Inicio  >  Blog  >  Actualidad
¿Cómo quitarle el mal aliento a mi perro?
01 Feb

¿Cómo quitarle el mal aliento a mi perro?

El aliento en los perros es muy común. ▷ En este artículo te vamos a dar tips y consejos para que a tu perro le deje de oler el aliento

Índice

El mal aliento de los perros es un problema frecuente que causa muchas incomodidades a los dueños de las mascotas y que a la larga puede generar otros inconvenientes al animal. 

Aunque la halitosis, como se le conoce científicamente al mal aliento también en humanos, puede ser visto como un problema “normal”, en realidad no lo es tanto, porque es un síntoma que, muy probablemente se deba a problemas bucales o digestivos.  

cute-german-shepherd-looking-up-isolated-on-white.jpg

5 Causas del mal aliento en tu perro

Cuando el dueño de un perro note que su mascota tiene mal aliento debe considerar algunas de las 5 principales causas de la halitosis que contamos a continuación. Es bueno destacar que en la mayoría de los casos en los que se presenta este problema es porque el perro tiene algún inconveniente en la boca o es el indicativo del inicio de una posible enfermedad periodontal.

Formación de placa dental

Comúnmente se le conoce como sarro a un problema cuya causa se debe, esencialmente, a la falta de higiene bucal, aunque también puede tener otros orígenes. 

Se le conoce como placa dental a una capa blanca que se forma en los dientes y que es la responsable de la proliferación de las bacterias. Esta capa se forma a partir de los restos de comida, de componentes de la saliva y de las células que están dentro de la mucosa bucal.

Esos microorganismos provocan compuestos azufrados que son los causantes del mal aliento en perros

Esa placa debe eliminarse de forma frecuente para evitar que se endurezca porque después es más difícil eliminarla. Identificarla es muy fácil porque, por lo general, el sarro tiene un color marrón y se le puede ver muy fácilmente en los colmillos y en las muelas que están en la parte trasera de la cavidad bucal. Solo en casos muy grave se puede ver el sarro en la parte delantera de los dientes.

Una de las mayores consecuencias de no eliminar la placa dental en los canes es que puede provocar enfermedades graves, como por ejemplo, Gingivitis (inflamación de las encías) o Periodontitis (afectación en el hueso que envuelve al diente) en los casos más graves puede acarrear la pérdida de las piezas dentales.

Trastornos del sistema digestivo

La segunda causa importante que provoca mal aliento en los perros son los trastornos del sistema digestivo

Cuando un perro tiene problemas en el estómago se puede percibir en él un olor fétido. Por lo general, este tipo de inconvenientes deriva de malas digestiones causadas por comidas que no son del todo aptas para el animal. Frecuentemente, los problemas estomacales en un perro suelen ir acompañados de vómitos frecuentes que causan falta de apetito en la mascota.

Además de las anomalías estomacales que provocan en el perro mal aliento, también esa condición la puede provocar una infección en la faringe, cuyas causas pueden ser víricas, bacterianas o por hongos. Otro de los causantes del mal aliento de los perros son las afecciones que están asociadas a patologías hepáticas que, además, causan astenia en el animal.

Dificultades del aparato respiratorio

¿Sabías que los perros también pueden sufrir de problemas en su aparato respiratorio que les pueden producir mal aliento? 

Algunas razas de perros pueden padecer de la inflamación de los conductos nasales. Dicha inflación les causa rinitis, o también se les puede inflamar los senos paranasales causándole sinusitis y ambas condiciones pueden generar mal aliento. Las infecciones renales son otra causa que puede originar mal aliento en los perros.

Hábitos alimentarios inadecuados

La alimentación de tu perro es un elemento que debes cuidar al máximo porque existen diferentes  alimentos que dejan más residuos que otros dentro de la boca y sobre todo en los dientes. Cuando eso ocurre la mascota es más propensa a sufrir de mal aliento. Por ejemplo, alimentos como las comidas muy blandas o las enlatadas. 

Otro hábito alimentario que puede contribuir en la mala calidad del aliento de tu perro es darle de comer comida para humanos porque esto ayuda a que queden más residuos en sus dientes.

Otras enfermedades

Existen otras enfermedades que pueden causar este problema en los perros. Una de estas enfermedades es la diabetes canina, que contribuye enormemente en el desarrollo de la halitosis. 

Existe una patología conocida como Coprofagia que es cuando los perros comen sus propias heces. Evidentemente esta condición es un elemento notable para la aparición de mal aliento y, no solo eso sino que también producirá en el animal el aumento del sarro e infecciones constantes en la boca, la halitosis producida por la Coprofagia genera un aliento realmente horrible y muy desagradable.

¿Qué razas de perros son más propensas a sufrir de mal aliento?

Las razas pequeñas son más propensas a sufrir halitosis que las razas medianas o grandes y, la razón es que los perros de raza pequeña se caracterizan por tener la cara muy plana y el hocico más corto. Con mayor frecuencia, las razas como los bichones malteses, los pekinés y el chihuahuas son los perros que tienen mayor tendencia a sufrir estos problemas de aliento.

El mal aliento en los animales puede ser un signo de dolencias que sugieren la pérdida de los dientes, exceso de salivación y sangrado de encías. Incluso, pueden provocar en el animal incomodidades a la hora de comer. 

