Inicio  >  Blog  >  Actualidad
¿Cómo aislar una casa de perros del frío?
17 Dec

¿Cómo aislar una casa de perros del frío?

Tu perro puede pasar frio durante el invierno si su casa no está bien aislada. ▷ Te damos trucos para que tu perro este super calentito este invierno

Índice

La llegada del invierno puede significar un verdadero dolor de cabeza a la hora de mantener a tu perro cómodo y calentito. Para ello, puedes optar por dos alternativas: mantenerlo siempre abrigado o garantizar un lugar cálido donde pueda refugiarse. 

En el caso de que tu amigo peludo pase sus noches afuera, la solución más recomendable es aislar su casa para perros y así protegerlo de las inclemencias del frío. Aquí te diremos los trucos más efectivos para lograrlo.

¿Estás listo? ¡Pongamos manos a la obra!

¿Por qué es importante aislar una casa para perros del frío?

El invierno puede afectar la salud de tu perro significativamente. Esto se debe a que, al igual que ocurre con los seres humanos, las funciones metabólicas de tu mascota pueden descender al mínimo debido a los cambios de temperatura. Como resultado, sus movimientos serán más lentos y pausados, ya que empleará toda su energía en conservar su calor corporal. 

Por lo general, las casas para perro cumplen la función de proteger a tu mascota de los rayos solares y la lluvia. Sin embargo, son muy pocos los modelos que garantizan una protección efectiva contra el frío, por lo que será necesario adaptarla de acuerdo a las necesidades de tu can.

También debes considerar que algunas razas de perros soportan mejor el invierno que otras, por lo que será de gran ayuda que conozcas bien el origen de tu amigo peludo. Así podrás saber con certeza cómo trabaja su biorritmo y qué cambios fisiológicos puedes esperar.

Por ejemplo, ciertos ejemplares, como el samoyedo, chow-chow, san Bernardo o husky siberieno se encuentran genéticamente adaptados a soportar largas temporadas sin calor, mientras que el rottweiler, el bulldog inglés o el boxer quizás necesiten algo de equipamiento adicional, como abrigos o un refugio especial de paredes gruesas.

En concreto, la densidad del pelaje de tu perro juega un papel fundamental en el proceso de conservar el calor corporal. Por este motivo, las razas que mejor se adaptan al frío comparten una característica particular: una larga, frondosa y tupida “cabellera” canina.

Pero si este no es el caso, será mejor que sigas las instrucciones que te presentaremos a continuación.

jack-russell-2310391_1280.jpg

Paso 1: calcular las medidas correctamente

Para poner este plan en marcha deberás hacerte con la cantidad suficiente de material aislante hasta cubrir los metros cuadrados en su totalidad. Así que lo primero es obtener las medidas exactas de las paredes de la caseta. Asegúrate de usar una cinta métrica para ayudarte.

Ten en cuenta que para obtener el tamaño definitivo debes incluir la suma total del ancho, alto y largo en centímetros, a los que luego sustraerás el tamaño de la entrada por la cual pasará el perro. Si la casa de tu perro tiene ventanas, también hay que restar su diámetro.

Por ejemplo, supongamos que la suma total da 200 centímetros, con una entrada de 35 centímetros. Esto quiere decir que tu resultado final será de 1 metro 65, aproximadamente.

El siguiente paso es hacer una inspección minuciosa, tanto en el interior como el exterior, para asegurarse de que no exista ningún tipo de grieta o agujero en las superficies.

Es importante que realices este paso antes de aislar la casa de tu perro, ya que de esta manera evitarás inconvenientes posteriores, como la aparición de goteras. En caso de que encuentres alguna fisura, tápala con masilla. 

Cuando hayas culminado estos procedimientos previos, estarás listo para la siguiente parte del proyecto:

Paso 2: elegir el material aislante

En la actualidad, puedes encontrar diversos materiales que evitan las pérdidas de calor innecesarias. En esta lista encontrarás varias opciones para escoger de acuerdo a tu presupuesto. Aquí te presentamos 5 opciones diferentes.

