Inicio  >  Blog  >  Actualidad
Animales exóticos que se pueden tener como mascotas
22 Jul

Animales exóticos que se pueden tener como mascotas

Índice

Las macotas tienen diferentes formas, tamaños, colores y especies. Entre las más populares en todo el mundo están gatos y perros, peces, pájaros, conejos, hámster, hurones, caballos y algunos reptiles.

Si bien muchos de nosotros encontramos a nuestras mascotas domesticadas a través de refugios y criadores, existe un creciente interés en la tenencia de animales exóticos.

Hoy te hablaremos acerca de las especies exóticas que se pueden tener en casa, pero resaltando la importancia de hacerlo responsablemente, ya que no es un juego y es necesario que te informes al respecto.

¿Es peligroso tener animales exóticos?

Una mascota exótica se puede describir como un animal no domesticado que se considera salvaje.

Algunas personas simplemente no pueden observar el comportamiento único y llamativo de una especie, cuando ya quieren tenerla en su hogar sin darse cuenta de que podría requerir un cuidado altamente especializado y caro, tener necesidades sociales complejas y ser potencialmente peligroso.

En general, por muy manso que pueda parecer el animal o así reciba un buen cuidado de tu parte, siempre van a existir riesgos al tener este tipo de mascotas, ya que pueden tener comportamientos impulsivos debido a sus instintos.

Además, se requiere que solicites un permiso ante la agencia estatal de vida silvestre para mantener a ciertas especies exóticas como mascotas. También puede haber reglas y ordenanzas locales para los tipos de animales que puedes mantener en tu propiedad.

Se recomienda que primero consultes las leyes y regulaciones de tu estado y ciudad. Incluso algunos domesticados, como pollos, cabras o cerdos, pueden tener regulaciones sobre la propiedad en tu área.

Al considerar la adopción o la compra de una especie exótica, la investigación acerca del animal es clave para garantizar que el que vayas a adquirir no forme parte del comercio ilegal de vida silvestre, no provenga de la naturaleza y no contribuya a la disminución de la población de una especie en su hábitat nativo.

Es importante tener en cuenta que este tipo de animales puede tener necesidades sustancialmente más especializadas que un perro o un gato.

Por ejemplo, muchas especies de primates, como monos o lémures, viven y prosperan en grupos sociales. Esto significa que pueden confiar en otros individuos dentro de la misma especie para socializar, comer, arreglarse, comunicarse, criar a los jóvenes e incluso protegerse contra los depredadores.

Cuando una de estas especies, que normalmente son del tipo social, son apartadas de otros miembros, puede hacer que sufra y experimente un bienestar deficiente, incluso puede llegar a ser potencialmente agresivo.

Es por esto que resaltamos la importancia de ser responsables y educarnos antes de considerar siquiera adquirir un animal no domesticado.

Animales exóticos permitidos

A continuación reseñamos algunas mascotas exóticas que puedes tener legalmente en tu propiedad, y que sólo requieren de una licencia especial.

Recuerda que es importante documentarse e investigar muy bien acerca de estas especies antes de adquirirlas, para que te asegures de que puedas mantenerlas y darles una calidad de vida adecuada.

Capibara y Mara (o liebre de la Patagonia)

El capibara es uno de los roedores más grandes del mundo, que puede pesar hasta 68 kg. Son semiacuáticos, por lo que si estás buscando adoptar uno, definitivamente necesitarán acceso al agua para nadar.

Pueden ser una mascota agradable que claramente no es un peligro para aquellos que no están involucrados en su cuidado.

Aunque en su mayoría son adorables y dulces, los capibaras pueden ser desafiantes, ya que su domesticación es de data reciente, lo que significa que muchos de sus instintos de supervivencia siguen siendo fuertes, por lo que existe la posibilidad de que muerdan si se sienten amenazados.

Les va mejor en grupos, ya que son extremadamente sociales, por lo que se sugiere evitar tener uno solo.

En el caso de la Mara o liebre de la Patagonia, es una versión más pequeña y terrestre del Capibara (ambos están estrechamente relacionados con los conejillos de Indias), que requieren de un amplio terreno para deambular.

Antes de considerar adquirir alguno de estos redores es esencial verificar que sean legales en tu área. A partir de ahí, traer este animal a tu hogar implica dedicación.

