Inicio  >  Blog  >  Actualidad
¿Cómo quitarle el mal aliento a mi gato?
05 Ene

¿Cómo quitarle el mal aliento a mi gato?

Es frecuente que los gatos sufran de un mal aliento. Esto puedo ser debido a multiplex factores. En este post te enseñamos trucos para que tenga un buen aliento

Índice

El mal aliento de los gatos es un problema común que los afecta principalmente por una mala higiene bucal.

La mayoría de los dueños apenas se encargan de cepillar los dientes a sus compañeros felinos, lo que puede traer como consecuencia halitosis o incluso algún otro problema más grave.

Es importante que descubras si el motivo del mal olor es eso, o si existe alguna otra afección que requiera atención veterinaria.

La buena noticia es que hoy te traemos una serie de recomendaciones para que puedas prevenir y tratar este problema, así como también conocer más acerca de la halitosis felina y sus posibles causas.

¿Por qué mi gato tiene mal aliento?

Aunque no lo creas, en general no se supone que los felinos tengan un mal aliento. Si bien tampoco van a tener un aroma a menta fresca, los olores que son muy desagradables pueden indicar un problema de salud mayor.

Normalmente, el aliento de un gato o perro va a tener un aroma un poco fuerte, que proviene de los alimentos que consumen. Pero cuando este fuerte olor pasa a ser fétido, debes empezar a preguntarte qué es lo que puede estar sucediendo.

La causa más común es la enfermedad periodontal causada por placa (bacteriana). Las bacterias son atraídas a la superficie del diente pocas horas después de que se acumulan los residuos de los alimentos, y en unos días se mineralizan produciendo cálculos.

A medida que la placa envejece y la gingivitis se convierte en periodontitis (pérdida de masa ósea), las bacterias cambian de cepas y destruyen los huesos que producen sulfuro de hidrógeno, lo que ocasiona halitosis.

gato-mal-aliento.jpg

Esto, por supuesto, se debe a la mala higiene bucal, que además de mal olor, trae graves problemas para los dientes.

Otras causas que también pueden ocasionar halitosis son:

  • Comer alimentos malolientes.
  • Alimentos atascados entre los dientes.
  • Enfermedades metabólicas, como diabetes o uremia.
  • Enfermedades respiratorias, como rinitis, sinusitis o neoplasia.
  • Problemas gastrointestinales, como megaesófago, neoplasia o cuerpos extraños.
  • Problemas dermatológicos, como pioderma del pliegue labial, úlceras en la boca o abscesos.
  • Desbalances dietéticos (consumo de heces propias o de otros animales).
  • Enfermedad oral no periodontal (faringitis, amigdalitis, neoplasia)
  • Agentes infecciosos que incluyen bacterias, hongos y virus.
  • Enfermedades autoinmunes.

Son muchas las posibles causas, y algunas son más peligrosas que otras. Incluso los alimentos enlatados y blandos también pueden causar mal aliento.

A medida que el animal mastica, hay una producción excesiva de saliva que disuelve cualquier placa que pueda haberse formado. Los alimentos blandos tienden a atascarse entre los dientes y desprenden mal olor una vez que se descomponen.

Es por esto que cuando detectes este problema, trata de identificar las causas más evidentes (como un alimento atascado, exceso de placa en los dientes, encías enrojecidas e inflamadas, etc).

Si en apariencia ninguno de estos motivos causan la halitosis, debes llevarlo al veterinario para tener un diagnóstico más preciso.

¿Cuándo debería llevarlo al veterinario?

Los síntomas que indican que este problema es realmente grave, son:

  • Mal aliento persistente.
  • El mal aliento está mezclado con un olor dulce.
  • Olor a orina/amoníaco.
  • Encías rojas o hinchadas.
  • Úlceras en las encías.
  • Dientes descoloridos.
  • Dientes cubiertos de sarro.
  • Diente flojo.
  • Babeo excesivo.
  • Sangrado de la boca.
  • Deja caer la comida de la boca.
  • Sacude la cabeza.
  • Disminución del apetito o renuencia a comer croquetas.
  • Agresividad.
  • Problemas al masticar.

Tratamientos para el mal aliento

El tratamiento va a depender de la causa y, en líneas generales, la clave está en la prevención y el buen aseo bucal.

Es importante recordar que los dientes de los felinos son muy diferentes a los nuestros y por tanto deben tratarse de manera diferente.

