Inicio  >  Blog  >  Actualidad
A mi perro le fallan las patas delanteras
08 Sep

A mi perro le fallan las patas delanteras

Índice

Es muy cierto que no se necesitan muchos días para que ese perro que llega como una simple mascota, se vuelva uno más de los miembros de la familia. Por eso, cuando le sobrevienen problemas de salud que le impidan llevar su vida diaria con normalidad, existe gran preocupación y desesperación por querer buscar una solución.

Uno de esos problemas es la incorrecta motricidad de las patas, discapacidad que afecta a una gran cantidad de perros y que se puede producir por múltiples causas. Pero, no hay por qué preocuparse más, ya que aquí te daremos los consejos esenciales para evitar esto e intentar solucionar la parálisis de las extremidades delanteras de tu amado perro.

Parálisis en las patas o miembros delanteros

Ahora, profundizando un poco más en el tema de discapacidades motoras de los perros, es importante decir que cuando se trata de las patas delanteras, su vida se verá mucho más afectada. De manera que la mayoría de los dueños al ver cómo su querido compañero tiene que sufrir y luchar para realizar las tareas más comunes, optan por la opción de sacrificarlo.

Pero esta no es la única salida, los canes no lo tienen todo perdido. Existen diversas técnicas y tratamientos para ayudarles a recuperar la felicidad en sus vidas sin tener que pensar en acabar con su vida. Solo se requiere un poco de esfuerzo.

Gracias a los novedosos avances en la medicina veterinaria se ha hecho posible que los perros con problemas de parálisis puedan curarse por completo y, en casos muy graves, les da opciones para poder adaptarse a su nueva forma de vivir y continuar como si nada les hubiera pasado.

no-puede-andar-perro.jpg

Principales causas que pueden provocar la parálisis en los perros

Antes de empezar a buscar una solución es necesario conocer las causas que pueden provocar este tipo de parálisis a los compañeros de 4 patas. Existen diversos problemas que pueden comprometer la habilidad motora de los miembros superiores de un perro. 

Principalmente, son 4 las causas por las que puede quedarse sin la movilidad parcial o total de sus patas delanteras:

  • Un traumatismo, en otras palabras, un golpe, una caída, un mal movimiento, etc.
  • Debido a una enfermedad, que puede ser congénita o adquirida mediante la picadura de ciertas garrapatas o por una bacteria o virus.
  • También se pueden presentar situaciones en las que el animalito consuma por accidente un producto químico o un insecticida que le produzca envenenamiento.
  • Un quiste o tumor en la columna vertebral o en otra zona relacionada con la movilidad.

Diferentes traumatismos causantes de la parálisis

Para que un traumatismo pueda llegar a provocar una lesión parcial o total en las patas delanteras del peludo amigo, este tiene que ser un golpe contundente que afecte los discos vertebrales del plexo raquídeo cervical, el cual inerva los músculos de los miembros superiores. Por lo tanto, si esta estructura se altera o afecta, se verá comprometido todo el sistema que controlan estos nervios.

Dependiendo del traumatismo sufrido por el animal, el daño puede ser clasificado como: total, medio o mínimo. Cuando el daño es total, el perro no podrá realizar ningún movimiento en sus patas delanteras, representando para este un completo reto llevar a cabo hasta las tareas más simples, como comer, tomar agua, defecar y caminar.

Si el daño es medio o mínimo, el perro podrá mover, aunque muy poco y con dificultad, sus miembros delanteros. Todo depende del daño causado, pero por lo general, cuando los perros tienen dificultad para mover sus patas delanteras, aunque que sea de forma leve, ésta irá volviéndose cada día más pronunciada, ya que los daños sufridos en los nervios que inervan los músculos suelen ser degenerativos.

Por eso, en cualquiera de estos casos, es fundamental encontrar la solución antes de que la parálisis sea más severa y por tanto más difícil de solucionar. Así que al observar cualquier signo que revele dificultad de movimiento se debe acudir a una clínica especializada donde se evalúe la situación con cuidado.

Enfermedades que pueden causar parálisis en las extremidades delanteras

Existen enfermedades que pueden provocar parálisis motora en los perros y en estos casos la solución a dicha discapacidad es completamente distinta a la solución que se puede dar a un espécimen que ha sufrido un traumatismo. Seguramente requerirá de un tratamiento farmacológico específico.

Antes de buscar soluciones, hay que determinar las enfermedades que son más propensas a producir daños en los sistemas relacionados con la articulación de los miembros superiores de los perros. 

Empezaremos por las más comunes, como lo son la rabia y la parálisis producida por las garrapatas Dermacentor y Amblyomma cuando pican y se quedan varios días en contacto con la sangre de los perros.

La rabia: La rabia es una enfermedad que tiene distintas fases y que ataca el sistema nervioso de los caninos, por lo tanto cuando ya está en las fases más avanzadas,produce parálisis facial y total del cuerpo hasta llegar a provocar convulsiones y, finalmente, la muerte.

Garrapatas: Las garrapatas son uno de los problemas más usuales en los perros y si tiene el pelo largo hay muchas más posibilidades de adquieran dichos parásitos. 

Cuando los perros se infestan de estos animales y no son tratados, se puede producir el “mal de las garrapatas”, el cual produce espasmos, convulsiones, diversas parálisis que pueden ser mortales pero que con el correcto tratamiento pueden ser solucionadas rápidamente.

