Inicio  >  Blog  >  Actualidad
¿Cómo hacer que la arena del gato no huela?
01 Jun

¿Cómo hacer que la arena del gato no huela?

Índice

No cabe duda de que los gatitos pueden ser unas mascotas muy tiernas. Tienen fama de ser muy limpios y, de hecho lo son, pero si hay que mencionar algún punto en contra de estos encantadores compañeros domésticos es el fuerte olor de sus desechos.

La orina, se caracteriza por tener un penetrante olor a amoníaco y sus heces pueden llegar a ser realmente fétidas. Sin embargo, tener un compañero felino, no necesariamente significa que debas renunciar a un ambiente agradable.

Es posible disfrutar de su maravillosa compañía y tener una casa completamente limpia y libre de olores desagradables. En este post te diremos cómo puedes conseguirlo.

Limpia la arena a diario

A los gatitos, así como a nosotros los humanos, les gusta hacer sus necesidades en un lugar limpio y que no desprenda olores desagradables. La arena, sin importar el tipo que sea, si no se limpia con regularidad, inevitablemente, adquirirá y emitirá malos olores. 

Lo recomendable es hacer una limpieza diaria de la arena, al extraer los desperdicios contenidos en ella. Consultar las recomendaciones de uso y limpieza del fabricante también es algo fundamental. 

Asimismo, debes observar qué rendimiento te da la arena que estás comprando. Algunas, deben ser removidas antes del tiempo indicado, mientras otras pueden durar un poco más. 

La calidad de esta, la frecuencia con la que evacúa tu gato y la frecuencia con la que limpias la arena, también puede incrementar o reducir el tiempo útil de la arena empleada.

gato1.jpg

Una adecuada ventilación también es importante

Un lugar en el que circule bien el aire evitará la acumulación de olores desagradables y hará que el lugar donde coloques la arena sea más atractivo para que tu gato lo utilice. Igualmente, hará que tu casa no huela a excrementos y el ambiente siempre sea agradable.

Colocarlo en el lugar adecuado incluye seleccionar un área que no esté cerca de la cocina, el comedor o a la vista de los visitantes, ya que, aunque haya ventilación, es posible que inevitablemente se escapen olores poco agradables.

El tipo de arena más conveniente

El mercado de productos para mascotas evoluciona constantemente al presentar productos novedosos que buscan simplificar la vida de las mascotas y la de sus dueños. En el caso de los gatos, el mercado ofrece un sinfín de alternativas en lo que arenas se refiere.

La gran mayoría se enfoca en la reducción y control de los olores felinos, pero son muy variadas y cada una ofrece características y prestaciones diferentes. De entrada, las ultra aglomerantes dan excelentes resultados.

Aun así, es necesario probar diversos tipos y marcas para evaluar las que más le gustan a tu gato, cuáles son más rendidoras, cuáles controlan mejor los olores y cuáles son más rentables. 

Probablemente, en un principio, encontrar la arena ideal no sea una tarea tan sencilla de conseguir, pero terminarás por alcanzarlo y el esfuerzo valdrá la pena, en aras de mantener un ambiente libre de pestilencias.

Los desodorantes y ambientadores ¿amigos o enemigos?

Estas herramientas para el control de olores deben utilizarse con mucho cuidado. En el mercado hay, realmente, cualquier cantidad de productos de todo tipo para conseguir este fin. 

Ahora bien, hay que verificar que esta clase de productos no contengan químicos demasiado fuertes o que despidan olores que resultan desagradables para tu gato. De lo contrario, podríamos terminar ahuyentándolo y que él prefiera otro lugar para hacer sus necesidades.

También se deben considerar otros aspectos relacionados con este punto, como que algunos productos pueden resultar tóxicos para tu mascota. Por lo tanto, siempre es recomendable consultar al veterinario antes de usarlos.

Vigila y escoge bien lo que come tu gatito

Existen alimentos especializados para gatos que contribuyen a que sus heces tengan un olor menos desagradable y denso. Procúrale al tuyo este tipo de dieta si el tema de los aromas es algo que te preocupa.