Tetrabricks

Estos envases son conocidos por elaborarse en 3 materiales diferentes: cartón, polietileno y aluminio. Si decides utilizarlos como aislante, serán de gran utilidad para conservar el calor en la caseta, por medio de la refracción de luz. 

El truco está en cortar los envases y colocarlos en las paredes de la caseta como si se tratase de papel tapiz. Debes estar atento a que la superficie plateada quede hacia afuera. De esta manera, la temperatura se mantendrá estable en el interior, manteniendo calentito a tu amigo de cuatro patas.

Lana mineral

A diferencia de otros materiales, la lana mineral o de roca es perfecta para mantener una temperatura estable. Al estar elaborada en roca volcánica, cuenta con una superficie porosa que le permite conservar gran cantidad de aire cálido. 

Quizás la única “pega” es que puede hacer que la caseta parezca más grande, ya que se trata de un material relativamente grueso. Eso sí: evita utilizarlo si vives en un lugar seco la mayor parte del año.

Corcho

Es un material ligero, fácil de manipular y de gran resistencia, además de económico. Puedes encontrarlo en diferentes espesores y elegir aquel que más te guste. En cuanto a su colocación, puedes fijarlo en la caseta de tu perro con solo usar una pistola de clavos común. Asimismo, es realmente útil a la hora de rellenar huecos o incluso reforzar grietas.

Poliestireno expandido

Puedes comprarlo en tiendas especializadas. Como ventaja, destaca que es altamente resistente al agua y lo suficientemente ligero como para que puedas hacerte con varias láminas a la vez. 

La única desventaja es que también se trata de un material endeble que deberás sustituir con cierta frecuencia. Aparte, es posible que necesites recubrirlo con otra cosa, sobre todo si tu cánido es aficionado a arañar o morder.

Fieltro negro

Utilizar fieltro negro puede ser una buena alternativa, especialmente si la casa para perros que has elegido es de madera. La razón es que al usar este color, la superficie absorberá la luz ambiental, lo que contribuirá a mantener una temperatura estable.

Una vez que tengas el aislante de tu preferencia, es hora de pasar al…

Paso 3: corte y ensamblaje

Ahora debes llevar las medidas que has obtenido de la caseta al material elegido y cortarlo, para luego proceder a tapizar. En caso de que hayas optado por utilizar la alternativa del tetrabrick, recuerda que debe estar limpio, sin picos ni juntas. También es buena idea usar un cutter de precisión para conseguir un corte regular.

Para materiales de mayor espesor, como el corcho, es probable que debas usar una sierra de hilo para bricolaje, especialmente si las láminas que has comprado sobrepasan los 5 milímetros de espesor. Dependiendo del grosor que quieras, deberás colocar una o dos, ya que la idea es crear una barrera firme.

La idea de colocar el aislante es crear una pared extra, capaz de evitar que el calor salga. Por eso, es importante cubrir cada recodo sin dejar espacios libres. Si necesitas realizar uniones en las esquinas, puedes hacer uso de piezas de junquillo o cuarto rodón para suavizar los bordes y conseguir una mejor unión.

En muchos casos, crear una capa aislante contra el frío supone que debes rellenar las paredes de la caseta, por lo que es normal que las dimensiones del refugio de tu amigo canino aumenten. Y si tiene techo a 2 aguas, también deberás aplicar el mismo procedimiento.

Por último, coloca una alfombra cálida y un cojín mullido en el suelo de la casa para perros, además de sus juguetes favoritos. Así tu amigo estará mucho más cómodo y se sentirá a gusto.

Adicional: cómo realizar un suelo flotante en una casa para perros

Por lo general, las casas para perros suelen elevarse unos centímetros del suelo, ya que esto evita que en caso de inundación o lluvia fuerte el agua llegue a colarse. Sin embargo, si consideras que el modelo que has compradop queda al nivel del suelo, puedes aplicar esta sencilla técnica.

  1. En primer lugar, elige bien el sitio donde colocarás la caseta.  Lo ideal es que esté fuera del alcance de las corrientes de aire, ya que esto evitará que tu mascota quede expuesta al frío excesivo. 
  2. Lo siguiente que debes hacer es colocar una placa de madera y realizar una base con ladrillos y cemento. No es necesario que utilices demasiados. Bastará con que rodees la superficie y coloques dos o tres ladrillos en el centro.
  3. Cuando hayas terminado, añade una última placa de madera sobre los ladrillos que has utilizado. Recuerda permitir que la masilla seque. Lo ideal es que la superficie se eleve al menos unos 10 a 15 centímetros.

