Inicio  >  Blog  >  Actualidad
¿Cómo curar una herida abierta a un gato?
02 Sep

¿Cómo curar una herida abierta a un gato?

Índice

Al igual que los humanos, las mascotas están expuestas a lastimarse alguna vez, en especial si son juguetones o les gusta salir fuera de casa y encontrarse con otros amigos felinos. Cuando salen al exterior puede que consigan algunos arañazos, mordidas y cortadas de algún objeto punzante que tu mascota no haya visto al pisar o correr.

Además, un arañazo tras trepar una rama es una herida demasiado común en los gatos. No importa si tu gato es cuidadoso, ágil y preciso, nadie está exento de dañarse con algún vidrio, alambre o cualquier otro objeto cortante. Por esa razón, debes tener cuidado cuando tu gato vuelva a casa para determinar si le ha ocurrido algo en su viaje aventurero.

Aquí queremos ayudarte a detectar las heridas que puede tener tu gato en cada salida, también te indicaremos paso a paso cómo sanarlas y qué debes hacer cuando son muy graves.

Del mismo modo, te daremos algunos consejos útiles que no debes hacer al sanar a tu mascota herida. Dependiendo de la lesión puedes hacerlo tú mismo o acudir de inmediato a un profesional.

Cómo notar si tu gato tiene una herida

Lo primero que debes hacer es observar el ánimo del gato, si está decaído o animado. Una mascota con el ánimo decaído solo es un indicio de que está sintiendo mucho dolor por lo que tienes que prestar más atención para darle la atención necesaria urgente. Mientras que si tu mascota sigue siendo juguetón y no se le ha quitado el apetito puede que la herida sea superficial.

También observa cómo va avanzando o retrocediendo la herida, si está hinchada, enrojecida o irritada alrededor de la lesión. De tener alguna de estas características significa que debe ir al veterinario para que le receten antibióticos urgentes.

En algunas ocasiones no se verá la herida, por eso debes ser más observador. Te darás cuenta de que algo ocurre si tiene un leve renqueo o se lava continuamente la zona lesionada.

Puede que la herida sea imperceptible y solo la notarás a los 2 o 3 días cuando el gato tiene una parte de su cuerpo hinchada. Esto solo quiere decir que tiene un absceso, que es la acumulación de pus en las capas profundas de la piel.

Por lo general, los abscesos en los gatos se producen por arañazos, mordeduras o por incrustaciones de una astilla o algún objeto punzante. En estos casos deberás llevar la mascota al veterinario para que drene el absceso y recete algunos antibióticos. También debes tener siempre limpia el área afectada y volver a consultar al veterinario para saber si se está recuperando.

curar-herida-abierta-de-gato.jpg

Kit de primeros auxilios

Si tienes una mascota será bueno tener preparado un kit de primeros auxilios, son de gran utilidad cuando ocurra cualquier emergencia con tu gato. Tener un kit de primeros auxilios para mascotas en casa te ofrecerá tranquilidad y saber que cuentas con los elementos necesarios para atender cualquier emergencia.

Un buen kit debe contar de manera indispensable con los siguientes elementos:

  • Agua oxigenada.
  • Vendas elásticas.
  • Cinta adhesiva.
  • Suero fisiológico.
  • Tijeras de punta redonda.
  • Guantes desechables.
  • Gel o aerosol mata gusanos.
  • Pomada cicatrizante.

Además, te recomendamos almacenar una toalla única para tu mascota, un collar isabelino, un paseador y un bozal, será de mucha ayuda en el proceso de curación de la herida.

Ten en cuenta que la personalidad de tu mascota puede aparecer de distintas maneras cuando siente un dolor fuerte. Por esa razón, es importante prevenir cualquier posible ataque cuando el yodo o cualquier medicamento que le haga sentir dolor. Es mejor no confiar y evitar otro accidente en ti mismo.

