Inicio  >  Blog  >  Actualidad
¿A qué edad dejan de crecer los perros?
03 Sep

¿A qué edad dejan de crecer los perros?

Índice

Hay muchas razones por las que podrías querer saber cuándo deja de crecer tu cachorro. Tal vez quieras saber cuándo cambiar a comida para adultos o cuándo comprar la cama definitiva para tu mascota.

También cuándo empezar el entrenamiento de agilidad, pero tener claro antes si sus articulaciones están listas.

Sea cual sea el motivo por el que quieres saber a qué edad deja de crecer tu perro, lo que podemos afirmar, como ocurre con muchas preguntas sobre perros, es que todo "depende".

Así que echemos un vistazo a algunos de los principales factores que indican cuándo tu compañero canino ha alcanzado su máximo tamaño y cómo son las etapas de crecimiento de los perros.

¿Qué tan rápido crecen los perros?

Uno de los principales factores que determinan durante cuánto tiempo seguirá creciendo un perro es la raza. Por ejemplo, los más pequeños tienden a alcanzar su estatura madura a un ritmo más rápido que las razas más grandes.

Un chihuahua, la raza más pequeña, habrá alcanzado su tamaño completo entre los 10 meses y el año. No solo crecen más rápido, sino que también alcanzan la madurez mental más rápidamente que las razas grandes.

Los perros de razas “toy” pueden alcanzar el crecimiento completo a partir de los 9 o 10 meses de edad, mientras que algunas de las gigantes pueden tardar de 18 a 24 meses en alcanzar por completo su masa y crecimiento final.

Las de tamaño pequeño a mediano, como beagles, poodles y cocker spaniels, tardan un poco más que los “toy” en alcanzar su tamaño completo. Estas razas terminan de crecer aproximadamente entre los 12 y 15 meses. Alrededor de los 18 meses alcanzan su peso adulto.

Las razas de tamaño mediano, como los labradores, collies y boxers, también crecen completamente alrededor de los 18 meses.

Esto quiere decir que si has pensado que una vez que tu cachorro alcance un año de edad será completamente adulto, y has elegido una raza  grande, es posible que no sea sino hasta el segundo año que deje de crecer.

¿Por qué a las razas de mayor tamaño les lleva más tiempo crecer y ser adultos? Ante esta interrogante no hay una respuesta concluyente, no obstante, es posible realizar suposiciones debidamente fundamentadas.

Por ejemplo, algunas razas de perros muy pequeñas permanecen "del tamaño de un cachorro" una vez que han crecido por completo, lo que significa que físicamente no necesitan crecer tanto como, por ejemplo, un husky siberiano.

Por el contrario, cuando el salto entre la edad de cachorro y el tamaño adulto es muy drástico, es lógico pensar que al perro le tomará algún tiempo pasar por el desarrollo necesario de los huesos y músculos para alcanzar su tamaño completo.

perro-edad-de-crecimiento.jpg

¿Qué pasa con los mestizos?

¿Es posible determinar cuándo un cachorro de raza mestiza alcanzará su tamaño completo y qué tan grande será entonces? Desafortunadamente no existe una forma de saberlo con certeza.

Incluso si se estuviese un 100 ? seguridad sobre la composición genética del cachorro, no hay forma más que presentar una estimación aproximada del tamaño y la tasa de crecimiento resultante.

Un veterinario puede intentar hacer una suposición muy bien informada sobre estos factores, pero no hay manera de garantizar su precisión, en especial con los perros cuyos antecedentes genéticos se desconoce o para los que han sido producto de generaciones de razas mixtas. En este caso, lo mejor que se puede hacer es una prueba de ADN.

Si prefieres no hacerlo, pero te gustaría saber con seguridad cuándo ha alcanzado el tamaño adulto, puedes ordenar hacer una radiografía cuando tu mascota haya crecido hasta lo que tú consideres que puede ser su tamaño adulto.

Esta radiografía verificará si las placas de crecimiento se han cerrado y, si lo han hecho, significa que tu perro ha crecido por completo.

Etapas de crecimiento

Aunque el desarrollo y crecimiento de un perro puede variar según la raza, hay ciertas etapas que todos tienen en común.

