Inicio  >  Blog  >  Actualidad
¿ Cuál es la raza de perro más grande del mundo ?
29 Apr

¿ Cuál es la raza de perro más grande del mundo ?

En este artículo te vamos a hablar da varias de las razas de perros más grande y las diferenciaremos por estatura y por peso ▷ Te van a sorprender

Índice

Los perros han sido criados durante milenios para ser los compañeros perfectos. Hay una gran cantidad de razas así como de variaciones entre sí, entre las que hay un amplio rango de tamaños, formas, colores, personalidades y propósitos.

A lo largo de los siglos, los humanos han entrenado y perfeccionado a estos animales en diferentes ubicaciones geográficas para desempeñar ciertos roles, desde cazadores hasta guardianes, desde pastores hasta compañeros.

En algunas estirpes, el tamaño ha sido un factor muy importante en la búsqueda de la perfección, ya sea para cazar presas más grandes, para desarrollar más velocidad, proteger el hogar o incluso tener un pelaje grueso que les permita soportar temperaturas bajo cero.

Hoy te hablaremos acerca de las razas de perros más grandes del mundo y cuál es la que actualmente se lleva el primer lugar.

El ADN y la evolución de los perros

Imagínate que un humano adulto fuese del tamaño de un gigante y otro tuviera la estatura de un niño de dos años, tal y como puede verse en películas de fantasía. Sería algo completamente raro y extraño. Pero esa es la relación de tamaños que existe en el mundo canino.

Entre los humanos no hay mucha diferencia en lo que respecta a esto. La mayoría de los adultos tienen aproximadamente la misma altura promedio, entre 1,50 a 1,80 metros.

De hecho, la mayoría de las especies son del mismo tamaño. A excepción de los perros.

Hay razas como el chihuahua, que mide apenas 12 centímetros de alto, mientras que otras, como el gran danés, que mide más de 1,50 metros de altura cuando está extendido y apoyado sobre sus patas traseras.

Lo que resulta más curioso de todo esto es el porqué hay esta diferencia tan marcada, ya que los perros descienden de los lobos grises y, como casi todas las demás especies, tienen el mismo tamaño.

Entonces, ¿qué hace que nuestros amigos caninos sean tan especiales? La respuesta se encuentra en el ADN.

Tan solo un gen es el que determina el tamaño

Los científicos ya habían pensado que el ADN contenía la respuesta de por qué son de tamaños tan diferentes. Porque cada raza es siempre del mismo tamaño.

Por ejemplo, los Golden Retrievers generalmente tienen entre 50 y 60 centímetros aproximadamente de alto. Con tanta consistencia en el tamaño, los genes debían estar jugando un papel.

Simplemente los científicos no sabían qué causaba la variación de tamaño. Tras varios estudios, descubrieron que tan solo una letra en la cadena del ADN era diferente en algunos lugares entre los perros. La diferencia existente en el número de letra es conocida como polimorfismos de un solo nucleótido (SNP).

Los científicos utilizaron estadísticas para determinar qué tan bien cada SNP se correlacionaba con el tamaño del esqueleto del perro, y encontraron su ubicación muy cerca del gen que se encarga del factor de crecimiento similar a la insulina (IGF).

El IGF se caracteriza por interactuar con casi todas las células del cuerpo. Controla el crecimiento celular y la forma en que las células obtienen energía.

Entonces, el gen IGF-1, más específicamente, es un gran determinante del tamaño total de la raza.

Pero, ¿esta diferencia tan abismal de tamaños a qué se debe?

Una evolución atípica

No hay una respuesta clara para esto, pero posiblemente está en la extraña historia evolutiva de los caninos, en la que el ser humano tiene una gran influencia.

Los perros descienden de los lobos desde hace más de 15.000 años y se han domesticado desde hace 10.000, aproximadamente.

Pero, en realidad, la mayoría de las diversas razas han aparecido en los últimos cientos de años.

Ahora, 300 años pueden parecer mucho tiempo. Pero en realidad desde el punto de vista de la evolución, es muy corto.

Hace miles de años los humanos comenzaron a utilizar a los perros para distintos propósitos, ya sea para ayudarlos en la caza, cuidado o compañía.

Poco a poco fueron cruzando razas para crear nuevas que se adaptaran a sus necesidades y preferencias.

Y es así como, sin saberlo en muchos casos, los criadores de perros fueron seleccionando y creando nuevas razas con distintas variaciones, acelerando el proceso de evolución considerablemente.