Identifica que tan grave es la herida

El primer paso a realizar es detectar la gravedad de la herida que tiene tu gato. Solo de esta manera vas a determinar si ir al veterinario de inmediato o dar una solución rápida en casa y luego llevarlo al veterinario para que le den el cuidado más adecuado.

Este es un paso realmente importante, curar una herida de forma incorrecta puede producir una infección que no tardará en aparecer. La infección puede hacerse notar de 12 a 24 horas después de producirse el corte sangrante o herida.

Como curar la herida si tiene infección

Por lo general, las heridas no suelen estar a la vista de todos. Solo la notamos cuando la hinchazón sobresalga hasta ser muy visible por la acumulación de pus en el corte. Al tener pus, debes dar inicio al proceso de suministrar antibióticos a tu mascota, ya que la herida se encuentra infectada y solo de esta manera evitará que la herida infectada se agrave.

Además, se recomienda limpiarla la zona infectada 2 veces al día durante un periodo de una semana o 10 días. Al pasar este tiempo, el veterinario determinará el avance e indicará si se continúa el proceso o si tu mascota ya está curada.

Qué hacer si es una herida muy grave

Si a simple vista se nota que la herida es muy grave, lo ideal es acudir rápidamente a un veterinario. Las heridas más graves son las que no cicatrizan o las que ocurren en el ojo. Por esta razón es mejor que se examine pronto y reciba el cuidado adecuado de profesionales.

Pasos para curar correctamente la herida abierta de tu gato

Aquí vamos a darte una serie de consejos que debes seguir para curar a tu gato en casa de la forma correcta y no hacer lento el proceso de sanación.

Limpia toda la zona

El punto más importante es la higiene que vas a implementar en el gato para curar su herida, es de vital importancia mantenerla siempre limpia, eliminando los restos de suciedad que se hayan quedado pegados luego del corte. También debes revisar que no haya quedado ningún objeto extraño que pueda causar una infección futura.

Para mantener la herida limpia, se recomienda retirar el exceso del pelaje en zona que se haya lastimado. Esto lo puedes hacer tú mismo con tijeras sin provocar ningún daño adicional. Hacer esto te ayudará a visualizar y manipular mejor la herida.

Luego, puedes limpiar la herida con suero fisiológico en abundancia acompañado de una gasa limpia, ya que ésta no desprende restos que pueden causar infección. Cuando le colocas el suero te ayudará a eliminar la suciedad que haya quedado alojada en el corte mientras que la gasa refuerza la limpieza de los restos de arena o piel seca resistente.

Desinfecta el corte

Después de eliminar los restos de piel seca o tierra, puedes desinfectar el corte con yodo diluido en agua y una gasa. La proporción adecuada es disolver una parte de solución de yodo en nueve de agua.

¿Cómo hacerlo? Es muy fácil, solo tienes que escoger un recipiente, llenarlo de agua y echar un poco de yodo. Después deberás mezclar hasta que el agua tenga el color de la solución de yodo un poco más ligero. Hacer esto será suficiente para desinfectar la herida del gato de forma correcta.

Este proceso es muy útil para los cortes que se hacen los felinos entre sí, como arañazos y heridas postoperatorias que dejan las operaciones de esterilización.

Haz uso de pomada cicatrizantes

Las pomadas cicatrizantes aceleran el proceso de curación. Se recomienda usarla después de limpiar con la solución de yodo. Este es un proceso muy fácil de aplicar. Si lo vas a hacer tú mismo, te recomendamos utilizar unos guantes de látex y aplicar una pequeña porción en el dedo para luego extenderla con mucho cuidado sobre la herida.

La recomendación más común es que puedas dejar que la herida se seque al aire, pero debes asegurarte que el corte esté bien protegido.

herida-gato-curar.jpg

Evita que el gato toque la herida

Es muy importante que puedas proteger la herida de tu gato y la mejor forma de hacerlo es colocándole un collar isabelino. Este collar es un protector de plástico que rodea el cuello para impedir que alcance el área dolorida.