Recién nacidos

Son totalmente dependientes de su madre, ya que nacen con ceguera, desdentados y sordos. No pueden defecar ni orinar por sí mismos, así como tampoco regular su temperatura.

Es por esto que dependen tanto de sus compañeros de camada y de su madre para poder mantenerse calientes. Además, son estimulados a defecar y orinar cuando su madre los lame.

Un cachorro privado de estas condiciones puede morir rápidamente de hipotermia. Generalmente cuando tienen frío y se sienten solitarios, chillan en voz alta para alertar a su madre de su situación.

Cuando son lavados con la lengua por su madre, los cachorros experimentan por vez primera la importante sensación de ser acariciados. La madre los lame por todas sus partes para limpiarlos y con esto de igual manera los estimula a orinar y defecar.

Período neonatal: desde el nacimiento hasta las 2 semanas

Al no tener desarrollados los sentidos de la vista y el oído, dependen completamente del tacto y el olfato para poder alimentarse de las mamas de su madre.

El proceso de la lactancia en los cachorros es esencial debido a que la leche cuenta con anticuerpos que les ayuda a tener inmunidad y protección durante esta etapa de vida.

Es importante destacar que gran parte del tiempo durante este período duermen y se despiertan para amamantarse. Aún su capacidad de locomoción es muy limitada y solo pueden gatear o arrastrarse con sus pequeñas patas delanteras.

Período de transición: semana 2 a 4

Semana 2-4: etapa de transición

Al pasar 15 días de su nacimiento, el cachorro poco a poco va cambiando: sus orejas y ojos comienzan a abrirse después del día 10.

Comienzan con sus primeras interacciones con su madre y otros perros, así como a imitarlos, por lo que el cachorro empieza a emitir gruñidos, chillidos o pequeños ladridos.

Generalmente, después del día 15, es que logran mantenerse sobre sus patas y después del día 21 comienzan a dar sus primeros pasos inseguros. A partir de este momento, comienza a acelerarse su desarrollo sensorial y locomotriz, y el pequeño cachorro empieza a ser más independiente.

Se vuelven juguetones con sus hermanos de camada, exploran su entorno y pueden empezar a probar comida sólida, ya que progresivamente se produce la erupción de sus dientes, hasta finalmente tener su dentadura de leche completa a las 5 o 6 semanas. Además tienen mucho más control al momento de hacer sus necesidades.

Período de socialización: semana 4 a 12

Uno de los períodos más importantes, ya que es la fase en la que hay más interacción social y se crean vínculos importantes para el cachorro, tanto con sus dueños como con otros perros. Empieza a partir de la semana 3 y puede durar hasta la 10.

Valga acotar, que en esta etapa, a partir de la semana 7 u 8, se hace necesario iniciar el calendario de vacunación, en las que se incluyen el parvovirus, moquillo y parainfluenza canina. Luego, los refuerzos se colocan en la semana 10 o 12. Todo va a depender de lo que diga tu veterinario de confianza, pero es muy importante que en esta etapa se comiencen con las vacunas.

Período juvenil: 10 a 16 semanas

La curiosidad sin límites se despierta cuando tienen esta edad, por lo que muestran mucha energía, resultando un tanto exasperante la hiperactividad de los cachorros.

Debido a estos altos niveles energéticos, es la etapa perfecta para que comiences con sus entrenamientos y los ayudes a drenar todo ese entusiasmo.

También es importante que en este período lo eduques para que tenga un buen comportamiento, ya que es cuando aprenden sobre las consecuencias que puede tener cierto comportamiento.

 

Además, ya para la etapa juvenil es cuando termina su proceso de crecimiento en cuanto a la altura. Especialmente los perros de razas grandes, ya que a diferencia de los pequeños, su proceso de crecimiento lleva más tiempo.

De 4 a 6  meses

Durante esta etapa crecen tan rápido, que casi se puede notar diariamente. Tu mascota no solo puede ponerte a prueba y desafiarte, sino que este es el período en el que también descubren dónde se encuentran con otras mascotas en el grupo.

Se generan algunas peleas y juegos. Es un hecho entre los perros que los mayores les enseñan a los cachorros los límites.

