Inicio  >  Blog  >  Actualidad
¿Cómo curar la sarna con remedios caseros en perros?
03 Jun

¿Cómo curar la sarna con remedios caseros en perros?

Índice

Los animales domésticos, como perros y gatos, son susceptibles a sufrir de sarna. La pueden adquirir por el contacto con otros perros que la padezcan o por el contacto con objetos que contengan los ácaros que la producen.

Esta enfermedad de la piel produce una serie de síntomas que son muy molestos para el perro. La sarna es una enfermedad que se debe detectar a tiempo para evitar complicaciones graves y requiere de muchos cuidados para conseguir la recuperación satisfactoria de tu mascota.

A continuación, te compartiremos algunos remedios caseros que, al usarse como complemento del tratamiento veterinario contra la sarna, pueden ayudar a tu compañero a recuperarse mejor y más rápido.

Lo que se puede hacer en casa

Aunque pueda implicar más trabajo, cualquier esfuerzo adicional vale la pena en la búsqueda de dar alivio a nuestros leales compañeros en el trance de la sarna.

Veamos qué podemos hacer para ayudarles desde casa:

Un buen baño con jabón

Este remedio es tan sencillo como efectivo. Nada como un buen baño con mucha agua y jabón para ayudar a eliminar los ácaros que ocasionan esta enfermedad.

Debe usarse agua tibia. Primero se moja todo el cuerpo del perro y, posteriormente, se enjabona completo, cuidando que el jabón no toque el área de los ojos. Hay que restregarlo muy bien, pero con mucho cuidado. 

Al hacerlo, hay que emplear movimientos circulares que ayuden a sacar los ácaros de sus depósitos. Principalmente, donde hay pliegues.

Como el jabón es alcalino por naturaleza, contribuye a mantener la sarna controlada al eliminar los parásitos que la ocasionan. También ayuda a deshacerse de la suciedad, el polvo y los restos de crema que se acumulan en la piel.

Con la piel limpia y libre de ácaros, se reducirá la inflamación y esos picores tan desagradables. La frecuencia con la que debes bañar a tu mascota es semanal. De esta forma, conseguirás los mejores resultados. 

curar-la-sarna-con-remedios-caseros.jpg

Aprovecha los beneficios del limón

El zumo ácido del limón contribuye a matar ácaros y parásitos como los que causan la sarna. Asimismo, tiene cicatrizantes que aceleran la recuperación de las lesiones cutáneas que se procuran los mismos perros al rascarse reiteradamente.

Sin embargo, si se utiliza un zumo puro, puede ser más bien irritante, por lo que se recomienda que lo emplees diluido en agua, sobretodo si tu mascota presenta heridas abiertas.

En cualquier momento del día y sobretodo después del baño semanal, se debe frotar la piel del perro con una esponja empapada en zumo de limón. Se recomienda hacerlo en las zonas de la piel donde se ha caído el pelaje.

Si deseas aplicarlo en todo el cuerpo, mezcla el zumo de limón con agua a partes iguales. Frótalo con una esponja por todo el cuerpo y deja que se seque de forma natural. Vigila que no le pegue el sol directamente en ningún momento. 

Saca partido del vinagre de sidra de manzana

El vinagre de manzana es un maravilloso aliado para combatir la sarna y aliviar sus síntomas. Al aplicarlo, propicia la creación de un ambiente de alta acidez sobre la piel que impide la supervivencia de los ácaros y las bacterias, por lo que previene las posibles infecciones asociadas a esta enfermedad.

Después de bañar a tu perro según las recomendaciones del veterinario y secarlo muy bien con un paño limpio, frota todo el cuerpo con una mezcla a partes iguales de agua, bórax y vinagre de sidra de manzana. Deja que se seque sobre la piel de tu mascota y vigila que no se lama para no quitarse el remedio.

Otra forma de sacar partido del vinagre de sidra de manzana es añadir algunas cucharadas en la comida de tu perro para que lo ingiera, siempre que a él le resulte agradable.

Usa estas tres plantas infalibles

El niaoli, el neem y el cymbopogon son plantas con excelentes propiedades regenerativas, antibacterianas y antisépticas que las hacen infalibles para combatir esta enfermedad de una forma muy natural.

