Inicio  >  Blog  >  Actualidad
¿Cómo quitar los pelos de perro de la ropa?
05 Jun

¿Cómo quitar los pelos de perro de la ropa?

Índice

Tener un perro en casa es una gran compañía para muchos, pero ¿es posible convivir con él sin tener que estar rodeado de los pelos que con frecuencia se le caen?

La buena noticia es que siempre hay una solución, así que a poner manos a la obra y aprender cómo eliminarlos de la ropa y el resto del hogar, sin afectar la salud, ni hacerle pasar un mal momento a la mascota.

Técnicas caseras infalibles

Mimar a tu mascota no debe causarte estrés, ni horror al pensar cómo sacarás las pelusillas que deja en tu ropa. Hay trucos fáciles, rápidos y económicos que te servirán para superar esta prueba y reducir la cantidad de pelitos que vaya dejando tu divertido compañero por toda la casa.

pelos-de-perro-en-la-ropa.jpg

Cinta adhesiva

Envuelve un objeto cilíndrico, que tenga por donde agarrarlo, con un poco de adhesivo de embalar, con la parte adherente hacia afuera, y tendrás una herramienta ideal con la que podrás sacar todo lo que haya dejado el peludo animal en tus prendas de vestir o cualquier otra tela lisa.

Tienes que pasar con cuidado por la zona a limpiar.  Si es algodón o seda, debes hacerlo con mucha delicadeza para no dañarla. Con dos o tres pasadas estará cumplida la misión. También servirá forrar una de tus manos y hacer la misma función del cepillo. 

Rodillo o cepillos quitapelos

El hombre ha inventado todo cuanto ha podido para hacerse la vida más cómoda y práctica. Para casos tan sencillos como estos, hay herramientas diseñadas especialmente para ello.

Si te parece muy compleja la técnica de la cinta adhesiva, no hay problema. Puedes comprar en las tiendas para mascotas un cepillo especial para estos casos.

También hay rodillos de hojas que tienen una especie de pegamento que al pasarlo por la ropa remueven al instante todo lo indeseado. Estos utensilios tienen varias capas de adherentes, por lo que podrás renovarlo cada vez que consideres necesario o limpiarlos y dejarlos listos para otra oportunidad.

Guantes de látex  

Nada mejor que las manos para quitar o poner. ¿Cómo ayudan en este caso? En el mercado hay diferentes guantes de goma que puedes colocarte y mojar un poco para iniciar a remover los pelos que dejó el perro en tu ropa. Aquí el aliado principal es el agua, así que empapa muy bien y frota de acuerdo a la pieza hasta sacarlos. Hay quienes aseguran que secos cumplen el mismo objetivo.    

¿Cómo funciona? La estática que se crea al rozar tu ropa con el material del guante atrae todas esas partículas que se quedan pegadas a las telas.

Si quieres hacer de este momento algo divertido, puedes cambiar por globos inflados. Tendrá el mismo efecto de electricidad que hace que los pelos sean atraídos y removidos de la zona a limpiar.

Paños húmedos

Algunas telas logran eliminar los pelos indeseados y mojados funcionan mejor. Este es uno de los trucos más sencillos, económicos y menos abrasivos, si quieres deshacerte de las huellas que ha deja tu mascota en lo que llevas puesto.

Empapa con abundante agua y frota hasta eliminarlos. Funciona mejor para telas más gruesas como la de jean. Las esponjas pueden sustituir los paños y logran el mimos efecto.

Pon la ropa en remojo

¿Ninguno de los anteriores tips te funcionó? Habrá que echar la ropa en un balde de agua con mucho jabón y dejar actuar por unas horas para dar chance de que los pelos se desprendan por sí solos. Luego vuelve a lavar con agua caliente, preferiblemente.

Si la opción es meter la ropa en la lavadora, primero debes sacudir muy bien y tratar de quitar la mayor cantidad posible de pelos, de lo contrario quedará todo lleno de pelusas. Si metes junto a la ropa un paño de microfibras, quizá te ayude a cumplir el objetivo, ya que la mayoría de los pelos se adherirán a la toalla.