Adolescencia: entre 6 y 12 meses

A esta edad son muy enérgicos y les va bien con el juego estructurado y el ejercicio.

El entrenamiento y la socialización continua son vitales para garantizar que tu perrito sepa comportarse cortésmente ante otros perros o animales, como gatos, así como con otras personas, incluidos niños y extraños de todas las edades, tamaños y apariencia.

En gran medida, el crecimiento en cuanto a la altura finaliza en esta etapa, aunque pueden seguir ganando cuerpo, masa, músculos y peso. Especialmente los de razas grandes, ya que a diferencia de los pequeños, su proceso de crecimiento lleva más tiempo.

En cuanto al pelaje de cachorro, comienza a ser reemplazado por el de adulto.

Madurez social: entre 1 y 2 años

Dependiendo de la raza, tu mascota será físicamente madura a esta edad. Los de menor tamaño suelen madurar antes mientras que las de mayor tamaño lo harán más tarde.

La madurez social de tu cachorro también puede depender de su experiencia con otros animales. La socialización y el entrenamiento continúan a lo largo de su vida, porque siempre habrá cosas nuevas que tengan que aprender o lecciones antiguas que revisar y practicar.

Después de todo, la alegría del primer o segundo año de tu cachorro predice una vida de amor por venir.

edad-en-crecimiento-perro.jpg

Recomendaciones para un crecimiento sano

Si quieres que tu mascota tenga un desarrollo adecuado y buena salud, es importante que tengas en consideración lo siguiente:

Nutrición

Es normal que como dueño sientas preocupación de cómo la dieta afecta su desarrollo, y por una buena razón: los cachorros necesitan una dieta nutricionalmente equilibrada para evitar el retraso en el crecimiento.

La comida para cachorros especialmente formulada es la mejor opción para proporcionar esto, pero no es esencial.

Mientras tu mascota obtenga suficientes nutrientes y minerales vitales, una alimentación levemente insuficiente o el cambio a la comida para adultos demasiado pronto no afectará gravemente el crecimiento.

De hecho, es más peligroso sobrealimentar, ya que esto puede causar obesidad y dañar las articulaciones en desarrollo.

Es recomendable que no cambies a alimentos para adultos basándote en el tamaño. Esta decisión depende de la edad del perro y de si ha dejado de crecer, por lo que es mejor consultar a tu veterinario.

Vacunas y desparasitación al día

Es muy importante que durante su primer año de crecimiento cumplas con rigurosidad el calendario de vacunación y desparasitación que haya pautado tu veterinario.

Cualquier tipo de infección y enfermedad que no se trate como es debido puede afectar su proceso de desarrollo, especialmente los gusanos intestinales, como los anquilostomas y los gusanos redondos, que retrasan el crecimiento si la infestación es muy grave.

Es por esto que los controles veterinarios son indispensables para que tu cachorro tenga una salud y crecimiento óptimos.

No esterilizar antes de tiempo

Existen evidencias de que la alteración temprana (antes de las 16 semanas) puede retrasar el cierre de las placas de crecimiento, lo que hace que el perro crezca más de lo que lo haría de otra manera.

Esta diferencia de altura puede no ser obvia, pero potencialmente puede causar problemas en las articulaciones más adelante.

Este período es mucho antes de lo que se recomienda esterilizar o castrar a la mayoría de los perros.

Las hembras por lo general pueden esterilizarse a partir de los 6 meses de edad, mientras que los machos se castran a partir de los 6 o 7 meses.

Sin embargo, existen excepciones en determinadas circunstancias médicas, por lo que debes seguir los consejos de tu veterinario.

Limitar rutinas de ejercicio o entrenamiento pesado

El ejercicio y los juegos son indispensables para el desarrollo de un cachorro, pero actividades que requieran mayor demanda física, como atravesar pistas de obstáculos, saltar o carreras de agilidad, no son recomendables mientras no estén completamente desarrollados.

Esto se debe a que los cachorros todavía tienen placas de crecimiento abiertas, que pueden dañarse con una intensa actividad.

Si quieres saber si estas placas se han cerrado y ya tu mascota está completamente desarrollada, debes llevarlo al veterinario para que le realicen una radiografía.



Deja un comentario

COMPARTIR