Pueden mezclarse con aceites esenciales para su uso tópico o pueden incorporarse en los alimentos de tu mascota para que las ingiera. Incluso, puedes hacer ambas. Ya verás que le irá muy bien, sobre todo para aliviar los síntomas.

Aprovecha el poder antiséptico y cicatrizante del ajo

La naturaleza nos regala alimentos increíbles como el ajo, que tiene un gran poder cicatrizante y antiséptico. Al mezclarlo con aceites naturales, una vez que lo hayas machacado muy bien, lo puedes aplicar en las zonas que ha invadido la sarna de forma directa.

Para mejores resultados, debe aplicarse y dejar que actúe durante la noche. Por la mañana se retira con un paño humedecido en agua tibia, frotando la zona con mucha suavidad.

Utiliza  el ajenjo

Esta planta tiene la propiedad de ser un repelente natural de alta eficiencia contra los insectos. Por lo tanto, al usarlo, se evitará que los ácaros quieran habitar en la piel de tu perro.

Para hacer uso de él, basta con hervir unas cuantas hojas de ajenjo en un litro de agua. Se saca del fuego y, cuando esté tibia la infusión, bañas a tu perro con ella. Se recomienda hacer este baño, preferiblemente, 2 veces por semana.

No olvides los beneficios de la manzanilla

La manzanilla aporta sus propiedades antiinflamatorias y desinfectantes, sobre todo en las zonas de la piel que están laceradas. 

Debe aplicarse la infusión, preferiblemente tibia, en las zonas inflamadas con un algodón o paño suave dos veces al día y tres veces a la semana.

Que tu mascota goce los beneficios de la avena

La avena es otra de las maravillas naturales que tienes a la mano para hacer sentir mejor a tu compañero canino si enferma de sarna. 

Se pone a remojo en agua para que ablande bien y cuando se haga como una especie de pasta, se coloca en las zonas con sarna al tiempo que se aplican masajes que sean circulares  y muy suaves. 

Se deja actuar entre 5 y 10 minutos para después enjuagar. La piel de tu mascota se calmará y refrescará mucho con este remedio.

Usa el yogurt como cicatrizante natural

El yogurt es muy bueno para promover la cicatrización de las heridas que se pueda ocasionar tu mascota al rascarse. Si lo mezclas con unas cucharadas de miel, potenciarás el efecto y, además, aprovecharás las propiedades antisépticas de la miel pura de abejas.

Aplica sobre las heridas, capas muy finas de esta mezcla y déjalas actuar la mayor cantidad de tiempo que puedas. Después retira con un paño húmedo, limpio y tibio o enjuaga directamente con agua tibia, según la ubicación y tamaño del área afectada.

Te recomendamos que este remedio lo apliques con una frecuencia diaria. Puede ser laborioso, pero sus efectos son maravillosos. 

Lo que no debes hacer en casa para combatir la sarna

En la cultura popular, todavía tienen vigencia algunos remedios caseros para curar la sarna que datan de varias décadas. Sin embargo, muchos de ellos están envueltos más en un aura de mitología que de veracidad.

Sigue leyendo para que conozcas algunos de ellos, los cuales jamás deberás probar en tu leal compañero si no quieres perjudicarlo y enviarlo directo a la clínica veterinaria. 

Mezclar manteca con azufre. No untes el cuerpo de tu perro con manteca comestible y azufre. Podría lamer su cuerpo y consumir azufre que es una sustancia tóxica que puede perjudicar la salud de tu mascotao. Puede producirle dificultad para respirar, inflamación cutánea, traqueobronquitis, asma e inflamación de la mucosa nasal.

Bañar a tu mascota con creolina. La creolina es una sustancia de limpieza industrial muy fuerte que, aparte, despide vapores con olores penetrantes. Su inhalación por parte de tu mascota puede provocarle dificultad respiratoria, tos, vómitos e irritación de los bronquios, entre otros síntomas. Si tu perro llega a consumirla, podría incluso envenenarse y morir.

Aplicar aceite quemado y caliente. Darle baños a tu perro con aceite de automóvil no es correcto. Al contrario, nada más tóxico para él que el aceite de motor para vehículos.  Al echárselo, puedes ocasionarle irritaciones y hasta heridas graves en la piel. 

