Inicio  >  Blog  >  Actualidad
¿Cómo darle de comer a un gato bebé?
18 Dec

¿Cómo darle de comer a un gato bebé?

Los gatos necesitan mucho cuidado durante el primer periodo de su vida. ▷ Por eso el saber darle de comer a un gato bebé es fundamental para su crecimiento

Índice

Tener un nuevo gatito es una experiencia que trae mucha alegría y diversión al hogar. Pero su cuidado implica la atención de todos los miembros de tu familia.

El enfoque de su cuidado es aclimatarlos a su nuevo entorno y ofrecerle bienestar físico para garantizar un desarrollo saludable. Es por esto que es vital que sepas cómo alimentarlo adecuadamente.

Así que aquí te hablaremos acerca de cómo puedes darle de comer a un gato bebé, indistintamente lo hayas rescatado, tu gata haya parido y no pueda amamantarlo o que te lo hayan regalado siendo muy pequeño.

Cómo saber su edad

En el caso de que hayas rescatado un gato bebé o que te hayan regalado uno que aún sea muy pequeño, es necesario que determines cuántas semanas tiene para saber cómo proceder a alimentarlo. Lo más recomendable es que lo lleves a un veterinario para que te guíe en este sentido.

En el caso de que tu gata haya parido, es mucho más fácil el proceso, aunque si ella no puede amamantarlos, debes hacerlo con una fcórmula especial. Aunque lo ideal es que la madre les proporcione de su leche, ya que tiene anticuerpos que van a proteger al gatito y ayudarlo en su crecimiento.

gato-bebe1.jpg

¿Cómo saber si mi gata no quiere o no puede amamantar a las crías?

  • Caso 1: no puede amamantarlos y las señales de advertencia incluyen que no los amamanta, no responde a los bebés, llora y se mantiene alejada de los gatitos que piden comida.
  • Caso 2: sí les puede dar de comer, pero existen preocupaciones médicas con respecto a la madre o los gatitos que justifican la separación. Esto no es muy común, por lo que debes consultar con tu veterinario.

Si el caso es que tienes al pequeño felino sin su madre, debes determinar su edad de la siguiente manera:

Menores de 4 semanas

Se consideran recién nacidos de 0 a 4 semanas de edad. Durante este tiempo, desarrollan habilidades motoras y de coordinación. También aprenden a regular la temperatura corporal.

En este momento de su vida cuentan con el calor de su madre. Si la gata todavía está con ellos, se requiere muy poco de parte por cuidadores humanos, además de un ambiente cálido, limpio y seguro, buena nutrición y atención veterinaria para la madre.

Si por alguna razón la gata no puede cuidarlos, se requiere una buena cantidad de atenciones para ayudar a los gatitos a crecer y desarrollarse.

Si se encuentran en los primeros 15 días de edad, sus ojos van a estar cerrados y sus orejas dobladas. Además, no podrán caminar aún y duermen la mayor parte del tiempo. Al finalizar esos primeros 15 días, comienzan a abrir los ojos que por lo general son de color azul, empiezan a arrastrarse y amasar con sus pequeñas garras.

Debes planificar una visita inmediata al veterinario para saber sus necesidades básicas, especialmente en relación a la alimentación y al seguimiento de su progreso.

Esto incluye cómo alimentarlos con biberón cada 2 a 4 horas, mantener un entorno cálido y seguro y ayudarlos a orinar y defecar.

Asegúrate de mantenerlos calientes por medio de mantas, especialmente si han sido separados de su madre y hermanos. Para la 3ª y 4ª semana pueden orinar y defecar por su cuenta, dan sus primeros pasos tambaleantes y puede aparecer su verdadero color de ojos.

De 5 a 11 semanas

Para este momento, los felinos ya deben haber sido destetados de su madre o ser alimentados con biberón y deben alimentarse con una dieta alta en proteínas. Además, como sus dientes ya comienzan a salir, puedes empezar a darle sólidos.

Durante esta etapa, sus habilidades motoras y de coordinación también deberían estar progresando. Ten cuidado cuando esto suceda, ya que el pequeño tendrá mucha energía y querrá jugar y explorar, por lo que debes estar alerta para evitar que se meta en problemas.