Cuando se hace referencia a una limpieza bucal, no es en la forma tradicional, sino bajo una manera alternativa adaptada a la dentadura de los felinos.

Existen además muchas alternativas caseras y productos de venta libre que son aprobados y recomendados por veterinarios para resolver este problema.

Cepillado de los dientes

Los felinos necesitan que les limpien los dientes. Puedes llevarlo a un profesional o hacerlo por ti mismo. Para esto debes ser muy cuidadoso, puesto que el esmalte de sus dientes es solo 1/3 del grosor del nuestro.

Esto quiere decir que no debes cepillarlo con mucha fuerza, ni tampoco todos los días. Intenta tocar los dientes y las encías de tu mascota y ábrele la boca para que se acostumbre a que toques esa área.

Usa un cepillo especial, rozando la superficie del diente; recuerda hacerlo con suavidad y sin forzarlo. No querrás asustarlo mientras le aseas los dientes.

Es fundamental utilizar un cepillo de dientes para gatos. Además, asegúrate de usar pasta de dientes aprobada por veterinarios y nunca uses productos humanos. Nuestra pasta dental está destinada a ser escupida, mientras que los animales la tragarán.

Puedes recompensarlo con una golosina después para lograr un refuerzo positivo.

Muchos gatos disfrutan de esta atención que reciben y les gusta el sabor de la pasta de dientes.

No obstante, si cepillarle los dientes se convierte en un desafío, existen productos en gel que pueden aplicarse en la línea de las encías con un bastoncillo de algodón o aerosoles orales que pueden ayudar.

Aditivos en el agua

Los aditivos para el agua pueden descomponer las bacterias y la placa en los dientes de tu mascota. Los que son sin sabor funcionan mejor y se pueden añadir al plato de agua.

Debes seguir cuidadosamente las instrucciones del producto. Este puede ser un proceso continuo, realizado para mantener el aliento fresco y los dientes limpios.

Nunca uses ningún aditivo que esté hecho para humanos o perros. Habla con tu veterinario y asegúrate de obtener un producto que sea seguro para los felinos.

Sumo de limón

Este es un aditivo de agua natural que prácticamente todo el mundo tiene en casa. La acidez del sumo de limón puede ayudar a neutralizar la halitosis en los gatos.

Para esto, debes utilizar sumo de limón fresco sin azúcares añadidos. Simplemente agrega un par de gotas al tazón de agua de tu mascota, lo que ayudará a mejorar su aliento.

Juguetes para masticar

Aunque los juguetes para masticar son más populares entre los perros, también son buenos para los gatos. Además de proporcionar un tiempo de juego saludable, también ayudan a descomponer la placa en sus dientes.

Obligan al gato a masticar y roer, lo que sirve para mantener los dientes limpios, evitando que los residuos se acumulen y se conviertan en sarro.

Hay juguetes con aditivos para el mal aliento. De cualquier manera, tu gato debe tener uno que pueda roer cuando quiera.

Mantenlo alejado de los juguetes que podrían causar un posible riesgo de asfixia.

Cambio de alimentación

Es bueno que cambies su dieta, ya que puede ser esta la que causa su problema de mal aliento.

Generalmente cuando tiene una alimentación ricas en hígado y pescado, hay más tendencias de que tu mascota tenga un aliento pútrido.

Existen en el mercado diversas opciones saludables que funcionan específicamente para este problema y ayudan con la limpieza de su boca.

Lo ideal es que sea un alimento seco, especializado y que la fricción al masticarlo le ayude a prevenir el sarro.

La comida húmeda puedes dársela esporádicamente, pero que no sea su plato fuerte de todos los días.

Otra recomendación es que siempre le coloques agua fresca, ya que puede ayudar a combatir la halitosis porque el líquido permite una mejor salivación, arrastrando consigo bacterias de la cavidad bucal.

Golosinas especiales

Existen golosinas especiales que además de ser un complemento agradable para ellos, sirven para limpiar y blanquear sus dientes.

La mayoría de las tiendas de mascotas venden algún tipo de tratamiento para el mal aliento. Estos pequeños bocadillos pueden tener un alto contenido de azúcar y conservantes, así que asegúrate de verificar los ingredientes.

Los productos orgánicos son siempre los mejores.

Estos productos están destinados a ayudar a aliviar el mal aliento, pero solo eso. Si tu felino tiene una dolencia subyacente que causa el problema, las golosinas solo le ofrecerán un breve alivio.

