Inicio  >  Blog  >  Actualidad
¿Cada cuánto tiempo hay que desparasitar a un gato?
14 Oct

¿Cada cuánto tiempo hay que desparasitar a un gato?

Índice

¿Tu gato está lento, retraído, inquieto o molesto? ¡Alerta! Si has observado estas condiciones en tu mascota es posible que sufra las consecuencias de tener parásitos. Y es que estos pequeños y peludos mininos no escapan de estos peligrosos organismos que causan graves daños en los animales.

Los gatos son unas de las mascotas favoritas de adultos y niños, al punto de convertirse en un miembro más de su familia. Por eso, es importante ofrecerles los cuidados necesarios para mantener su buen estado de salud, como la desparasitación oportuna.

Sin embargo, ¿No sabes cómo, cuándo y qué productos usar para hacer la desparasitación? No te preocupes, aquí te explicaremos todo sobre este proceso. ¡Acompáñanos!

¿Qué tipo de parásitos pueden atacar a  tu gato?

En primer lugar, es preciso que conozcas que existen dos grupos de parásitos que pueden atacar a tu gato, los externos e internos. En el caso de estos últimos, son los gusanos que se alojan en el tubo digestivo del animal, mientras que las garrapatas y las pulgas son los que permanecen en la parte externa del minino. 

Sobre todo, los cachorros son los más propensos a sufrir de estos endoparásitos, ya que no cuentan con un sistema inmunológico fortalecido. Detectar el tipo de organismo que está afectando a tu gato es muy importante, para eso el veterinario realizará los exámenes correspondientes para recomendar el tratamiento adecuado.

Parásitos internos

  • La áscaris o lombriz redonda: por lo general, el contagio se produce al poco tiempo del nacimiento del gato y se transmite a través de la leche materna, si la madre está contaminada. Este parásito puede causar infección grave, lo cual provoca diarreas, vómitos y hasta neumonías si se aloja en los pulmones.
  • Tenias: son gusanos planos que habitan en el intestino delgado del gato y su contagio se realiza por la ingesta de pulgas. Asimismo, si su presencia es abundante causa inflamación y obstrucción intestinal.
  • Gusanos pulmonares: se contagia al ingerir algún animal como roedores que contengan las larvas del gusano, lo cual afecta los bronquios y los pulmones del animal, que pueden causarle hasta la muerte.
  • Dirofilaria immitis o gusanos del corazón: se trasmiten mediante la picadura de mosquito y dificulta la circulación sanguínea, así como la respiración.
  • Gusanos ganchudos: se fijan al intestino y se alimentan de la sangre y tejidos. Pueden causar hemorragias internas y diarreas con sangre que ocasionan incluso la muerte en algunos cachorros. Mientras que en el gato adulto produce anemias severas y desnutrición.

cada-cuanto-desparasitar-a-un-gato.jpg

Parásitos externos

  • Las garrapatas: atacan a tu gato y extraen su sangre durante varios días, lo que les ocasiona irritaciones en la piel, picazón y anemia. Además, les trasmite otras bacterias a su organismo.
  • Pulgas: se alimentan con la sangre del felino y provocan cuadros anémicos en el animal. Además, les trasmiten tenias que causan molestias en la piel como dermatitis y pérdida de pelo.

Asimismo, las picaduras de algunos mosquitos trasmiten infecciones, así como los chinches y los piojos son parásitos que tu felino puede padecer. En este caso, afectan al gato con la transmisión de otras clases de bacterias y enfermedades, como micoplasmosis y ehrlichiosis que atacan la piel, el pelo y las orejas.

Por eso, es importante higienizar con frecuencia el lugar donde tu gato pasa más tiempo, ya que las adquiere con gran facilidad. De igual manera, debes estar alerta del contacto con otros animales que pueden contagiarlo.

¿Cómo saber si tu felino tiene parásitos?

El comportamiento del gato es una de las principales señales que te indicarán si tiene parásitos o no. Así que si observas algunos de los siguientes síntomas en el animal debes tomar medidas de inmediato. 

  • Tos y estornudos.
  • Diarreas y vómitos.
  • Dificultad para respirar.
  • Hinchazón.
  • Pérdida de peso.
  • Sangre en las heces.
  • Estreñimiento.
  • Falta de apetito.
  • Lamido excesivo de la zona anal.
  • Alergias o picazón.
  • También la lentitud y la pesadez son  síntomas de presencia de parásitos.
  • Pelaje opaco o pérdida del mismo.