2-4 meses

Este es un período de rápido crecimiento en el desarrollo del gatito. Debes esperar que tenga mucha más energía que uno adulto y querrá jugar todo el tiempo.

En esta fase socializa y está muy activo, por lo que debes alimentarlo diariamente con 3 o 4 comidas individuales altas en proteínas.

4-6 meses de edad

Aquí ya están llegando a la adolescencia y, por tanto, a la madurez sexual. Esto dará como resultado un aumento de energía y, a veces, cambios de comportamiento similares a los de un niño humano adolescente que entra en la pubertad.

Es hora de considerar y planificar la esterilización o castración. La mayoría de los felinos pasarán por la pubertad aproximadamente entre los 6 y 8 meses y se recomienda esterilizarlos o castrarlos justo antes de este periodo.

Es importante continuar el tiempo de juego práctico y basado en la vinculación con la adición de modificación de comportamiento si es necesario. Hay muchas formas de enriquecer el entorno de tu gato, lo que es especialmente importante cuando pasan mucho tiempo en el interior y no tienen un jardín para salir.

gato-comiendo-bebe.jpg

Cómo alimentarlo

Una vez que has determinado su edad, debes alimentarlo según sus requerimientos nutricionales. En caso de tener menos de 5 semanas, debes prepararte con lo siguiente:

  • Fórmula para gatitos de un veterinario o tienda de mascotas.
  • Un botiquín de lactancia que contiene biberones, tetinas adicionales y un cepillo de limpieza (corte con unas tijeras una "X" en la punta de su primera tetina).
  • Una báscula de cocina.
  • Un transportador o una jaula con ropa de cama limpia y lavada, así como una bolsa de agua caliente o una almohadilla térmica suave.
  • Toallitas para bebé.
  • Toallas.

Los felinos alimentados con biberón deben mantenerse separados de otras mascotas para detener la transmisión de enfermedades. Si no están con su mamá, deben mantenerse en un transportador o jaula con ropa de cama y una fuente de calor para mantenerlos calientes.

Mantenerlos calientes es tan importante como alimentarlos, ya que cuando son pequeños usan a su madre y a sus compañeros de camada para mantener la temperatura, en vista de que no pueden generar su propio calor corporal.

Nunca lo alimentes si tiene frío. En su lugar, caliéntalo lentamente primero con una almohadilla térmica/botella y luego 3 capas de ropa de cama.

Cuando son alimentados con biberón debe hacerse las 24 horas:

  • Cada 2 horas para los de 0 a 1 semana de edad.
  • 3 horas para los de 1 a 2,5 semanas.
  • 4 horas para los de 2,5 a 3 semanas.
  • 6 horas para los de más de 3 semanas que estén aprendiendo a comer sólidos.

Por esta razón, debes asegurarte de poder comprometerte con el tiempo.

Para alimentar a los gatitos con biberón, pon en práctica estos pasos:

  1. Sigue las instrucciones del paquete de fórmula para su preparación. Deben consumir diariamente 32 ml por 100g de peso. Utiliza las medidas de tu botella o jeringa para hacer un seguimiento.
  2. Nunca lo alimentes boca arriba, ya que fácilmente la leche puede llegar hasta sus pulmones y asfixiarse. Debe estar boca abajo en una posición similar a la que se colocaría junto a su madre para ser amamantado. 

Puedes intentar sostenerlo en posición vertical envuelto en una toalla tibia o hacer que se acueste sobre una toalla en tu regazo. Experimenta con la posición que funcione mejor para ambos.

  1. Da la vuelta al frasco y deja que salga una gota de fórmula. Coloca la tetina del biberón en la boca del gatito y muévela suavemente hacia adelante y hacia atrás, sosteniendo el biberón en un ángulo de 45 grados para evitar que el aire entre en el estómago del felino. 

Este movimiento debería animarlo a empezar a succionar. Si al principio no tiene éxito, espera unos minutos y vuelve a intentarlo. Por lo general, el gato aprende y comienza a sorber.

  1. Permite que se alimente a su propio ritmo. Si un gatito se niega a sorber, intenta acariciarle la espalda o frotarlo suavemente en la frente. Esta caricia es similar a la limpieza de su madre para estimularlo.