Además, si lo colocas caliente, peor, porque puedes provocarle quemaduras. Si llega a ingerirlo al lamerse o moderse, puede terminar con daño renal y/o hepático, intoxicación y un cuadro de malestar general que podría llegar a ser mortal.

curar-la-sarna.jpg

Otras recomendaciones

En la lucha contra la sarna, es mucho lo que se puede hacer desde casa. De forma complementaria al tratamiento indicado por parte de un buen veterinario y los remedios caseros ya indicados, estas otras recomendaciones también son de mucha ayuda:

Aísla a tu amigo peludo

Evita que tu perro tenga contacto con otros mientras esté enfermo. Si tienes otros animales en casa, debes evitar que interactúen con él. 

No lo dejes a la interperie y mejor es asígnale un espacio particular para que esté ahí mientras se recupera. Si es posible, ubicarlo en una habitación solo para él, mejor aún.

Debes cerciorarte de que tenga todo a mano como agua fresca, cama, mantas, comida y juguetes. Pasa tiempo con él todos los días y sácalo a dar paseos cortos, si es posible. 

Aunque es realmente raro que los humanos se contagien con la sarna de perros, siempre que lo asees o estés en contacto con tu mascota enferma, usa guantes y cambia tu ropa. Al lavarla, usa agua caliente y detergente. También sécala en la secadora o coloca la ropa al sol.

Reemplaza o lava todo lo que tu perro utiliza

Todos los objetos que tu perrito utiliza pueden quedar contaminados con los ácaros de la sarna. Por lo tanto, es necesario que laves muy bien la ropa de cama y los objetos como juguetes, collar, comedero, etc.

Para un buen lavado, emplea siempre agua caliente, lejía y jabón, tanto para la ropa, como para sus objetos de uso diario. Cambia la ropa de cama y limpia bien todo cada día, hasta que tu fiel amigo se cure.

Ayuda a tu perro con el estrés

Estar enfermo de sarna puede ser muy estresante para tu mascota. Las visitas al veterinario, el escozor, los medicamentos, el cambio de dieta y el aislamiento son muchas cosas a la vez y tu amigo debe lidiar con todas.

En su paso por este terrible episodio, debes transmitirle calma y tratarlo cariñosamente. Los abrazos y compartir tu cama no son las mejores opciones, pero puedes consentirlo al darle un rico bocadillo, jugar sus juegos preferidos y pasar tiempo con él.

Sigue al pie de la letra las instrucciones del veterinario

Suminístrale los medicamentos a tu peludo amigo de acuerdo a las especificaciones del veterinario de forma exacta. Respeta el horario, las cantidades y el orden en el que se debe dar o colocar cada medicamento.

Si se te presenta alguna duda o imprevisto, llama de inmediato al veterinario. Bajo ningún concepto mediques a tu mascota por tu cuenta, puedes terminar agravando su estado de salud o propiciar situaciones con desenlaces fatales.

El mejor remedio casero: la prevención

La sarna es una enfermedad que causa numerosas molestias a los animales que la padecen. Por otro lado, los dueños deben redoblar esfuerzos y atenciones para conseguir que sus perros se recuperen completamente de esta enfermedad, porque en ocasiones, puede ser resitente y/o recurrente.

Por lo tanto, el mejor remedio es la prevención. Lo primordial para evitar que la sarna aparezca es mantener unos excelentes niveles de limpieza y aseo, tanto del animal, como de su entorno. 

Debemos evitar que nuestra mascota entre contacto con otros animales que estén enfermos o se sospeche de esa posibilidad. 

Por otro lado, velar por la buena nutrición de nuestro peludo amigo, beneficiará su estado de salud y fortalecerá su sistema inmunológico, lo que impedirá que contraiga enfermedades con facilidad.

Cumplir con las revisiones de control veterinario en las fechas estipuladas también es importante, así como respetar el calendario de vacunaciones. En caso de que tu mascota contraiga la enfermedad, los controles periódicos permitirán detectarla y tratarla a tiempo.



Deja un comentario

COMPARTIR