¿Cómo desparasitar a tu gato?

Lo primero que debes hacer es prestar atención al comportamiento diario del animal y observar los síntomas que presenta, para exponerle de forma clara al veterinario la sintomatología. De esta manera, el especialista podrá determinar si el parasito que ha atacado al gato es interno o externo. Además, aplicará el tratamiento correspondiente.

Uno de los medicamentos para desparasitar más recomendados en los casos de gusanos gastrointestinales o internos es la milbebicina oxima en pastillas, así como también el albendazol o fenbendazolpomoato de pirantel, clindamicina, praziquantel, selamectina. Es necesario que estos productos se suministren bajo supervisión médica.

Otros productos útiles para desparasitar al minino

Asimismo, hay otras opciones que te servirán para atacar las plagas externas de tu animalito. A continuación te mencionamos algunas alternativas: 

  • Collares antiparásitos: contienen repelente que sirven para alejar las plagas e insectos.
  • Líquidos desparasitantes: se utilizan en la piel del animal para combatir las garrapatas y las pulgas.
  • Jabones y champús: elaborados con compuestos y químicos que atacan los parásitos.
  • Sprays: contienen sustancias activas que al colocarlo en la piel del animal mata estos peligrosos organismos.

Es importante aclarar que el tratamiento con los fármacos debe suministrarse durante el tiempo indicado por parte del especialista, para evitar las recaídas y eliminar la infección por completo. Estos productos los puedes encontrar en clínicas veterinarias, tiendas especializadas en productos para animales o en el comercio electrónico.

¿Cada cuánto tienes que desparasitar a tu gato?

Debes tener claro que el tiempo para desparasitar a tu gato va a depender de la edad del animal. Por eso, te aclaramos el proceso que debes cumplir con los gatos cachorros y adultos.

Desparasitación en cachorros

Si tu gato es cachorro, debe ser desparasitado por primera vez al cumplir las 6 semanas de nacido y antes de su primera vacunación. 

Después de esta primera dosis, debes aplicar el procedimiento cada dos semanas, hasta que el animalito cumpla los tres meses de vida. Asimismo, el especialista te recomendará el producto adecuado para esta etapa. Por lo general, puede ser en gotas para suministrarlo con mayor facilidad.

En el caso de la desparasitación externa la puedes iniciar como prevención a temprana edad. Para eso, puedes utilizar un spray que sea recomendado por el veterinario. También te aconsejamos usar collares antiparasitarios en la edad inicial del gato, para que se acostumbre y no le cause molestias más adelante.

Es preciso destacar que en esta etapa inicial de la vida de tu gato, es cuando más debes prestar atención a este problema, ya que es más sensible a padecer parásitos internos que le pueden causar complicaciones graves de salud. 

Desparasitación en gatos adultos

En el caso de los gatos adultos, están un poco más fortalecidos porque se les ha aplicado tratamientos antiparasitarios durante sus primero 3 meses de vida. No obstante, se recomienda suministrarles medicamentos cada 3 o 4 meses para combatir o evitar estas plagas externas e internas. Los desparasitantes pueden administrarse en gotas o pastillas.

Mientras que para la desparasitación externa se pueden usar cualquiera de los productos mencionados en el apartado anterior. No obstante, el veterinario será el encargado de indicar el tipo de producto y la frecuencia para aplicarlo.

Lo más aconsejable es guiarte por el calendario indicado por el veterinario para la desparasitación, aún cuando consideres que tu gato tiene menos riesgo de contaminarse porque permanece todo el tiempo en casa, debes tomar previsiones. 

Ahora, si tu mascota es de las que disfruta los paseos al aire libre, tienes mayores motivos para estar atento a su ciclo de medicación, ya que estos están más expuestos y tienen mayor riesgo de contagio. Sobre todo, por el contacto con otros animales contaminados, así como por la exposición a las plagas del medio ambiente.

¿Cuánto tiempo dura tu gato desparasitado?

El período que tu gato estará protegido de nuevos brotes de parásitos va a depender principalmente del tipo de producto que escojas para el proceso y el cumplimiento correcto del tratamiento. 