Es necesario que evites que alcance el corte. Lamer la zona afectada retrasará el proceso de cicatrización porque con su lengua ablandará y retirará la piel incipiente formada. En consecuencia, imposibilitará que la herida sane.

En el caso de que haya otras mascotas en casa también debes evitar que estas toquen la herida, ya que otro gato también puede retrasar el proceso de cicatrización. Puede que sea un acto de compañerismo y amor felino, pero no será de mucha ayuda para la salud de tu mascota.

Controla el proceso de recuperación

Después de aplicar todas las medidas necesarias que ayuden a mejorar la herida de tu mascota es importante que lleves un control del proceso de recuperación.

Deberás mantener limpia la herida, por lo que puedes hacer este proceso de higiene 2 veces al día. Es recomendable hacerlo en la mañana antes de salir y por las noches antes de que tu mascota se vaya a dormir.

Los antibióticos deben ser dados el tiempo indicado sin saltarte ninguna hora, al igual que los seres humanos el uso del antibiótico debe ser disciplinado para obtener los resultados deseados. De no hacerlo, solo retrasarás el proceso de sanación de la lesión.

Después de que transcurra el plazo establecido por el veterinario, lleva tu mascota a control para el profesional determine si debe seguir el tratamiento o si ha hecho el efecto esperado para cicatrizar la cortada.

Ocúpate de mantener a tu mascota con buen ánimo, hazle mimos y caricias para que no se sienta decaído y pueda sentir que pronto va a salir del dolor que le produce su herida. Llevar el control y ser constante ayudará notablemente a que tu mascota vuelva a estar sano jugando por todas partes.

Que no debes hacer cuando tu gato tenga una herida

Si la herida de tu mascota está situadaen la zona de las orejas, nariz u órgano reproductor no te recomendamos usar alcohol. Usar desinfectante será menos agresivo y no espantará a tu gato.

No te recomendamos que satures la herida por ti mismo. Lo ideal es que si la herida es profunda hacer una limpieza general y acudir de inmediato al veterinario.

No debes utilizar algodón para limpiar las heridas. Esto puede dejar restos incrustados en la piel que pueden que no sean perceptibles a nuestra vista, pero si a su sistema de defensa. Los restos de algodón pueden provocar una herida infectada y difícil de curar.

Sabemos lo difícil que puede ser ver a tu mascota sufriendo por una herida, pero no colocarle un bozal o amarre adecuado puede ser peligroso para tu gato y para ti mismo. Es una precaución recomendable, ya que no sabemos cómo es su reacción al dolor.

Consejos para cuidar gatos con heridas

Para evitar algún tipo de complicaciones que puedan agravar la herida es conveniente que sigas estos consejos:

  • Antes de manipular a tu mascota para curar su herida es necesario que limpies tus manos.
  • Evita que se altere en este tiempo, relaja a tu mascota con caricias para que no se asuste.
  • Si tienes más gatos, te recomendamos que durante el tiempo de sanación no convivan juntos para evitar que al jugar entre sí hagan más lento el proceso de cicatrización.
  • No se debe cubrir la herida al menos que el veterinario lo haya recomendado.
  • Cuando se trata de quemaduras, es mejor que vayas al veterinario y no actuar por impulso, ya que puedes irritar la piel del gato.
  • No se recomienda usar yodo al menos que esté diluido en agua. Esto se debe a que el nivel de acidez es diferente al de los seres humanos y al aplicarlo a la piel del gato sin ser diluido puede causar irritación.
  • Es conveniente que le coloques a tu mascota un collar isabelino para evitar que chupen o laman la zona afectada removiendo de esta manera la pomada, además de arañarse o infectarse por sí mismo.

Sé muy atento a la evolución de tu mascota, ya que los problemas físicos pueden causarle estrés y provocar otro tipo de enfermedades.



Deja un comentario

COMPARTIR