Perejil

El perejil es un gran remedio debido a sus propiedades de depuración. De hecho, varias golosinas del mercado para la halitosis usan perejil como ingrediente principal.

Intenta añadir de forma regular una pequeña ramita a la comida para ayudar a refrescar su aliento.

Hierba gatera

A los felinos les encanta esta planta por su aroma, por lo que puedes darle un poco para que coma.

Esto no sólo le producirá agrado, sino que también mejorará el problema de la halitosis.

Suplementos y probióticos

Existen marcas que producen probióticos con una fórmula especial que promueve el crecimiento de bacterias buenas “amigables” que mantienen la boca y el sistema inmunológico saludable.

También puedes darle suplementos enzimáticos que ayuden al animal a digerir las grasas y proteínas. Generalmente, viene una cantidad de polvo en una cápsula que se puede abrir fácilmente y mezclar con la comida.

Calostro para mascotas

El calostro mejora la digestión y el sistema inmunológico, por lo que es muy útil para los gatos con mal aliento y gingivitis.

Como es un producto derivado de lácteos, no es recomendable para gatos que tengan alergia a los lácteos.

Este producto lo puedes adquirir en una tienda veterinaria o sitios especializados.

Kit de apoyo inmunológico

Es un kit que incluye remedios líquidos insípidos que son fáciles de administrar.

Estos productos aportan apoyo inmunológico y pueden ayudar a reducir la inflamación en la boca y los senos nasales. Es útil para afecciones como estomatitis, úlceras y carcinoma oral de células escamosas, que pueden causar mal aliento.

mal-aliento-en-gatos.jpg

¿Cómo prevenir este problema?

Si tu mascota tiene actualmente o ha sufrido en el pasado este problema, es importante que, antes de que se repita, prevengas y mantengas su higiene.

No sólo porque se produce la halitosis, sino también porque sus dientes pueden deteriorarse y ocasionarle otros problemas.

Te dejamos algunas recomendaciones generales:

No te saltes los exámenes de rutina

Asegúrate de que tu compañero felino reciba atención veterinaria regular, ya que esto ayuda a mantener su salud en general y te permite detectar y tratar los problemas a tiempo.

Rutina de cuidado dental desde cachorro

Definitivamente, es fundamental el cepillado de dientes. No es necesario hacerlo todos los días, pero una o dos veces por semana es suficiente.

Es más fácil iniciar con el cepillado cuando son jóvenes, aunque si lo haces cuando ya son adultos, no hay problema. Solo ve despacio y nunca lo fuerces. No vale la pena ponerse en una situación peligrosa y ser mordido.

Recuerda que si tiene algún problema existente, puede ser doloroso, así que asegúrate de que tu gato se someta a un chequeo con el veterinario antes de empezar a cepillarle los dientes.

Te sugerimos que las sesiones sean cortas y que seas muy paciente. También es importante que tu felino asocie el aseo con algo que le guste, como recibir su premio favorito.

Productos recomendados por especialistas

Utiliza únicamente productos hechos para gatos. Los cepillos de dientes diseñados para ellos son más pequeños y tienen cerdas más suaves o están hechos para usar en el dedo.

Recuerda que los productos para humanos pueden ser tóxicos y nocivos para ellos, por lo que nunca los utilices bajo ninguna circunstancia.

En resumen

El mal aliento es una situación muy desagradable. Lo único que quieres es abrazar a tu querida mascota, y te encuentras entonces con un olor pútrido, que arruina el momento y el estado de ánimo.

No obstante, este problema puede ser más que una simple molestia, podría revelar una dolencia mucho más grave.

Si has probado remedios caseros o productos de venta libre y aún te encuentras lidiando con este problema, lleva a tu mascota al veterinario de inmediato.

La halitosis puede ser causada por diferentes afecciones, como una enfermedad hepática y diabetes.

Al mantenerte al día con la salud bucal de tu felino, puedes evitarle dolor e irritación en el futuro. Recuerda incorporar golosinas y juguetes para los dientes en su rutina, y trata de realizarle los aseos bucales semanalmente.

Trata de estar siempre muy atento a todo lo concerniente con su salud, su forma de comportarse, estado de ánimo y hábitos alimentarios. Cualquier cambio extraño puede ser una señal de que algo va mal.


Aquí tienes nuestra mejor selección de Gatos

OFERTA
OFERTA
Effipro spray 250ml virbac
18,99€ 25,32€

Deja un comentario

COMPARTIR