Estos roedores inteligentes, cariñosos y grandes pueden ser mascotas gratificantes, pero tienen un alto coste debido a la comida, la piscina y el refugio necesarios para mantenerlos felices y saludables.

Dragón barbudo

Este reptil es originario de Australia y son buenas mascotas, ya que tienen una naturaleza tranquila y son relativamente fáciles de cuidar.

Pueden crecer hasta 2 pies de largo, por lo que necesitarás un amplio espacio para que puedan vivir en tu hogar.

Aunque les encanta que los carguen y manipulen, aún querrás lavarte bien las manos después.

Zorros Fennec

Esta especie proviene del continente africano y son la raza de zorros más pequeña del mundo, alcanzando aproximadamente solo 2 kg de peso cuando están completamente desarrollados.

Su comportamiento se parece mucho al de un perro o un gato. Por lo general, es juguetón y enérgico como el perro, y también independiente como el gato.

Actualmente son unos de los mamíferos exóticos más populares. Esto se debe a que son fáciles de manipular.

A diferencia de otros zorros, son buenos animales domésticos. Muchos usan una caja de arena con diferentes niveles de consistencia. Sus excrementos suelen estar secos ya que este habitante del desierto conserva el agua de manera muy eficiente.

El cuidado del zorro Fennec puede ser comparable al de un hurón de alto mantenimiento. Un recinto razonable para este pequeño mamífero debe ser mínimamente como el del hurón de varios niveles.

Por lo general, viven entre 10 y 15 años, por lo que comprar un zorro fennec es un compromiso, como con todas las mascotas.

Erizo o puercoespín

Cuidar de un erizo puede ser similar al cuidado que le darías a roedores como los hámsters o los conejillos de indias.

Necesitarán una jaula, comida, agua, un escondite y un lugar para hacer sus necesidades fisiológicas.

Ajolote

La cara extraña pero también dulce del ajolote está mandando cada vez en más hogares.

Esta criatura es un tipo de salamandra nativa de México. Al igual que los peces, los ajolotes son mascotas destinadas a la observación, no al juego.

Estas salamandras tienen una piel delicada que no tolera su manipulación. En cambio, prefieren tener un depósito grande y fresco con un fondo de grava para ellos solos.

Si los propietarios están atentos a la calidad del agua y la dieta de sus mascotas, estos animales pueden vivir de 10 a 15 años.

Ayuda el hecho de que tienen increíbles habilidades regenerativas, pudiendo sanar rápidamente e incluso regenerar extremidades.

Chinchilla

La chinchilla es un miembro de la familia de los roedores, pero es, desafortunadamente, una de las más destructivas.

Ser propietario de una chinchilla requiere un tipo especial de experiencia y paciencia. No les gusta que los abracen, pero les encanta correr y jugar.

Pueden aburrirse con relativa facilidad, por lo que necesitarán muchas cosas "divertidas" para entretenerlos.

Mientras la chinchilla se obtenga legalmente (no se capture de la naturaleza), es legal tener una y no requiere de licencia.

7220.jpg

Ualabí o Walabí

Este marsupial, originario de Australia, se está convirtiendo en una mascota popular en ese país. Muy parecido al canguro, a menudo se denominan "mini canguros".

Los Ualabí son realmente exóticos, ya que no son como cualquier mascota que hayas tenido antes. Si bien se comportan relativamente bien, los dueños deben estar preparados para las diferencias que implican estos animales.

Los marsupiales requieren un patio grande y seguro para correr y esconderse. Los Ualabí tienen una variedad de comportamientos extraños, como la salivación, lamer las patas y la regurgitación de alimentos.

Es importante que los propietarios de esta especie sepan las diferencias entre el comportamiento problemático y el comportamiento normal de estas criaturas.

Al no ser un exótico tan común, debes verificar que efectivamente esté permitido en tu ciudad y cómo adquirir la licencia, ya que posiblemente necesites obtener una.

Gatos Servales

Si bien estos gatos se ven engañosamente lindos, pero en realidad son salvajes. Se pueden encontrar en las praderas de África, y ahora en los hogares de las personas.

A diferencia de los gatos Savannah, que han sido domesticados hasta cierto punto, los servales son verdaderas criaturas salvajes. Esto puede plantear grandes desafíos para aquellos que deciden tomar al animal como mascota.