Si estás alimentando a varios, alimenta al primero hasta que deje de amamantar, después comienza con el siguiente, y así sucesivamente. Una vez que hayas alimentado a todos los gatitos, vuelve a alimentar al primero y repite con todos de nuevo. No los sobrealimentes, ya que esto puede causar diarrea e hinchazón.

Otras consideraciones que debes tener en cuenta:

  • Los felinos necesitan que los hagan eructar, al igual que los bebés humanos. Acuéstalo boca abajo, sobre tu hombro o en su regazo, y muy suavemente palmea su espalda hasta que escuches un pequeño eructo. Puede que necesiten eructar un par de veces cada vez que se alimenten.
  • La fórmula que se haya guardado en el refrigerador debe calentarse justo por encima de la temperatura ambiente.
  • Coloca la botella en un recipiente con agua poco profunda ycaliéntala en el microondas durante 10 segundos. O puedes colocarla en un recipiente con agua caliente durante unos minutos.

Cuando estén listos para ser destetados, a partir de las 4 semanas de edad, puedes seguir estos pasos:

  1. Comienza ofreciendo la fórmula en una cuchara o en tus manos.
  2. Una vez que estén lamiendo la cuchara, intenta poner un poco de fórmula en un plato.
  3. A medida que dominan lamer la fórmula del plato, puedes añadir gradualmente una pequeña cantidad de comida enlatada.
  4. Incrementa la cantidad de alimentos enlatados lentamente, aumentando las cantidades y disminuyendo la fórmula. Algunas mascotas se dan cuenta de inmediato, otros pueden tardar unos días.
  5. Para asegurarte de que estén recibiendo suficientes nutrientes, es posible que debas continuar alimentándolos con biberón varias veces al día hasta que coman bien por sí mismos. Asegúrate de alimentarlos con lo que necesitan para estar llenos, pero sin sobrealimentarlos.
  6. Controla las heces para asegurarte de que toleran y digieren bien la mezcla. Si tienen deposiciones blandas, reduce la cantidad de comida enlatada y aumenta la fórmula hasta que sus sistemas se hayan ajustado.
  7. También puedes empezar a dejarles comida seca para que prueben una vez que hayan cumplido las 5 semanas.

Es vital que mantengas una dieta equilibrada una vez que han dejado el biberón. Esto incluye proporcionarles proteínas, minerales y vitaminas.

Si optas por comida comercial, asegúrate de adquirir una que esté especialmente formulada para gatitos. De esta manera puedes estar seguro de que tienes la densidad nutricional adecuada.

Algunos de los nutrientes más importantes que se debe incluir en la dieta son:

  • Calcio.
  • Ácido graso esencial.
  • Fósforo.

Por supuesto, la comida que le des debe tener buen sabor. De lo contrario, tu mascota podría terminar por no recibir la nutrición adecuada. Si tomas medidas para proporcionarle variedad de alimentos, ayudará a evitar que se convierta en un comensal quisquilloso. Los adultos deben recibir comidas más pequeñas, 2 o 3 veces al día.

Señales de alerta de que algo puede ir mal

Un gato bebé implica cierto trabajo y atenciones, por lo que una de las cosas más importantes a tener en cuenta es qué puede salir mal con los recién nacidos.

Algunas señales de advertencia a considerar son:

  • No aceptan comida, especialmente los más jóvenes que hayan sido abandonados o separados de su madre.
  • Presentan dificultades o retrasos en la coordinación y habilidades motoras.
  • Vómitos, diarreas o letargos.

Los mayores de 4 semanas superan las etapas más delicadas en las que los requisitos de alimentación y el mantenimiento de la temperatura corporal son de mucha importancia.

Durante la próxima fase, deberás estar al tanto de las señales de advertencia anteriores, pero debes empezar a preocuparte más por problemas de comportamiento, como:

  • Uso de la caja de arena.
  • Signos de agresión y mordeduras de juego.
  • Miedos y otros comportamientos que queremos abordar mientras aún son pequeños.

Si observas algún comportamiento extraño o preocupante durante el desarrollo de tu mascota, no dudes en llevarlo a una visita especial. El cuidado preventivo es importante para garantizar que tu gato tenga la mejor oportunidad de llevar una vida saludable.

Esto empieza con encontrar al veterinario adecuado y trabajar con él para implementar un chequeo regular, ciclos de vacunación y un programa de cuidados preventivos.



Deja un comentario

COMPARTIR