Inicio  >  Blog  >  Actualidad
¿Cómo evitar la caída del pelo en gatos?
28 Aug

¿Cómo evitar la caída del pelo en gatos?

Índice

Un pelaje brillante, abundante y sedoso son signos de un gato sano. Del mismo modo, si tu felino comienza a perder pelo en parches, mechones o en forma general, podría ser síntoma de un problema de salud mayor.

Son muchas las probables causas de la caída del pelo en los gatos, y hacer un diagnóstico sobre su origen puede implicar cierto tiempo. Debes trabajar en estrecha colaboración con tu veterinario para identificar la fuente del problema.

Las causas comunes de la caída del pelo pueden variar: desde reacciones alérgicas hasta desequilibrios hormonales o una infestación. Aunque pueden ser difíciles de identificar, la mayoría son muy fáciles de abordar y remediar.

Te detallaremos a continuación varios de los factores más comunes por los que a tu gato se le puede estar cayendo el pelo y las posibles soluciones al respecto.

Síntomas generales de la pérdida de pelo

El síntoma más obvio es la pérdida focalizada de pelo en parches o en todo el cuerpo.

Es posible que la caída no deje parches observables al principio, pero podría iniciar con cambios en el pelaje, que incluyen pelusa, caída excesiva o textura áspera.

Según la causa de esta pérdida, pueden presentarse otras manifestaciones, que incluye las que no parecen tener relación alguna con la pérdida de pelaje.

Aparte de la pérdida de pelo, otros síntomas son:

  • Piel roja.
  • Golpes o ampollas.
  • Costras.
  • Pérdida de piel.
  • Picazón y frecuente rascado.
  • Quistes o nódulos.
  • Acicalamiento excesivo.
  • Pérdida de bigotes.
  • Fácil propensión a moretones.
  • Llagas abiertas  y úlceras.
  • Hiperpigmentación o manchas oscuras de la piel.
  • Mal olor.
  • Letargo.
  • Un comportamiento anormal.
  • Depresión.

Causas

Existen distintas causas por las que un felino puede sufrir de pérdida de pelo, desde pulgas u hongos, hasta cambios hormonales. Vamos a explicar cada una de estas para que entiendas cómo afectan al organismo de tu mascota:

Pérdida de pelo por pulgas

Los gatos que son particularmente sensibles a las pulgas pueden padecer de pérdida de pelo producto de una infestación.

No son las pulgas en sí mismas las que causan la caída del pelaje, sino la saliva de estos insectos. La alopecia por la presencia de pulgas es particularmente evidente por la pérdida en parches en los cuartos traseros del gato.

Para eliminar las pulgas puedes aplicar un ciclo de champús y tratamientos antipulgas. Es posible también tratarla con antihistamínicos  o corticosteroides.

Hay que prevenir futuras infestaciones de pulgas mediante la aplicación regular de un tratamiento local, que puede hacerse mensualmente.

caida-pelo-gato.jpg

Pérdida de pelo por alergias

De la misma forma como los humanos, los felinos pueden padecer de alergias tanto alimentarias  como ambientales.

Estas alergias son una de las principales causas de alopecia felina y pueden presentarse en forma de pérdida irregular y picazón en la piel inflamada.

Puede resultar difícil dar con el origen de una reacción alérgica. En este caso, será necesario realizar varias pruebas cutáneas para identificar la causa.

Por tu parte, puedes probar a quitar algunas cosas de la zona de juegos de tu mascota y comprobar si tiene algún efecto.

Si sospechas que la alergia está originada por algún alimento, puedes cambiar algunos componentes de la dieta. Es muy importante que lo hagas de manera progresiva en el transcurso de una semana para no alterar su sistema digestivo. Con los gatos particularmente propensos a alergias alimentarias, pueden funcionar muy bien los alimentos hipoalergénicos.

Si las razones fuesen de tipo ambiental, tu veterinario puede aplicar tratamientos tópicos y medicamentos relacionados.

La tiña como causa de la caída de pelo

Otra causa común es una infección por hongos conocida como tiña. Una afección que fácilmente se transmite a través del contacto con animales infectados.

Hace que el pelo de los gatos adultos se vuelva quebradizo y se rompa, produciendo caídas en parches.