La función principal del suelo flotante es evitar que la base de la perrera toque el terreno plano, ya que esto disipará la sensación térmica de calor. Aparte, puede ser de gran ayuda en épocas de lluvia, sobre todo si vives en una zona que tiende a enlodarse.

Ahora sí, estás listo para montar y aislar el lugar donde dormirá tu cánido amigo.

dog-3148967_1280-2.jpg

Recomendaciones a tener en cuenta

Como puedes ver, aislar una casa para perros requiere un trabajo concienzudo, a fin de asegurar la comodidad de tu mascota. Pero no es lo único que debes tener en cuenta para que tu perro se sienta a gusto. Por eso, es importante que sigas estas recomendaciones, a fin de complementar tu trabajo.

  • Selecciona un buen material para la casa del perro. Lo ideal es que la caseta sea lo suficientemente resistente como para resistir el paso de las estaciones. Los más comunes son la resina, el PVC y la madera, aunque si eliges esta última opción te recomendamos que utilices un sellante antes, a fin de tapar las porosidades de la superficie.
  • Elige un tamaño acorde. Lo ideal es que la caseta sea lo suficientemente grande para que tu perro se sienta cómodo, pero que a la vez le permita mantener una temperatura estable. Actualmente hay muchas opciones disponibles en el mercado, por lo que será fácil encontrar la adecuada.
  • Coloca una puerta en la entrada. Este truco es uno de los más efectivos a la hora de evitar que las corrientes de aire entren en el refugio de tu perro. Lo mejor es optar por un material flexible y fácil de instalar.
  • Impermeabiliza el exterior: Esta técnica evitará que el techo de la caseta se agriete debido a la acción de la nieve o la lluvia. Puedes elegir una pintura especial para hacerlo. Para un resultado óptimo, se recomienda realizar este procedimiento en meses cálidos o en primavera.
  • Asegúrate de que cuente con una cama caliente. Elige un modelo que sea lo suficientemente suave, pero a la vez que contenga un relleno que pueda mantenerse seco y estable. También será de gran ayuda que pueda lavarse con facilidad.

Cuidados adicionales para tu mascota

Para finalizar, hemos preparado una serie de tips que te permitirán cuidar mejor de tu perro y protegerlo de las bajas temperaturas, independientemente de que duerma en su casa aislada del frío o que compartáis el mismo techo. Estos sencillos consejos serán de mucha ayuda para que se mantenga siempre sano y saludable.

  • Reduce el tiempo de los paseos. Puede que tu amigo no sienta tantos deseos de caminar en los meses invernales. Pero si aún así insistes en llevarlo a dar una vuelta, procura que esté siempre abrigado.
  • Mantén sus almohadillas hidratadas. Coloca una capa delgada de vaselina si notas que las almohadillas de sus patas comienzan a agrietarse. Mantener debidamente cortado el pelo entre los dedos también puede ser de gran ayuda. 
  • Cuidado con la sobrealimentación. Al llegar el invierno, la mayoría de los perros de casa deben conservar el calor corporal y la energía. Sin embargo, el exceso de comida puede hacer que tu mascota tenga problemas de sobrepeso. Por eso, lo mejor es que consultes a un veterinario antes de realizar algún cambio en su dieta.
  • Revisa constantemente su nariz y orejas. Si notas que se sienten rígidas y frías al tacto, es posible que tu mascota sufra de congelamiento. Si esto ocurre, lo más recomendable es colocar compresas de agua tibia en las zonas afectadas y recurrir al veterinario.

Conseguir que tu mascota esté protegida contra el frío requiere un trabajo concienzudo pero a la vez garantiza buenos resultados. ¿Te animas a probar algunas de las técnicas que te sugerimos?


Aquí tienes nuestra mejor selección de Perros

OFERTA
OFERTA

Deja un comentario

COMPARTIR