Puedes elegir entre diversos sabores, equilibrio de nutrientes, para adultos o cachorros, etc. por lo que no será difícil dar con el que le guste a tu mascota y te permita mantener en tu casa un ambiente fresco. Por otro lado, consultar al veterinario siempre es de utilidad.

La bandeja sanitaria y su frecuencia de  lavado

Se recomienda que la bandeja sanitaria o caja de arena sea limpiada profundamente una vez a la semana o, como máximo, cada 15 días. Siempre que lo hagas, cambia toda la arena por una nueva. 

Para lavarla, no debes usar productos químicos. Agua tibia y un jabón enzimático será más que efectivo para esta tarea. También es recomendable limpiar el suelo y las paredes del lugar donde se coloca la caja de arena.

Cambiar el arenero una vez al año no hace daño

Cuando tu mascota usa la caja, tapa sus deposiciones con la arena. Al hacerlo, inevitablemente, causa raspaduras a la bandeja, algunas visibles y otras no, que contribuyen a que se acumule material orgánico difícil de retirar.

Aunque la laves minuciosamente, se producirán olores imposibles de quitar que te obligarán a sustituir la bandeja sanitaria por una nueva y libre de aromas desagradables.

A pesar de que tu nariz será el detector inequívoco del momento del cambio, puedes ponerte como norma hacerlo, al menos, una vez a año.

Otras alternativas para controlar los olores gatunos

Aparte de lo que ya te hemos comentado, y que es parte de una rutina básica de limpieza y cuidados de tu mascota, existen otras estrategias que se pueden emplear para conseguir una casa libre de olores desagradables, incluso, si se tienen dos o más mininos. Veamos:

El bicarbonato de sodio: un aliado de antaño

Son muchos los usos prácticos que se le dan en el hogar al bicarbonato de sodio. Tiene propiedades desinfectantes y la capacidad de neutralizar olores fuertes y/o desagradables. 

Puede ser un aliado maravilloso en la búsqueda de un ambiente fresco, pero también puede ser peligroso para tu minino si no lo usas de la forma adecuada.

Para obtener todos sus beneficios sin poner en riesgo la vida de tu amigo gatuno, debes distribuir una capa muy delgada en el fondo de la bandeja sanitaria una vez que esté bien limpia y seca. Seguidamente, agrega la arena de costumbre hasta conseguir una altura de 6 a 7 cm.

Esto ayudará a mantener la arena sin olores, así como su limpieza diaria haciendo uso de la pala con rejilla. Una recomendación adicional es comprar el bicarbonato en el automercado y no en la farmacia, donde suele ser mucho más caro.

El carbón activado

El carbón activado (que es un material absorbente), al ser mezclado con la arena en la bandeja sanitaria, ha dado muestras irrefutables de ser una forma infalible de controlar los malos olores producidos por la heces felinas.

Se han realizado diversos estudios que demuestran que los gatos son más dados a utilizar la bandeja sanitaria que contiene carbón activado que aquella que no lo incluye. Por lo tanto, se presenta como una solución de alta efectividad para controlar olores, cuidar la salud del felino y evitar las deposiciones fuera de la caja de arena.

Otro estudio demuestra la preferencia de los gatos por cajas de arena con carbón activado, antes de las que contienen bicarbonato de sodio. De cualquier forma, cada felino tiene sus propios gustos y, en definitiva, solo queda explorar qué es lo que más le gusta al tuyo.

Una buena idea es poder colocarle a tu gato, al menos, 2 cajas de arena en casa: una con carbón activado y otra con bicarbonato de sodio. Después, observar cuál de ellas utiliza más seguido. Así sabrás lo que le gusta y qué resulta más conveniente para ti.

Los filtros reductores de olores

Existen almohadillas filtrantes para colocar en las cajas de arena cerradas. No son tóxicas y son capaces de absorber cerca del 80?l amoníaco contenido en la orina felina. Este es uno de los elementos más peligrosos y desagradables que forman parte de ella.