Se manifiesta con la aparición de áreas rojizas en la cara, las orejas y las almohadillas de las patas. A veces van acompañadas de una costra blanca o gris.

Tu veterinario puede determinar si hay una infección por tiña a través de un cultivo de piel por hongos. El tratamiento consiste en la aplicación de champús, cremas, aerosoles o medicamentos antimicóticos.

Enfermedad de la tiroides

Los felinos también pueden sufrir una afección de la glándula tiroides, que hace que se produzca muy poca o demasiada hormona tiroidea.

El hipertiroidismo puede causar muchos problemas, incluida la caída del pelaje. Este puede volverse muy opaco, quebradizo o delgado, pudiendo arrancarse fácilmente mientras se acaricia o cepillas al gato.

Una visita al veterinario es la única forma confiable de determinar la afección de la tiroides. El tratamiento para el hipertiroidismo puede incluir cirugía o el uso de yodo radiactivo.

Dermatitis psicógena

Algunos gatos pueden sufrir alopecia debido a hábitos de aseo excesivos. Esta afección se conoce como dermatitis psicógena y tu mascota puede tenerla si se lame hasta el punto de perder el pelo.

Por lo general, el aseo excesivo es el resultado de estrés o aburrimiento. Esta condición se trata mediante cambios en el entorno.

Si puedes hacer que la vida de tu mascota sea más entretenida, más interactiva o menos estresante, es posible que veas un efecto positivo en este sentido.

¿Cómo evitar la caída de pelo?

Aunque pueda parecer una precaución obvia, a veces la mejor medicina para las irritaciones de la piel es una dosis de prevención.

A diferencia de los perros, los gatos son animales relativamente limpios: se asean a sí mismos y no requieren de baños frecuentes.

Teniendo esto en cuenta, no bañes demasiado a tu gato, ya que los aceites naturales de su piel y pelo forman una capa de protección.

El baño puede secar su pelaje, lo que provoca picazón o irritación en la piel. Convierte en rutina cepillarlo para mantenerlo limpio, suave y libre de residuos y alérgenos. El cepillado regular también exfolia la piel muerta y ayuda a prevenir la caída de pelo.

Asimismo, es necesario hacer chequeos regulares, hidratar con frecuencia y una dieta equilibrada. En este sentido, una manera de mantener la salud de la piel y el pelaje es incluir los ácidos grasos Omega-3. Estos se encuentran en alimentos enriquecidos para gatos, así como suplementos dietéticos especialmente formulados.

También puedes invertir en un humidificador para tu casa, sobre todo para los meses más secos.

Debes mantener a tu felino alejado del clima cálido y seco, incluso si eso significa disuadirlo de que se acueste en una ventana soleada durante largas siestas.

Así como nosotros sufrimos quemaduras solares, en el caso de los gatos las altas temperaturas y las condiciones secas pueden dañar su delicada piel.

Tener en cuenta estas simples precauciones puede ayudar a protegerlo de problemas de la piel.

Tratamientos para curar la pérdida de pelo

Si tu mascota padece de caída de pelo por alguna de las afecciones que te hemos mencionado, el tratamiento dependerá de la causa que el personal veterinario diagnostique.

Los planes de tratamiento varían ampliamente porque para muchas de las causas no aplica un mismo tratamiento.

El éxito de la solución depende en gran medida de un diagnóstico preciso del motivo de la alopecia. En algunos casos, como los que involucran pérdida de cabello congénita o hereditaria, no existe una solución.

No obstante, algunos tratamientos incluyen:

Antihistamínicos

Cuando una reacción alérgica es la causa de malestar en la piel y la pérdida del pelaje, se utiliza esta categoría de medicamento para reducir la respuesta del cuerpo al alérgeno.

Este tratamiento se considera de bajo riesgo y puede combinarse con otras terapias utilizadas para tratar la alopecia, incluso si no se ha diagnosticado una reacción alérgica.

Tratamientos tópicos

A menudo se usa una crema tópica para la alopecia. Pero también es habitual usarla para curar síntomas como la irritación de la piel.

Cuando la caída es causada por pulgas o problemas similares, como infecciones por hongos, ciertas afecciones de la piel y traumatismos cutáneos, esta es la opción más usada.

