo en un peso saludable, mantener un estilo de vida sano y prevenir problemas de salud dental.

Elegir un alimento con ingredientes naturales y sin aditivos innecesarios es la mejor manera de asegurarse de que obtenga todos los nutrientes que necesita.

Palillos y masticables dentales para perros

Los palitos dentales contienen ingredientes activos clínicamente probados para reducir la placa. Sin embargo, debes asegurarte de comprobar qué otros ingredientes incluyen estos productos, porque pueden tener otros que sean dañinos.

Ten cuidado con los ingredientes como el "caldo de verduras", que normalmente contienen azúcares y sales añadidos.



Deja un comentario

COMPARTIR