Del resto de los olores, es capaz de absorber hasta un 40%. Su efectividad es muy notoria porque reduce partículas olfativas en el aire dentro de la caja sanitaria, lo que resulta muy favorable para los delicados y sensibles olfatos de los gatos.

Tienen muy buen rendimiento, por lo que no implican un coste elevado y alcanzan un óptimo control de los gases irritantes en el interior de la caja sanitaria. 

No hagas esto para contrarrestar los olores fuertes de tu gato

Ya sabes lo que debes hacer para conseguir un ambiente ligero y libre de malos olores provenientes del arenero de tu gato en tu hogar, pero también debemos advertirte de lo que no debes hacer en la búsqueda de un mejor ambiente.

Algo que debes evitar, a toda costa, es limpiar la caja de arena con detergentes que desprendan olores fuertes o contengan perfumes penetrantes. Tu gatito percibe los olores con una intensidad 15 veces superior a la tuya. Estos aromas pueden resultar agobiantes para él, sobretodo si la caja es cerrada. 

El uso de ambientadores que se pulverizan en el aire hace que las partículas puedan depositarse en cualquier superficie, incluso, en el pelaje del gato. Al lamerse, como es normal que lo haga, podría ingerir estas sustancias que son nocivas para él.

Por otra parte, es bueno mantener la higiene, el buen aspecto y el buen aroma de todo el lugar, pero también es importante conservar las marcas de olor que va dejando tu amiguito por toda la casa. Estas le hacen sentir seguro y le orientan al andar por la casa, que también es su territorio. 

gato-arenero.jpg

¿Cómo es el arenero perfecto?

De los diversos accesorios que necesitarás para mejorar la calidad de vida de tu gato, la caja de arena o bandeja sanitaria es una de las más importantes. Por lo tanto, es necesario que dediques atención a algunos detalles como los que mencionaremos a continuación:

El tamaño ideal

No te rompas la cabeza pensando cuál será el tamaño ideal para el arenero de tu gato. Es fácil saberlo al tener en cuenta que tu mascota deber ser capaz de darse la vuelta en el momento en que esté dentro de él. 

Si es necesario, deberás cambiarlo en la medida que el animalito crece para que se adapte a sus dimensiones. Ten cuidado porque un arenero demasiado grande, podría intimidar a tu mascota y hacerle sentir inseguro. Esto ocasionará que busque otro lugar para hacer sus necesidades

Abierto o cerrado: ¿qué es más conveniente?

Un arenero cerrado puede traer muchas ventajas, ya que evita que la arena se salga de su lugar y ensucie paredes y suelo. Al mismo tiempo, impide que los olores se dispersen. 

No obstante, la higiene y mantenimiento necesarios deben ser estrictos, ya que los olores pueden concentrarse en su interior y ser molestos y hasta peligrosos para el gato.

Asimismo, le resta visibilidad a la mascota de lo que sucede en su entorno en un momento en el que suele sentirse muy inseguro y vulnerable y podría sentirse angustiado.

Los modelos abiertos no tienen esta limitación, pero es más fácil que ocurran escapes de arena que ensucien los alrededores de la bandeja y los olores pueden dispersarse con mayor facilidad. 

Al final, el uso y conveniencia de usar cualquier alternativa estará determinada por las preferencias de tu compañero.

¿Y la cantidad importa?

Cuantas más opciones tenga el minino, mejor. Lo recomendable es que siempre haya un arenero de más, según la cantidad de gatos que habiten en casa.

Entre las ventajas de tener un arenero de más está que, si pasas por alto en algún momento limpiar el principal, habrá otro limpio y dispuesto para que sea utilizado.

Gozar de los tiernos cariños y compañía de tu gato sin los molestos olores que identifican sus desechos, es posible y con estas recomendaciones seguro allanarás el camino para conseguirlo. 

Sin lugar a dudas, se requiere de disciplina para mantener la higiene y de que conozcas bien los gustos y preferencias de tu mascota. Al final, él será un gatito feliz y tu vivirás despreocupado de los malos olores.



Deja un comentario

COMPARTIR