Posteriormente surgieron las competiciones caninas, en las que el porte, tamaño, pelaje y forma del animal eran tenidos muy en cuenta y esto también influyó en que los criadores buscaran la forma de perfeccionar o mejorar determinado estirpe. Influyendo, nuevamente, en la evolución canina.

4790.jpg

¿Cuál es el perro más grande?

Suponemos que ya para en punto tienes mucha curiosidad por saber cuál es la raza más grande de mundo. Sin embargo, no hay una respuesta exacta.

Algunos de los caninos más grandes son altos, otros son pesados, los hay con enorme pelaje. Los rasgos físicos son muy amplios, y es por esto que hay muchas maneras de hacer la clasificación.

No obstante, nos centraremos principalmente en el perro más alto y el más pesado.

El más alto: el gran danés

Como has de haber imaginado, el perro más largo y alto es el gran danés.

Esta enorme raza es muy conocida por su imponente altura de más de dos metros de altura (extendido sobre las patas traseras) y un peso de hasta 90 kilos.

Los gran danés fueron desarrollados originalmente para ser perros de caza. Pero también pueden ser notablemente sensibles y cariñosos, cualidades que generalmente no se asocian con este tipo de perro.

Características:

  • Peso: entre 45 y 55 kg
  • Altura: machos entre 80 centímetros y 1 metro. Hembras entre 70 o 90 centímetros.
  • Color de pelaje: negro, blanco, gris, marrón, con manchas.
  • Tipo de pelaje: corto.
  • Criado para: caza de jabalíes, guardia.
  • Requisitos de ejercicio: entre 20 a 40 minutos al día como mínimo.
  • Propensión a babear: alta.
  • Propensión a ladrar: baja.
  • Grado de sociabilidad: alta.

En general son muy amistosos, pese a su intimidante aspecto. Les gusta ser moderadamente juguetones y son gentiles con los niños. También protegerán tu hogar y suelen llevarse bien con otros animales, especialmente si se crían con estos desde cachorros.

En algunos casos pueden ser agresivos con perros que no conocen o que consideren una amenaza.

Lo que debes tener en cuenta con un gran danés

Lo primero es estar dispuesto a adaptarte al gran tamaño de este perro, ya que comerá cantidades mayores que uno pequeño, por lo que la alimentación va a costar mucho más para un gran danés que, por ejemplo, para un pequeño chihuahua.

Segundo, deben tener espacio para moverse y hacer ejercicio, sobre todo cuando son jóvenes. Tienes que estar preparado para llevarlo a dar largos paseos diarios.

Además es importante que sean entrenados en la obediencia para asegurar que sean manejables cuando estén completamente desarrollados.

Por último, es relevante que sepas que por su gran tamaño sufre de una condición conocida como hinchazón, que implica la acumulación de gas y la posible torsión del estómago, lo que puede ser mortal si no se trata a tiempo.

Por esto debes alimentarlo con dos o tres comidas pequeñas al día en lugar de una ración grande y animar al perro a descansar durante al menos una hora después de comer.

Los perros muy grandes también se benefician de los cuencos de comida elevados, por lo que no tendrán que separar las piernas para comer.

Logran una baja expectativa de vida, de 6 a 8 años.

El más pesado: el mastín inglés

Según la American Kennel Club, es la raza de perro más pesada.

Los mastines pueden llegar a pesar entre 50 y 150 kilos y la altura puede variar de 60 a 90 centímetros.

Su voluptuosidad es una parte importante del propósito en los orígenes de esta estirpe, que incluía deportes de sangre, como hostigar a osos, toros y leones.

Hoy, sin embargo, simplemente son gentiles mascotas gigantes, que hacen que esos aspectos valientes y audaces de su antiguo temperamento se queden en un segundo plano mientras sus lados tranquilos, leales y suaves se hagan presentes.

Pueden ser excelentes perros de familia, ya que son muy buenos compañeros.

Características:

  • Peso: entre 80 y 86 kg
  • Altura: machos 78 centímetros, hembras 71 centímetros.
  • Color de pelaje: beige, albaricoque, atigrado.
  • Tipo de pelaje: corto.
  • Criado para: guardia.
  • Requisitos de ejercicio: 30 minutos al día como mínimo.
  • Propensión a babear: alta.
  • Propensión a ladrar: moderada.
  • Grado de sociabilidad: alta.

Se caracteriza por ser digno y afectuoso. Se le da muy bien estar con la familia, ya que pese a su apariencia intimidante, es muy cariñoso con sus dueños.