Es importantes estar atentos al comportamiento de la mascota cuando ya se ha detectado el mal olor en la boca, que también puede tener origen en una amigdalitis o faringitis, en los peores casos puede tratarse de cáncer.

¿Cómo evitar el mal aliento de tu perro?

Evitar la halitosis de nuestro perro es muy fácil. Solo requiere de incorporar buenos hábitos de higiene y de alimentación que permitan evitar la aparición de este mal, toma nota de estos consejos:

  • Si tienes un perro de raza pequeña, comienza a limpiarle los dientes a partir de los 3 años. 

De esta manera irás acostumbrando a tu mascota a esa sensación de la limpieza y para cuando le toque una limpieza bucal con su veterinario el proceso sea más sencillo, la limpieza de los dientes por parte de un veterinario es una garantía de que tu perro estará libre de bacterias bucales.

  • El cepillado es muy importante aunque a la mayoría de los perros no les gusta hay que hacerlo por lo menos dos veces por semana

Para esta limpieza es recomendable el uso de un dentífrico especial para perros. En el mercado hay muchas marcas de buena calidad que ofrecen distintos sabores para agradar a tu mascota. También hay cepillos de dientes especiales para perro con el que puedes frotar los dientes de tu perro sin necesidad de tener que usar tus propios dedos.

  • La forma correcta de cepillar los dientes de un perro es hacerlo con movimientos circulares un minuto sobre los dientes. Es una técnica infalible para el control del sarro y la disminución de bacterias bucales.

Golosinas o snacks

Otra opción que te puede ayudar a empezar una adecuada higiene bucal en tu perro es el uso de golosinas o snacks que estén diseñados para motivar su masticación. 

Recuerda que los perros que mastican con mayor frecuencia aumentan sus niveles de salivación haciendo que el sarro se disuelva más fácilmente y no se acumule en el interior de los dientes. Después del cepillado, la placa dental es más fácil retirar.

En el mercado hay “golosinas” diseñadas con base a sabores de comida natural que son absolutamente saludables para los animales. Vienen en sabores de carne como pavo, pollo e hígado, pero también están disponibles en sabores de frutas y vegetales como por ejemplo la manzana y las zanahorias. 

Es importante mantener hidratado a tu perro, por lo que será fundamental complementar su alimentación con suficiente agua y siempre procurar vigilar de cerca cualquier signo que pueda sugerir un cambio en el aliento de tu mascota.

french-bulldog-dog-breeds-white-polka-dot-black-on-marble.jpg

Suplementos alimenticios

Una alimentación saludable e indicada para tu mascota es la forma más eficaz de mantener tanto su buena salud física como su salud bucal. Sin embargo, nunca está demás incorporar a la dieta de los perros algunos suplementos alimenticios. 

Hay comidas naturales que son altamente beneficiosas para la salud de los perros como por ejemplo la unión de apio con manzana, de zanahoria con canela y de aceite de coco con perejil. Cualquiera de estos tríos alimentarios son recomendables para aumentar las defensas de los animales y darles un aporte vitamínico muy potente. Todo esto unido al cepillado dental frecuente mantendrá a raya el mal aliento y por supuesto la acumulación de la placa bacteriana.

Aparte de todos estos beneficios, cualquiera de estos tríos sirve para combatir y fortalecer el  sistema inmunitario de las mascotas. En cuanto a la incorporación de suplementos alimenticios, a continuación te mostramos algunas buenas ideas que puedes implementar desde hoy mismo.

  • Espirulina: este suplemento alimenticio proviene de un alga unicelular que es fuente de proteínas y minerales. Su uso está indicado para animales y también para los humanos porque es una fuente de alimentación con un alto valor nutritivo. 

En el caso específico de los perros se debe seleccionar una Espirulina en forma de polvo porque así será más fácil incorporarla a sus comidas. El efecto que tendrá ese suplemento es de neutralizar el olor de su pelaje y además evitará la aparición del mal aliento. La Espirulina tiene efectos antiinflamatorios y eleva las defensas del sistema inmunitario.

  • Harina de coco: este es uno de los suplementos alimenticios más ricos y beneficiosos para la salud animal. Contiene, fibras, proteínas y grasa, lo que la convierte en un alimento muy saciante. Además es fuente de ácido láurico y manganeso que ayuda a combatir las bacterias mejorando por supuesto la salud bucal y el sistema digestivo de tu perro. 

Simplemente, al igual que la Espirulina, se puede incorporar en forma de polvo a las comidas del perro.

  • Algas marinas: estos suplementos alimenticios son uno de los más eficaces para combatir el mal aliento y la placa dental en los canes, además de que son fuentes de nutrientes naturales importantes para mantener la salud general del animal.

Juguetes que combaten el mal aliento

Otra de las alternativas para combatir el mal aliento de los perros son los juguetes, preferiblemente los que están fabricados en nylon y caucho natural

Este tipo de elementos proporcionan un masaje constante en las encías de tu perro haciendo que sus dientes se mantengan limpios. Además, los juguetes caninos ayudan a combatir el estrés de las mascotas, en cuanto a mal aliento son ideales para mantener a raya la acumulación de las bacterias.

Hay juguetes para todo tipo de perros. Los más comunes son los de juguetes de cuerda, de tela, de goma tipo Kong y los de huesos especiales para la limpieza de boca. Por supuesto, los que tienen forma de pelotas también son ideales.



Deja un comentario

COMPARTIR