Asimismo, varía de acuerdo al estilo de vida del animal. Por ejemplo, si es un gato doméstico, los efectos del tratamiento aplicado puede ser más prolongado. En caso de que permanezca mucho tiempo en la calle, se puede contaminar con más frecuencia y se acorta el tiempo de la aplicación.

¿Por qué es importante desparasitar a tu gato?

No solo para tu gato es de vital importancia que lo mantengas libre de parásitos, también es necesario para tu tranquilidad y el bienestar de toda la familia, ya que estas plagas pueden ser transmitidas por los gatos a los humanos. Además, te librarás de la propagación de las molestas pulgas y garrapatas en el hogar, las cuales pueden adherirse a tu cuerpo. 

Otras opciones para desparasitar a tu gato

No solo la medicina convencional sirve para desparasitar a los gatos, también hay otras alternativas como los remedios caseros

Aunque pueden tener un menor efecto o acción que los productos farmacológicos, tienen la capacidad de disminuir el volumen de parásitos en el animal. También te pueden servir como mecanismo de prevención y son productos naturales que no causan efectos secundarios en el felino.

En este caso, te recomendamos infusiones de ajo, vinagre de manzana y tomillo para combatir los parásitos internos. Mientras que para atacar los de tipo externo puedes usar aceites o esencias de romero, orégano, mandarina, aceite de oliva, almendras e infusiones de manzanilla. Asimismo, podrás aplicarlos de manera directa en la piel del gato o mezclarlos con algún champú.

desoarasitar-a-un-gato.jpg

Tips para prevenir que tu gato se llene de parásitos

La principal medida de prevención es el control continuo con el veterinario. No obstante, puedes adoptar algunos cuidados o métodos en tu hogar que te servirán para evitar que tu mascota se contagie con frecuencia.

  • Mantener el hábitat del gato en excelentes condiciones de limpieza. 
  • Limpiar los vómitos y el excremento, ya que contienen larvas y huevos que se adhieren al gato.
  • Proporciónale una alimentación equilibrada y saludable para fortalecer su sistema inmune.
  • Asearlo periódicamente, con los productos recomendados.
  • Cepillarlo a diario con un peine anti pulgas.
  • Cortar su pelaje de forma frecuente, sobre todo si es abundante.
  • Evitar el contacto con aguas contaminadas.
  • Evitar en lo posible que ingiera heces y animales contaminados, como ratones, aves y caracoles que están comúnmente en los jardines.
  • Algo difícil pero no imposible es impedir que tu gato se relacione con animales infectados.

Enfermedades trasmitidas a los humanos por los parásitos del gato

Tu indefenso gatito puede ser transmisor de varias enfermedades si no controlas esta situación y el animal se infecta de parásitos. Por eso, te invitamos a que conozcas las más destacadas.

  • Toxoplasmosis: es una enfermedad transmitida por el parásito toxoplasma gondii y habita en los gatos. Asimismo, te puedes contagiar si manipulas las heces sin la protección adecuada y no te lavas las manos posteriormente.  Esta afección es mortal para el feto en el caso de contagio de mujeres embarazadas.
  • Toxocariasis: la trasmite el parásito toxocara cati que afecta al gato. El contagio se produce por las heces del animal, pero en este caso cuando se ingieren. Puede ocurrir con los niños al manipular la arena donde defeca tu mascota y ocasiona incluso ceguera en los humanos.
  • Giardasis: esta infección la causa el parásito giardia intestinalis. Se contagia al humano por medio de las heces y causa trastornos intestinales como diarreas, dolores, fatigas y náuseas. 
  • Enfermedad de Lyme: la bacteria se trasmite del gato al humano a través de las garrapatas. Puede causar enfermedades cardíacas, parálisis facial, meningitis, artritis, entre otras.
  • Alergias: es muy común que algunas personas presenten alergias a los gatos, debido a la sensibilidad a la glicoproteína, la cual es una proteína presente en este animal.
  • Infecciones: las más frecuentes se generan como consecuencia de los arañazos o mordeduras de tu gato, lo cual ocurre si no se atienden a tiempo y permiten la entrada de bacterias a tu organismo

Lo más aconsejable para tener a tu gato saludable es la prevención. Aunque tu gato tenga una apariencia sana, debes llevarlo al veterinario de forma habitual para su revisión. Además, es necesario realizar técnicas de laboratorio que detecten parásitos que puedan robarle los nutrientes en silencio y retardar su crecimiento y desarrollo.



Deja un comentario

COMPARTIR