Tiene una actitud tranquila que hace que sea un buen compañero para los niños mayores. En el caso de niños pequeños no es recomendable debido a su gran tamaño.

Es probable que debido a su naturaleza protectora, el mastín pueda ser receloso con desconocidos, lo que se manifiesta cuando los visitantes llegan a la casa.

Es muy protector con su familia y territorial. Aun así, ladra con poca frecuencia.

Lo que debes tener en cuenta con un mastín inglés

Si bien es una mascota familiar, noble y amorosa, su instinto guardián requiere moderación a través de la socialización y el entrenamiento en la obediencia.

Es muy conveniente que se exponga a tantas situaciones, lugares y personas nuevas como sea posible, sobre todo en su etapa de cachorro.

Es ideal que haga ejercicios regularmente y lo saques de paseo para que se mantenga en forma.

El aseo es muy fácil y rápido, ya que el tener un pelo corto solo requiere poco más de un cepillado a la semana y una rápida limpieza con un paño de gamuza o una simple toalla.

Ten en cuenta que babean mucho, así que te recomendamos comprar un babero especial para perros.

Los mastines, así como que el gran danés y otros caninos de tamaño grande, por lo general no viven tanto como los más pequeños, con un promedio de vida entre 8 y 10 años.

Otras razas

Aquí te presentamos una lista (sin orden específico) para que conozcas a otras razas de gran tamaño:

  • Mastín napolitano: son compañeros valientes y extremadamente protectores. Miden aproximadamente entre 50 y 70 centímetros. Por lo general, tienen un peso de 77 kg, pero también pueden alcanzar los 90 kg.
  • San Bernardo: conocido por su valentía y aptitud en las misiones de rescate alpino, pesa entre 63 y 99 kilos en promedio, y mide entre 50 y 70 centímetros.
  • Terranova: se cree que es el más fuerte de cualquier raza, incluso superando algunas características del gran danés y el mastín. Pueden pesar más de 90 kilos. El Terranova más grande de la historia pesaba 117 kilos y medía más de 1,8 metros desde la nariz hasta la cola.
  • Perro lobo irlandés: se dice que son los más altos del mundo. Históricamente, el asombroso tamaño, velocidad e inteligencia los convirtió en animales ideales para cazar lobos y jabalíes, aunque son muy dóciles y amigables. Con una constitución robusta y muscular, los machos pueden alcanzar la estatura de un pequeño pony. En general pueden medir 2 metros cuando está parado sobre sus patas traseras y pesar de 40 a 68 kg.
  • Pastor de Anatolia: es musculoso con un cuello grueso y una cabeza ancha, comúnmente utilizada para proteger a las ovejas de lobos, osos, chacales e incluso guepardos. Mide de 50 a 70 centímetros y pesa entre 40 y 68 kg.

Gran_danés.jpg

Récords Guinness

Ahora que ya conoces el promedio que tienen estas razas grandes, te recopilamos unos Récords Guinness de perros que lograron superar estas características y se llevaron el premio por ser los más grandes del mundo.

¿Quiénes son los perros más altos de la historia?

El más alto en la historia fue un gran danés llamado Zeus que medía 1,1 metros de altura desde el suelo hasta la cresta entre los hombros de sus patas delanteras. Parado y extendido sobre sus patas anteriores alcanzaba los 2,23 metros.

Zeus vivió en Estados Unidos y murió en 2014. En los años 2012 y 2013 obtuvo de manera consecutiva el Récord Guinness.

El actual poseedor del récord del perro vivo más alto es otro gran danés llamado Freddy, que vive en Essex, Inglaterra.

Su medida desde el suelo hasta la cruz es de 1,1 metro de altura, pero cuando se para sobre sus patas traseras mide más de 2,3 metros de alto, superando a Zeus.

¿Cuáles son los perros más pesados de la historia?

El perro con más peso en la historia llegó a los 175 kilos. Era una perrita llamada Cloe y vivió en la década de 1980 en el Tíbet.

Aunque los mastines suelen ser grandes, el peso promedio entre ellos es de 86 kg, que es casi la mitad del peso de Cloe. Cuando este canino cumplió ocho años en 1989, su tamaño era igual al tamaño de un burro.

El último récord registrado lo tiene Zorba, un mastín inglés que pesó 155 kilogramos, y obtuvo esta mención en 1987.



Deja un comentario

COMPARTIR