También puedes probar si colocas una pelota de tenis o una esponja dentro del lavado. Te sorprenderás de los resultados. Y no olvides echar un chorro de vinagre en el agua para que suavice y desprenda todo lo que no sea parte de tus prendas de vestir. Luego mete a la secadora y listo. ¡Ropa como nueva!   

Pasa la afeitadora

Las afeitadoras de mano también son buenas para eliminar pelusas y pelos. Extiende la pieza que quieres limpiar y pasa con cuidado como un rastrillo. A medida que lo hagas irás quitando todo lo que no es parte de la tela, aunque debes tener cuidado porque si ejerces mucha presión en el barrido puedes romper a dañar el textil. No está recomendado para telas delicadas como la seda.

Aire frío

¿Quieres algo más delicado y sencillo? La secadora de cabello es un aliado a la hora de deshacerse de los molestos pelos o pelusas que pueda dejarte ese ?fiel compañero? en las prendas de vestir.

Activa tu electrodoméstico en modo frío y pasa por las zonas que quieres limpiar por alrededor de 15 minutos, un tiempo en el que de seguro habrás logrado tu cometido.

Aspiradoras

Una técnica más sencilla es usar las tradicionales aspiradoras de mano. Puedes pasarla por la prenda de vestir con confianza y verás lo rápido que desaparecen los pelitos de tu mascota de la ropa.

Piedra pómez

Este tipo de material es genial para eliminar los pelos de los perros de superficies lisas. En la ropa vendrá muy bien remover con movimientos circulares.

¿Cómo evitar que dejen pelos por doquier?

  • Alimentación e hidratación. Hay preparados industriales y caseros especializados en fortalecer las defensas de estos animales y evitar la alopecia. Los más recomendados son los que tienen omega 3, entre ellos el aceite de linaza, que da brillo, fortalece su pelaje y evita la caspa, causante principal de este tipo de problemas.   
    Beber mucha agua también es importante, no se recomienda dejar a los perritos como camellos. Una buena hidratación mejorará mucho sus defensas. Supervisa que el agua dispuesta para ellos esté limpia.
  • Constante cepillado. Lo mejor será hacer una rutina para peinar el pelaje de la mascota, al menos dos veces por semana, lo que ayudará a eliminar lo que sobre y cuidar el resto. En las tiendas especializadas puedes encontrar una amplia variedad de cepillos especiales para canes.
    Lo importante es saber cuál es el ideal y esto dependerá del largo y la cantidad de pelo que tenga el perro. ¿Cómo hacerlo? Lo mejor es ir en el mismo sentido del nacimiento del vello.
  • Higiene adecuada. No es solo echarle agua y ya. Los perros, en su mayoría, disfrutan de una buena lavada. La higiene es tan importante como la calidad de los productos que utilices. Usa un champú especializado para mascotas con pocos químicos y más ingredientes naturales que proporcionen un mayor cuidado y esté acorde a su PH neutro.    
  • Fomentar hábitos. Los animales domésticos desarrollan la disciplina a la perfección, así que si por naturaleza tu perro anda desprendiendo sus pelos como marca de territorialidad y cada vez que lo mimas deja sus huellas, ponle límites y hazle cariño con precaución.
    Acostúmbralo a sus espacios. Hazle entender, como cual niño que aprende en los primeros años de vida, que hay lugares de la casa en los que no debe estar y que tampoco te puede saltar encima cada vez que te ve. Encárgate de enseñarle que de seguro aprenderá.
  • Alejar las pulgas.  Estos insoportable y nunca gratos huéspedes harán que tu perro se rasque sin parar, lo que lo hace más propenso a la caída del pelo. Cuida a tu mascota y mantenla tan limpia que no sea vulnerable a este tipo de parásitos.

¿Por qué desprenden tantos pelos?