Antidepresivos o medicamentos contra la ansiedad

En casos de alopecia psicógena causada por afecciones como el estrés, pueden recetarse medicamentos para ayudar al gato a lidiar con el problema.

Este tratamiento ha funcionado con éxito en la mayoría de las situaciones, eliminando por completo el aseo excesivo mientras se suministra el medicamento.

Implica cierto riesgo por los efectos secundarios de estos medicamentos, pero por lo general no son graves.

La modificación del comportamiento y la eliminación de los factores de estrés ambientales se utilizan a menudo junto con este tipo de terapia.

Tratamientos por causas específicas

Se pueden usar muchos otros tratamientos para una afección subyacente que haya provocado la pérdida de pelo de tu mascota.

Habla con tu veterinario para comprender mejor cómo los tratamientos para infecciones, cánceres, desequilibrios y ciertas afecciones pueden aquejar a tu mascota y qué riesgos están asociados con los recomendados.

caida-pelo-gatos.jpg

Otros remedios para aliviar síntomas

Para ofrecer alivio inmediato a tu mascota, puedes utilizar varios productos naturales y remedios caseros para calmar ciertos síntomas, como la irritación o el enrojecimiento en la piel.

Se sugiere consultar al veterinario antes de utilizar alguno de estos remedios caseros.

Calmar la piel roja e irritada

El té de manzanilla es un excelente remedio casero utilizado durante mucho tiempo por sus propiedades medicinales y antisépticas.

Al eliminar las bacterias que pueden causar y empeorar lesiones y abrasiones cutáneas, este té a base de plantas calma las irritaciones leves de la piel.

Para crear una solución calmante para tu gato, prepara una taza de té fuerte y enfríalo en la nevera.

Una vez que esté completamente frío, viértelo en una botella con dispensador y rocía sobre las áreas afectadas.

Aliviar heridas o hinchazón

Cuando tu mascota está en recuperación de una herida o hinchazón debido a una lesión cutánea, las sales de Epsom son una buena forma natural y económica de tratar a tu gato en el hogar.

Si tu mascota coopera, los baños de sal de Epsom son muy efectivos durante el proceso de curación. Como siempre, consulta primero a tu veterinario.

Aliviar la picazón

La avena natural es un tratamiento muy efectivo para los felinos que sufren de picazón extrema en la piel.

Prepara una mezcla de cereal de avena para un baño de agua tibia. Este tratamiento es especialmente beneficioso para las mascotas con alergias, enfermedades de la piel que provocan picazón u otras infecciones.

Para repeler pulgas

Una forma eficaz para repeler las pulgas es el uso de una solución cítrica. Lo que debes hacer es poner a hervir en una olla con agua un limón cortado en cuatro partes. Se deja reposar durante la noche, y al día siguiente lo colocas en un envase con spray.

Rocías sobre el pelaje de tu mascota, especialmente en la cabeza (evitando que caiga en sus ojos), detrás de las orejas, patas y la base de la cola.

Otras opciones pueden ser el vinagre de sidra de manzana, ajo o tabletas de levadura de cerveza. Funcionan como buenos repelentes, ya que estos olores ácidos son desagradables para las pulgas.

Recuperación de la pérdida de pelo

La posibilidad de recuperación de la alopecia felina depende de la causa de la pérdida del pelaje.

Esta pérdida, ya sea total o parcial, puede ser permanente, más cuando el origen está en las condiciones del folículo.

Si son infecciones u otras condiciones tratables las causantes de esta caída, el pronóstico suele ser positivo después del tratamiento.

Vigila el estado de tu mascota y sigue todas las instrucciones del veterinario. Termina por completo el tratamiento de los medicamentos y regresa para recibir atención médica si la situación no mejora o incluso empeora.

Reducir el estrés en la rutina diaria de tu gato y alimentarlo con una dieta equilibrada y saludable, ayudará a su recuperación.

Preventivamente, es aconsejable hacer una regular desparasitación que esté adaptada a las propias características y condiciones de vida del gato. Así como el tratamiento precoz de cualquier alteración cutánea que descubramos.

Evita hacer cualquier cambio importante hasta que tu felino esté en el camino de esa ansiada recuperación. Si la pérdida de pelo es permanente, tu mascota aún puede tener una vida plena.



Deja un comentario

COMPARTIR