Moquillo: Es una enfermedad de tipo viral, es decir, una enfermedad producida por un virus, la cual tiene distintas etapas de evolución que producen síntomas como tos y salivación, hasta espasmos, convulsiones y parálisis total. 

Afecta solamente a los cachorros que no han sido vacunados y han padecido bajas temperaturas.  Debido a que es una enfermedad viral, la evolución de esta va atacando desde los sistemas más simples hasta los más complejos, como el sistema nervioso, y es en este momento cuando se pueden producir los espasmos, las convulsiones y la parálisis.

fallan-piernas-perro.jpg

Principales complicaciones derivadas de una parálisis en las patas delanteras

Teniendo conocimiento acerca de las principales causas por las cuales un perrito puede perder la movilidad de sus miembros superiores, es importante mencionar las consecuencias que pueden sobrellevar no corregir este problema a tiempo.

El problema más común que empiezan a padecer es la depresión, y suele aparecer rápidamente, puesto que nuestro amigo al ver y sentir que no puede hacer lo que antes hacía con tanta facilidad, se sentirá triste. Esta situación hace que muchos perros dejen de comer, de intentar moverse y finalmente de vivir.

ES importante mencionar que los problemas para comer también van de la mano con la depresión, ya que los perros usan sus patas delanteras para apoyarse mientras degustan de sus alimentos, y al no poder hacerlo, la tarea de alimentarse será una actividad sumamente estresante para ellos.  

Otra complicación es la aparición de escaras o úlceras que se producen por la presión repetida sobre alguna zona del cuerpo del perro a causa de la inmovilidad. Esto puede generar infecciones y otras molestias para el animalito.

Las mejores soluciones para la parálisis de las patas delanteras en caninos

Aquí es cuando se terminan las malas noticias para estas mascotas y sus dueños, ya que sí hay posibilidades de recuperar la esperanza de volver a ver a este familiar de 4 patas caminando y haciendo sus tareas con normalidad. 

Estas soluciones van variando, dependiendo del tipo de parálisis, si es leve, media o severa. También dependiendo de la causa de la parálisis hay una solución adecuada en cada caso, pero esto lo deberá determinar el médico especialista.

Lo esencial es saber lo lastimado que está tu mascota y la severidad de la parálisis. Para esto, se debe llevar con los expertos para que lo valoren y comprueben la gravedad de la parálisis

Muchas veces, las soluciones pueden incluir cirugía, tratamiento con fármacos antinflamatorios y terapia. Obviamente, los resultados dependerán de la severidad de la lesión o de la causa que haya provocado la parálisis.

Teniendo en cuenta esto, hay opciones que pueden ayudar al perro a mejorar o a tener una mejor calidad de vida. Entre estas opciones están:

Soluciones mecánicas

Son aquellas en las que se usan instrumentos y diferentes dispositivos para ayudarles a caminar y evitar que se hagan daño en sus patas delanteras en su desespero por usarlas como apoyo. 

Está el arnés que es un conjunto de cuerdas y cintas que se encargan de ayudar a nuestro amigo a caminar mientras este aún no pueda moverse con facilidad. También está la silla de ruedas que es un sistema de cuerdas, cintas y ruedas que se encargan de añadir apoyo y movilidad para los perritos que han perdido la capacidad de usar las patas delanteras por completo.

Existen diversos modelos de sillas y arneses, uno adecuado para cada tipo de lesión y tamaño de perro.  Además, estos dispositivos se suelen adaptar de manera individualizada a cada situación y usuario, por eso su adquisición debe estar orientada por el especialista.

Tratamientos alternativos 

Existen terapias diseñadas para ayudar a reactivar y a regenerar los tejidos nerviosos y musculares de los miembros superiores. 

Entre las más conocidas está la terapia de agua, o también llamada hidroterapia, que consiste en llevar continuamente a nuestros perritos a nadar en piscinas bajo la supervisión de un profesional, quien se encargará de sostener, apoyar e incentivar a nuestro perrito a nadar.

La hidroterapia es una técnica muy eficiente para la rápida regeneración de las patas delanteras de nuestros amigos caninos, ya que el constante estímulo, más la presión que el agua ejerce sobre sus patas ya es suficiente para que sus músculos vuelvan a activarse y poco a poco a salir de la parálisis.

Pero si en el lugar de residencia no hay ningún sector dónde se pueda realizar la hidroterapia, también se puede optar por una magnetoterapia, en la cual le pondrán imanes alrededor del cuerpo que estimularán la reconstrucción nerviosa en los músculos afectados.

Otro tratamiento alternativo es la acupuntura, que tiene muy buenas críticas y excelentes resultados según los últimos estudios realizados en la recuperación de la parálisis canina. El único detalle que se debe tener en cuenta para este tratamiento alternativo es localizar a un especialista que realice el tratamiento perfectamente, ya que es un proceso delicado.

Como has podido ver, existen diversas variantes y opciones para poder ayudar a un perrito discapacitado en la rápida recuperación y así permitirle la realización de sus actividades comunes y corrientes sin traumas. 

Los perros son seres muy resistentes y perseverantes, por eso con un poco de amor y colaboración de sus dueños estos pueden conseguir una recuperación completa o parcial de esta dolencia.

A veces, la solución no es tan complicada, los perros con solo ver la preocupación y el esfuerzo de su amo por ayudarle a recuperar la felicidad, recobran su ánimo y ahí es cuando los tratamientos realmente funcionan. Por eso, es muy importante no perder las esperanzas y siempre seguir luchando por ese miembro de la familia tan especial y leal.



Deja un comentario

COMPARTIR