Sobre todo porque estos felinos continuarán rociando, saltando, cazando y trepando en tu hogar como lo harían en la naturaleza. Los expertos advierten no adquirir uno a menos que tengas la experiencia, el espacio y la paciencia necesarios para asumir la tarea.

Además, para tener uno de estos felinos, debes tener licencias especiales.

Tarántula

Para aquellos fascinados por el mundo de los bichos, las tarántulas son una excelente opción. Son únicos y darán escalofríos en la columna a la mayoría de las personas. Entonces es amor u odio a primera vista.

Pero si es amor, será largo, porque las tarántulas viven entre 10 y 25 años con el cuidado adecuado.

Una vez que obtienes una, es muy fácil instalarla en casa. Simplemente no la dejes deambular libremente.

Pitón bola

De la misma familia de serpientes que las boas, las pitones bola son un tipo de constrictora, lo que significa que matan a sus presas al constreñirlas y sofocarlas.

Aunque son más pequeñas que las boas, pueden alcanzar hasta 3 o 4 pies de largo y vivir un promedio de entre 20 y 30 años.

Al igual que otras serpientes (y muchas otras mascotas), necesitará el recinto, la comida y el ambiente adecuados para estas.

Tenencia responsable de animales exóticos

Hoy día hay una tendencia creciente de adquirir mascotas exóticas. Muchos de estos animales alegran a sus dueños y, a menudo, estas especies parecen contentas con su situación de vida.

No obstante, es necesario resaltar la importancia de la responsabilidad que se debe tener antes de comprar o siquiera pensar en adquirir alguno. Sobre todo, por el riesgo potencial de abandonarlos fuera de su "hábitat" y las consecuencias que esto trae, como la invasión del ecosistema.

¿Qué son las especies invasoras?

Son una amenaza para las regiones de biodiversidad cuando entran en su hábitat sin pertenecer realmente a este. Esta propagación de especies invasoras se genera principalmente por la liberación de exóticos en la naturaleza.

Además, liberar estos animales en la naturaleza es ilegal en la mayoría de los Estados y puede ser un riesgo para las poblaciones nativas de vida silvestre.

Posibles riesgos para los animales

Algunas personas que tienen exóticos, a menudo intentan cambiar la naturaleza del animal en lugar de la forma del cuidado que les da.

Estas tácticas incluyen el confinamiento en recintos pequeños y estériles, el encadenamiento, palizas "hasta la sumisión" o incluso las mutilaciones dolorosas, como el deshuesado y la extracción de dientes.

Evidentemente, este tipo de prácticas no son en nada aconsejables, y si no tienes la experiencia ni la paciencia para cuidar de estos correctamente, lo mejor es no adquirirlos.

Otro gran riesgo para su salud es que cuando un individuo se da cuenta de que ya no puede cuidarlo, recurre a los zoológicos y otras instituciones, como los santuarios, para librarse de la responsabilidad.

Sin embargo, no todos los zoológicos e instituciones acreditadas pueden mantener todas estas especies no deseadas. En consecuencia, la mayoría son sacrificados, abandonados o condenados a vivir en condiciones deplorables.

Puntos clave a considerar

  • Muchas especies tienen necesidades de cuidado complejas que solo pueden satisfacer personas con capacitación especializada en instalaciones autorizadas y debidamente equipadas. Investiga bien si el animal que quieres adquirir requiere este tipo de cuidados.
  • Debes asegurarte con el vendedor si la especie que vas a adquirir fue criada en cautiverio por un criador acreditado.
  • Existe tráfico ilegal de especies exóticas que son transportados en condiciones deplorables e incluso algunos hasta mueren.
  • Nunca los liberes en la naturaleza, ya que a menudo no son aptos para sobrevivir y pueden terminar por sufrir una muerte trágica.
  • Es necesario que sepas si en tu zona hay veterinarios de especies exóticas que dispongan del equipo necesario, ya que estos veterinarios son menos comunes que los que atienden animales pequeños, como gatos, perros, conejos, etc. Esto es muy importante para que reciban el control médico que necesitan.
  • Otra consideración es la presencia de otras mascotas en el hogar. Una casa con gatos de interior puede no ser el lugar adecuado para una chinchilla, por ejemplo.
  • Asegurar que tus compañeros viejos sean compatibles con los nuevos es uno de los factores más importantes a tener en cuenta. Innumerables exóticos son reubicados o abandonados cada año debido a problemas con otras mascotas.


Deja un comentario

COMPARTIR