Renovar el pelaje en ciertas etapas o épocas es normal en las peludas mascotas. No obstante,  tendrás que estar atento para no pasar por alto esta situación, en caso de que se trate de una patología. Aquí te contamos algunas de las razones de por qué le pasa esto a los caninos.

  • Tiempo de mudanza. El pelaje ayuda a los perros a protegerse del frío o el calor, por lo que ciertas estaciones del año influirán directamente en la renovación de esta capa protectora.  
    En primavera el can necesita estar más ligero, así que naturalmente se desprende de lo que no le es útil, listo para en verano.
    Cuando llega el otoño inicia una nueva etapa de mudanza, esta vez con el fin de aumentar el volumen o el espesor del pelaje y así quedar protegido para la llegada del invierno.
  • Estrés canino. No solo al hombre se le alteran los nervios, los animales también se estresan y los perros no son la excepción. En estos casos hay que poner mucha atención porque la pérdida de pelo en estas especies puede ser irreparable, si se trata a destiempo. Una visita al veterinario puede ahorrarte mucho económica y emocionalmente.
  • Desequilibrio en la alimentación. Los perros no comen de todo como se cree, ellos también deben tener  una dieta. Una ingesta de alimentos que no le hacen bien los puede hacer perder energías, nutrientes y las fuerzas necesarias para mantener todo en su lugar.
  • Alergias. Los canes son más parecidos a las personas de lo que han reflejado los estudios. Los perros no solo se estresan como sus dueños, sino que ciertos factores pueden aumentar la caída de su pelo, lo que en ocasiones es debido a cuadros alérgicos. Si su piel se irrita, el pelaje se verá más afectado.
  • Embarazo. Que los cachorros estén por venir puede ser una causa natural de que tu querida mascota deje la marca de su estancia en todos los lugares de la casa. Así que paciencia y mucho cuidado para evitar que esto se convierta en algo crónico para todos en el hogar.

perro_lavado.jpg

Importante saber

  • El pelo cumple una función vital en los perros, no solo de protección a los cambios climáticos, sino de orden sensorial y ante agentes patógenos que puedan afectar su sistema inmunológico, así que no es recomendable cortarlos en exceso.
  • El pelo de los perros tiene queratina, un componente que funciona como estructura proteica que crece entre los folículos que salen de la capa más profunda de la piel.
  • Los pelos de estos adorables compañeros pueden producir alergias y otras patologías sus dueños, así que hay que cuidarlos para que no generen ningún tipo de problema en la salud.
  • Los canes de pelo corto o rapado están más propensos a padecer del llamado golpe de calor.
  • No todas las razas de caninos desprenden la misma cantidad de pelos.
  • En ocasiones los perros de pelo corto botan más que los que los tienen largos.
  • Los expertos recomiendas bañarlos dos veces al año si tienen pelo corto y si son razas de pelo largo, lo ideal es hacerlo cada tres meses. De resto bastará con un buen paño mojado para limpiar el pelaje de forma regular.
  • Antes y después de bañarlos hay que peinarlos. Esto los ayudará a desprender una menor cantidad de pelos.  `
  • Se desaconseja usar en estas mascotas champú para personas. El PH es distinto, así que puede ser contraproducente.
  • Este tipo de animales domésticos pueden tener el pelo corto, largo, duro, rizados o liso. La frecuencia con la que lo botan y la cantidad que desprendan, tendrá mucha relación con estas variantes. Incluso, su cuidado estará estrechamente relacionado con el tipo de pelaje.
  • Hay cepillos para perros de plástico, metálicos y hasta de púas, el que le venga mejor a tu perrito dependerá del largo de su pelo. Por lo general los primeros son ideales para los de pelo corto y liso como los dálmatas o galgo. Los fabricados en metal son más usados en caninos con gran cantidad de pelo, pero cortos, como el labrador o el pastor alemán.

A los de pelo rizado les va bien un cepillo de cerdas separadas. Los caniches disfrutan mucho de estos mismos. Para los de pelo largo y delicado como los terrier, se usan cepillos de cerdas redondeadas. 



Deja un comentario

COMPARTIR